Hidrovía de Laguna Merín: validación del diagnóstico y de propuestas preliminares

0
518

Por Roberto Mezzera

Estuve presente, como delegado uruguayo de la Comisión Mixta de Laguna Merín, en el “Taller de validación del diagnóstico y propuestas preliminares de la Hidrovía Laguna Merín – Lagoa dos Patos”, realizado en Treinta y Tres, sede de la CLM (Comisión de L. Merín) el 18 de abril pasado y repetido en la ciudad de Pelotas, sede de la ALM (Agência de L. Merim) el 20 del corriente. El mismo fue organizado por la CLM y CAF, actual Banco de Desarrollo de América Latina y presentado por AIC Estudios y Proyectos, consultora seleccionada para dicho análisis respecto a la Hidrovía que hoy acapara atenciones en ambos países y en las zonas de influencia en particular, como son nuestro este y noreste y el sur de Rio Grande do Sul en Brasil, respectivamente. Tras las introducciones del representante de CAF, Rafael Farromeque, y el presidente de la CLM, el Ing. Agr. Gerardo Acosta, hablaron los siguientes expositores sobre esta vía de navegación lacustre: el intendente de Rocha, Dr. Alejo Umpiérrez, el intendente de Treinta y Tres, Dr. Mario Silvera, y su directora de Desarrollo, Prof. Luisa Rodríguez, y el director de Desarrollo de la I.M. de Cerro Largo, Wilson da Rosa. Por su lado, se comunicaron vía Zoom la Ing. Patricia Gravina, gerente de ANTAQ (Agência Nacional de Transportes Aquaviários) de Brasil y Martín Fitipaldi de CAF. Participaron también actores del ámbito privado, interviniendo -entre otros– el Ing. Nicolás Lawlor y Jorge Bird, portavoces respectivos de empresas con actuación importante en la zona que nos ocupa.

Voluntad política

Fue notorio que el tenor del taller estuvo imbuido de un optimismo generalizado a raíz de las pasadas declaraciones de ambos presidentes involucrados: Lacalle Pou y Lula da Silva, en un claro impulso a esta obra binacional. Es evidente que existe una lógica asimetría geográfica entre los países limítrofes de la Laguna Merín, por la cual la mayor parte de los trabajos de dragado, balizamiento y mantenimiento le corresponden al vecino norteño, de ahí la importancia vital del aval político y administrativo de Brasilia a este demorado proyecto de transporte de cargas por vía acuática.

Apoyo financiero

La postura del CAF como Banco de Desarrollo para América Latina expresada por su representante en Uruguay fue clara. Se dará estímulo financiero a los estudios previos –como el que se expuso– y a otras acciones técnicas y operativas de la Hidrovía, toda vez que sean propuestas que atiendan a un desarrollo integral y sostenible que contemple aspectos sociales y medioambientales, y sean autosuficientes y estratégicos para la región.

AIC estudios y proyectos: su estudio

Veamos ahora las pautas claves del estudio realizado por la consultora argentina. Presentaron un excelente trabajo ilustrado con un elaborado Power Point y fue expuesto por su principal, el Ing. Gustavo Anschütz. Al inicio este remarcó los componentes que pautan este análisis de la Hidrovía de Laguna Merín: 1. Una visión estratégica de la hoja de ruta del proyecto. 2. Caracterización general de la zona transfronteriza. 3. Capacidades productivas de las zonas de influencia. 4. Mejora de la gestión transfronteriza y 5. Identificación de los impactos socio-productivos.

Por otro lado, quedaron demarcadas las áreas de trabajo a futuro:

  1. Modelo de gobernanza con especial énfasis en dotar a las Comisiones Mixtas de un estatus como Unidades Ejecutoras.
  2. Sistema navegable troncal, que implica el desarrollo de las vías navegables, los puertos y los accesos a los mismos, tanto por vía acuática como vial terrestre.
  3. Corredor logístico multimodal, atendiendo a la incorporación del ferrocarril como complemento del transporte.
  4. Corredor recreativo-turístico que contempla el transporte de pasajeros (Ferry) entre Porto Alegre, La Charqueda y Chuy/Chui.

Datos de interés

Hubo aspectos muy interesantes a señalar como el hecho que –según AIC–  las obras en su totalidad podrían insumir unos US$ 100 millones, y solo con el ahorro de unos US$ 25 millones anuales por costos operativos, la inversión se pagaría en cuatro años, lo que la hace viable financieramente.

Conclusiones

Tras este importante y esclarecedor taller de validación de propuestas al que asistieron un centenar de personas entre presenciales y virtuales en ambas sedes, cabe concluir –a mi modo de ver– con estas pautas expresas:

La Hidrovía de Laguna Merín parece ser un hecho esta vez, en la medida que está manifiesta la voluntad política de ambos gobiernos y los actores públicos y privados involucrados ya se mueven con otra seguridad y soltura. Lo hacen actualizando estudios, contemplando nuevas circunstancias como el apoyo de CAF y presentando proyectos concretos como es la Terminal Tacuarí, nacional, y otros como los de Yaguarón y Chuy algo más incipientes. Un aspecto clave es que cualquier obra que se realice en el sistema lacustre en cuestión, deberá contemplar para la zona involucrada un desarrollo integral y sostenible respetuoso del medio ambiente y atento al derrame socio-económico en la región de marras, que afecta directamente a 30 municipios entre ambos países fronterizos. Cargas como granos, arroz, madera, cemento, arena, carne de Uruguay y fertilizantes, acero, maquinaria, etanol entre tantos de Brasil, son los potenciales de carga para sostener el sistema de la hidrovía que, recordamos, a Uruguay le da acceso al interior del Brasil y también a sus puertos de ultramar, como Rio Grande, para salir al mundo por otro puerto que no sea el congestionado Montevideo. La institucionalidad de una Unidad Ejecutora, basada por lógica funcional, en la acción de la Comisión Mixta de la Laguna Merín de ambas márgenes, es una necesidad a voces para que se efectivicen trámites, permisos, estudios, habilitaciones y tantas gestiones administrativas ejecutivas imprescindibles para la operatividad eficiente de la hidrovía proyectada. Todo indica que este año y el próximo serán claves para la concreción de este anhelado proyecto que soñaron hace nada menos que 60 años, dos visionarios políticos como el oriental, mercedario, Eduardo Víctor Haedo, y el norteño, gaúcho, João Goulart, presidentes de los gobiernos de la época. Auguramos que haya viento favorable en la laguna para que las barcazas la surquen con cargas de producción local de ambos países y sea así una genuina fuente de trabajo y desarrollo social, en una zona postergada en ambos países, por causas demográficas, distancia de los centros de decisión y ese olvido crónico del centralismo hacia las zonas del interior de las naciones, que son ricas en recursos materiales y sobretodo humanos.

(*) Ingeniero Agrónomo – Delegado de Uruguay en la Comisión Mixta Uruguayo – Brasileña para el Desarrollo de la Cuenca de la Laguna Merín. https://www.xn--lamaana-7za.uy/

DEJA UNA RESPUESTA