CONFIRMAN CONSTRUCCIÓN DE LA REGASIFICADORA

0
555
282

Argentina aportará logística y recibirá gas natural en un año y medio a más tardar. Tras la reunión de los presidentes Tabaré Vázquez y Mauricio Macri, se anunció que Uruguay seguirá adelante con el proceso de regasificación de gas natural y que Argentina aportará logística para la finalización del proyecto, a cambio de lo cual en un año y medio a más tardar el vecino país recibirá gas natural producido acá.

 

La obra de la regasificadora “se va a cumplir”, dijo el presidente, “y la vamos a terminar en un tiempo prudencial”. Anunció que en marzo llegará al país el principal ejecutivo de Mitsubishi de Japón, que es quien construye el barco regasificador.

Al respecto, los anuncios sobre la obra de la regasificadora motivaron ayer mismo la reacción del Partido Nacional. El líder nacionalista Luis Lacalle Pou adelantó que su partido se propone investigar el proceso de adjudicación al anterior concesionario de la obra. En ese marco, el martes 19 el diputado nacionalista Pablo Abdala presentará una moción de interpelación a la ministra de Industria Carolina Cosse para que explique detalles del acuerdo alcanzado para el cese del concesionario y otros aspectos del proyecto. Según Abdala, el lugar elegido para el emprendimiento no es apropiado. Dijo que los canales de acceso y amarre dragados en su momento ya se anegaron por el sedimento que arrastra allí el río, y que eso ha sido trabajo y esfuerzo perdidos.

“La racionalidad económica indica que es de conveniencia para Argentina utilizar la terminal de regasificación de Punta de Sayago, y esto por varias razones”, indica el informe oficial. Y en su argumentación menciona que la economía argentina ha crecido, y por lo tanto su consumo energético, y al mismo tiempo la producción propia de gas natural no es suficiente para cubrir la demanda. En segundo término, indica que las inversiones que necesita Argentina para autoabastecerse de gas implican varias decenas de miles de dólares durante años. Por último, señala que el vecino país no cuenta con alternativas geográficas para instalar nuevas terminales de regasificación cerca de su principal centro de consumo, el Gran Buenos Aires.

Los presidentes también anunciaron un acuerdo para el monitoreo medioambiental conjunto de los ríos y espacios comunes.

En los hechos esto significa que Argentina ya no ocultará sus análisis sobre el vertido de la planta de UPM. Después de la reunión para el gobierno uruguayo “se terminó” el rechazo a esa producción, según reconoció a El País el embajador en Argentina Héctor Lescano.- Fuentes: El País y El Observador.- (UVM)

DEJA UNA RESPUESTA