El consumo del sector industrial aumentó un 20%, impulsado por UPM II

0
83

El Balance Energético Preliminar fue publicado por la Dirección Nacional de Energía (DNE) del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM). Este informe no sustituye al Balance Energético Nacional (BEN), sino que constituye una primera aproximación a la información anual de oferta y demanda de energía a nivel nacional.

En el transcurso del año 2023 se observó un ligero incremento en la contribución de fuentes renovables a la matriz eléctrica, alcanzando un 92%. Sin embargo, la producción de electricidad experimentó una disminución del 13%, con una notable reducción en las exportaciones, marcando el punto más bajo de la última década. Esto condujo a una alta dependencia de las importaciones eléctricas.

Por otro lado, las emisiones de CO2 del Sistema Interconectado Nacional (SIN) se redujeron en un 6% con respecto al año anterior. En el ámbito industrial, se registraron aumentos considerables en el consumo de fueloil (36%), residuos de biomasa (23%) y coque de petróleo (16%), especialmente en sectores como el papel, celulosa y cemento.

Además, el informe destaca que durante el año 2023, la generación eléctrica disminuyó en un 13% en comparación con 2022, mientras que el consumo final eléctrico aumentó en un 5%. Las importaciones eléctricas alcanzaron un récord de 1398 GWh, mientras que las exportaciones disminuyeron significativamente en un 83%.

En términos de generación eléctrica por fuente, la energía eólica representó el 37%, seguida de la hidroelectricidad (27%) y la biomasa (24%). Las fuentes de energía solar y los combustibles fósiles contribuyeron con un 4% y un 8%, respectivamente, lo que resultó en que el 92% de la generación eléctrica proviniera de fuentes renovables.

En cuanto a la matriz primaria, se observó un crecimiento del 7%, principalmente debido al aumento en el suministro de residuos de biomasa (29%). Sin embargo, la hidroelectricidad disminuyó en un 38% en comparación con el año anterior. El 41% del suministro energético provino de fuentes no renovables, mientras que el 57% provino de fuentes renovables y el 2% fue electricidad importada.

El informe también señala el importante aumento en el consumo final energético del sector industrial (20%), impulsado por la puesta en marcha de la tercera planta de celulosa en el país. Se destaca que esta industria es responsable de gran parte de su propia energía, con la autoproducción de electricidad aumentando del 45% al 52% entre 2022 y 2023.

https://www.cronicas.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA