Brasil y Uruguay aún creen en el acuerdo UE-Mercosur entre la desconfianza de Paraguay

0
185

Los cancilleres del Mercado Común del Sur (Mercosur) intentaron este miércoles mantener vivo el acuerdo con la Unión Europea (UE) después del último traspiés en las negociaciones, y Paraguay prometió darles continuidad, pero con algo de recelo. El Consejo del Mercado Común, órgano de decisión política que reúne a los ministros de Exteriores y Economía del bloque formado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, trató de escenificar que el diálogo con la UE seguirá adelante en las dos sesiones que celebró en Río de Janeiro, previas al encuentro de presidentes. Brasil, que este jueves le pasará la presidencia semestral del Mercosur a Paraguay, fue el más enfático en defender el acuerdo de libre comercio con los Veintisiete, que no termina de salir del papel después de más de dos décadas de tratativas.

«Para el Mercosur, el Acuerdo de Asociación con la UE posee una dimensión estratégica inequívoca. Con ese instrumento, estamos reforzando la identidad de nuestro bloque como un actor económico global», señaló el canciller Mauro Vieira en la primera sesión. En este sentido, el jefe de la diplomacia brasileña reforzó que espera «poder firmar» el pacto con los europeos «muy en breve». Esa expectativa fue compartida por su par uruguayo, Omar Paganini, quien subrayó que desde el inicio apoyó «sin fisuras» las conversaciones con la UE y que mantiene «intacta» su confianza en llevar a buen término el proceso.

«Confiamos en que una acción coordinada, urgente y pragmática de todas las partes pueda permitir terminar esta histórica negociación», manifestó.

Paraguay pide flexibilidad a la UE

En este contexto, Rubén Ramírez Lezcano, canciller de Paraguay, país que ostentará la presidencia pro tempore en el primer semestre de 2024, prometió seguir «trabajando» y tratando de «encontrar las flexibilidades y el balance» que les permita firmar el acuerdo, pero lanzó una advertencia:

«Ya no daremos seguimiento a procesos en los cuales no vemos las flexibilidades necesarias para avanzar, no debemos seguir desgastándonos y derrochando recursos, es suficiente, es tiempo de superar esta etapa y seguir adelante», avisó. Además, Ramírez Lezcano adelantó que centrarán sus esfuerzos en estrechar lazos con Asia y Oriente Medio, y puso como ejemplo el acuerdo con Singapur que el Mercosur firmará en esta cumbre.

«Países como Emiratos Árabes Unidos, Japón y Corea del Sur serán nuestra prioridad», expresó. El Mercosur y la UE alcanzaron en 2019 un acuerdo político con varios puntos en abierto, pero desde entonces diversas demandas a ambos lados del Atlántico, especialmente en el ámbito agrícola y medioambiental, han embarrado el proceso negociador. Brasil esperaba firmar antes de finalizar el año, aunque el rechazo frontal de varios países europeos, encabezados por Francia, y las reticencias de Argentina, en vísperas de la investidura de su nuevo presidente, el ultraliberal Javier Milei, lo han impedido. A la reunión de este miércoles no asistió ni el ministro de Economía de Argentina, Sergio Massa, derrotado por Milei en las presidenciales del mes pasado, ni el canciller Santiago Cafiero. Argentina estuvo hoy representada en Río por la secretaria de Relaciones Económicas de la Cancillería, Cecilia Todesca. Mañana sí se espera la presencia del gobernante saliente, Alberto Fernández. No obstante, Cafiero, a pocos días de abandonar su cargo, criticó el acuerdo con la UE e insistió en que es necesario revisarlo porque está «obsoleto», según dijo en una entrevista con EFE. También aseguró que el Mercosur «está unificado» en no firmar el texto en los moldes actuales.

Bienvenida a Bolivia

La Cumbre de Río también servirá para la promulgación del protocolo de adhesión de Bolivia como nuevo miembro de la unión aduanera fundada en 1991. El país andino, que era Estado asociado desde 1998, tendrá a partir de ahora cuatro años para adaptar su legislación a la normativa Mercosur. Los cancilleres valoraron positivamente el ingreso de Bolivia, pendiente del aval del Legislativo de ese país, tras haber sido aprobado por los Parlamentos de los cuatro socios fundadores.

«La expansión de nuestro bloque es señal de que estamos avanzando en la dirección correcta», afirmó Vieira. Por su parte, la canciller boliviana, Celinda Sosa, presente en Río, pidió un Mercosur volcado en «la protección y el desarrollo» de sus pueblos y la igualdad de género.

«Cuando hablamos de nuestros pueblos, hablamos de hombres y mujeres participando en condiciones de igualdad», apuntó. Las sesiones de este miércoles fueron a puerta cerrada en el Museu do Amanhã de Río. La prensa solo tuvo acceso a los discursos de los ministros a posteriori. Fuente EFE.   https://www.carmeloportal.com/

DEJA UNA RESPUESTA