LAS COMISIONES ADMINISTRADORAS DEL RIO DE LA PLATA, RIO URUGUAY Y SALTO GRANDE.

0
564

En el Tratado del Rio de la Plata y en Estatuto del Río Uruguay, se crean Comisiones Administradoras con el cometido de lograr un contacto permanente entre las Partes, para posibilitar soluciones en relación al uso y mantenimiento de esos cursos fluviales

Las Delegaciones tienen 5 integrantes por cada Parte, Secretarias Administrativa y Técnica. En Uruguay, por una Resolución, se dispuso que los Delegados fueran expertos, técnicos, designados por Ministerios cuyos cometidos, estuvieran vinculados a esos cursos fluviales. Un representante del MRREE, por ser organismos internacionales, y p.e., MTOP, por dragados, vía navegable, etc., MGAP, por forestación en islas y riberas, pesca, MDN por seguridad y vigilancia, MRREE juristas.

Todos ellos sin remuneración especial, dado que eran funcionarios públicos, a los que se asignaba una tarea dentro de sus obligaciones como tales. Si, cobrarían viáticos, de la escala del MMRREE en caso de traslados.

La Delegación contaba con una partida para su funcionamiento anual.

Los Secretarios Técnico y Administrativo, eran funcionarios internacionales, con salarios en moneda dólar, uno de cada Parte.

En 1985, en la idea que los Delegados tenían un salario en dólares, hubo gestiones para que las designaciones fueran a partidarios políticos como cargos de confianza. Inmediatamente se asignó una remuneración especial en dólares. Así se suplanto a representantes de Ministerios involucrados, por políticos sin banca. Se eliminó la Dirección de Intereses Marítimos de la cual dependían las Comisiones, y controlaban su funcionamiento, obteniendo libertad de acción poco o no controlada de las delegaciones. Tuvo un tiempo moderado, con remuneraciones y dejando algún delegado entendido, que era el que sostenía el palo de la carpa, hasta que a partir del 2005 se deformó fuertemente, la existencia, los cometidos, el concepto de las comisiones. Aparecieron innumerables ingreso de funcionarios, allegados a los políticos, remuneraciones de delegados a 8500 dólares mensuales, con tres días de reuniones por mes, desviación de competencias, fuera de lo indicado en los Acuerdos, creando numerosas asesorías, evidentemente para tener quién conociera lo que había que hacer. Se crearon organismos fuera de lo previsto en los tratados, una huerta, compra de embarcaciones para relevamientos hidrográficos, sin saber para qué y aparecen capitalizaciones a disposición de esas delegaciones.

La CARP,  por auto designación pasa a administrar peajes en Canal Martin García (2013), con recaudaciones de miles de dólares, de los cuales dispone directamente, la CARU, supongo que de los Peajes de los Puentes, pues en llamados a licitaciones aparece aportando miles de U$S.O sea, dineros que debieran ser remitidos al Estado, quedan a disposición de 5 delegados, como si fueran una República aparte. Peor aún. Esas desviaciones, denunciadas largamente, se esperaban que se solucionaran en el cambio de Gobierno. Pero no, Lo mismo se mantuvo, ocupar cargos sin saber los cometidos, generosas retribuciones y posibilidad de nombrar funcionarios por su voluntad y tener posibilidad de publicidad personal, para futuras aspiraciones.

Salto grande, al igual que las otras, utiliza su integración para designaciones políticas. Así como las comisiones de construcción de los puentes, el Estatuto dispones que al concluir la obra, sean absolvías por CARU, con la finalidad de que no hubiere tanta comisión con su personal y sus costos. Ante la gestión de cumplimiento de lo acordado, las comisiones de los puentes pasaron a ser parte de CARU.  Salto Grande, aludió que la obra no estaba terminada, pues no se realizaron las obras para navegación que permitieran el paso al embalse. Cosa que ni siquiera se sabrá si se realiza. Pero se mantiene el recinto para designaciones políticas, desde donde se publicitan emprendimientos fuera de las competencias, se dice de una Hidrovía que a la fecha y vaya a saber si algún día serviría para algo, lo que al presente es solo una fantasía, pero se contrataron estudios privados para conocer la posibilidad, que se sabía sin consultoras privadas pagas, que era una propuesta impresentable. Se habla de dragar, para convertir al río en una vía de gran actividad. La CARU procedió a un dragado millonario en Dólares, aparecieron 3 portacontenedores que operarían en Paysandú y se fundieron a los pocos días. Tenían dragado. Cargas no.

Salto Grande se previó que al pasar a CARU, la parte de energía, en nuestro País, pasaría a UTE, como es lógico, ahorrando costos y designaciones sin razón. Las Comisiones, fuera total de sus cometidos, hoy son recintos para partidarios políticos sin votos, y funcionarios de vinculación política. Lamentable, se destruyeron logros largamente deseados y de ardua conquista, suplantando funcionarios expertos de los Ministerios, por beneficios personales, con aspecto de acomodos caros, con manejo de fondos importantes.

La gran responsable en todo tiempo ha sido y es la Cancillería y la politiquería, la falta de control, de idoneidad, el abuso, el proceder en custodia de formas, valores y economía. Difícil volver a lo normal. Estos recintos para aportantes de votos, dan oportunidad de lucirse, aunque digan cualquier cosa, aprovechando que poco se conoce, tener excelentes remuneraciones aportando nada. Pero, si soy política, cuido que por ahí, mañana me toque a mí.

Decepción. Lo siento mucho

Yamandú Flangini. CI 6451213. Cel. 099447308

Propulsor, negociador y redactor Tratado del Río de la Plata y Estatuto Río Uruguay/ Demarcador de límites Rio Uruguay y obras, ídem Rio de la Plata y su Frente Marítimo.

UVM

DEJA UNA RESPUESTA