Paraguay habría reconocido el derecho de Argentina a cobrar peaje en Hidrovía del Paraná

0
227

La secretaria de Energía de Argentina, Flavia Royón, dijo el miércoles que Paraguay reconoció el derecho de su país a cobrar un canon (peaje) a las barcazas que navegan por la Hidrovía del río Paraná y que de lo que se trata en este momento es de discutir el precio, para lo cual se instalará una comisión técnica que evaluará los reclamos cruzados entre los países vecinos por deudas relacionadas con la Entidad Binacional Yacyretá (EBY). “Hoy estuvimos en Paraguay junto con José Beni, de AGP [Autoridad Portuaria Argentina], y [con] directivos de la EBY reunidos con el canciller paraguayo, Rubén Ramírez Lezcano, y su equipo. Se llegó a un punto de acuerdo sobre el derecho de Argentina a cobrar peaje por la explotación de la hidrovía”, dijo Royón en X (antes Twitter). Paraguay cuestiona que Argentina cobre un peaje a las barcazas para financiar el dragado y balizamiento del tramo Santa Fe Norte de la Hidrovía Troncal (VNT). Desde el año pasado, se cobra US$ 1,47 por tonelada de carga transportada por buques procedentes o con destino a puertos extranjeros, mientras que las embarcaciones de bandera argentina pagan un monto simbólico de AR$ 1,47 por tonelada. Este cobro ha sido cuestionado por Paraguay, junto con Uruguay, Brasil y Bolivia, que lo entienden como una medida unilateral “arbitrariamente establecida al margen del Acuerdo de Santa Cruz de la Sierra y demás disposiciones normativas internacionales vigentes.”

Pero, según el embajador argentino en Asunción, Domingo Peppo, lo que se está cobrando no es un peaje, sino una tasa por los servicios de dragado y balizamiento prestados. “Es justo que paguen los que más lo usan, que son los paraguayos”, dijo Peppo a Última Hora. Este conflicto al final trajo viejas deudas de la construcción y compra de la energía generada por Yacyretá. En protesta por el peaje, Paraguay abrió unilateralmente las compuertas del brazo Aña Cuá el jueves pasado, comprometiendo el nivel del embalse necesario para el normal funcionamiento de la central, y sólo las revirtió a su posición habitual tras el reclamo argentino. Desde 1994, la energía allí generada se divide en partes iguales entre los países vecinos, pero como Paraguay sólo requiere alrededor del 15%, el resto se vende a Argentina, que está atrasada en sus pagos. Argentina admite que le debe a Paraguay unos 85 millones de dólares por el suministro de energía, pero Paraguay le debería a Argentina unos 20.000 millones de dólares -intereses incluidos- por la construcción de la represa. En 2017, un acuerdo firmado por los entonces presidentes Horacio Cartes y Mauricio Macri establecía que Paraguay debía a Argentina unos 4.500 millones de dólares. Solo el Congreso de Paraguay ha ratificado este entendimiento. El Parlamento argentino aún debe revisarlo. En este escenario, el Consejo de Embajadores del Paraguay (CEPSIR) destacó el miércoles en un comunicado que varios tratados internacionales respaldan la postura de Paraguay respecto a sus derechos. El Centro de Armadores Fluviales y Marítimos del Paraguay (Cafym) se hizo eco de la declaración. Los miembros del CEPSIR consideran que la decisión unilateral y arbitraria viola los tratados internacionales, tanto bilaterales como multilaterales, muchos de los cuales datan de hace más de 150 años. El documento también contiene una referencia especial al Tratado de Hidrovía Paraguay-Paraná de 1992, que establece que sólo se podrá cobrar una tasa retributiva una vez que el servicio esté efectivamente probado (Artículo IX). También se explicó que el cobro de peaje por parte de Argentina pone en riesgo el comercio exterior de Paraguay. https://es.mercopress.com/

DEJA UNA RESPUESTA