UN NAVÍO FRANCÉS ANTICIPA LA VISITA OFICIAL DE HOLLANDE

0
613
13444

Por: Edgardo Aguilera

El presidente de Francia, François Hollande, visitará la Argentina el miércoles 24. El mandatario llegará con una delegación de empresarios, banqueros y funcionarios.  El arribo del moderno patrullero oceánico francés L’Adroit será la avanzada de la visita al país que el 24 de febrero inicia el presidente François Hollande.

El navío al mando del capitán de fragata Nicolas Guiraud tocará el puerto de Buenos Aires con anticipación (14 a 16 de febrero) a la llegada del mandatario galo. Fue diseñado y construido con fondos propios del astillero DCNS, el complejo de industria naval de guerra más importante de Francia. Sus orígenes datan de la iniciativa del cardenal Richelieu (primer ministro de Luis XIII) que impulsó la instalación de arsenales navales para hacer de Francia una potencia marítima en su rivalidad con Gran Bretaña. Una delegación de empresarios, banqueros y funcionarios acompañarán a Hollande en la visita de estado a Mauricio Macri, entre ellos el CEO de DCNS Hervé Guillou. Política e intereses comerciales de ambos lados con la firma de acuerdos es el objetivo de la gira de Hollande por la Argentina, Uruguay y Perú. La avanzada de la Marine Nationale en conjunto con DCNS es una misión diplomática de acercamiento al sector de la defensa criolla. La novedad llegó a conocimiento del vicecanciller Carlos Foradori desde la sede de la representación argentina en París a cargo del embajador Jorge Faurie.

El primer paso lo dio el embajador Jean Michel Casa el 28 de enero pasado en un diálogo con el ministro Julio Martínez. Comunicó el arribo del patrullero oceánico en el marco de la gira de Hollande; la nave viene de Montevideo, Uruguay, país que también será visitado por el mandatario francés. “La colaboración que ha existido entre ambos países fue muy fuerte en el pasado y merece ser revitalizada”, dijo Casa. El Gobierno de Francia tiene una consideración especial con Macri. Durante su gestión en la Ciudad cultivó el vínculo con la dirigencia política francesa a través de la interacción entre los municipios de Buenos Aires y el de la capital gala. El contacto frecuente con el alcalde parisino, Bertrand Delanoé, socialista como Hollande, se armó en áreas de la cultura, el desarrollo urbano y la infraestructura. Fructificó ahora con la visita del jefe del Gobierno francés.
La defensa es un sector que quedó fuera del universo macrista. No había conexidad con el quehacer del Gobierno porteño, salvo la presencia de Macri en el tradicional cambio de guardia del Cabildo en la Semana de Mayo.
La seducción francesa a la Argentina y Uruguay con el navío L’Adroit busca satisfacer capacidades ausentes; la vigilancia y el control efectivo del litoral marítimo. Argentina lleva años tras el proyecto de construir patrulleros marítimos. Uruguay se encuentra en el proceso de selección, a la cabeza de las preferencias está el producto que ofreció el astillero alemán Lurssen, competidor de DCNS y del germano Fassmer. Chile va por el cuarto navío construido bajo licencia y diseño de Fassmer, programa del que la Argentina intentó participar en tiempos de Néstor Kirchner con José Pampuro en Defensa. Quedó en nada.
El buque galo no estará abierto a visitas del público dada la corta estadía en el puerto metropolitano. Sólo embarcarán para una recorrida exterior e interior funcionarios, militares y profesionales del sector naviero estatal. Con una tripulación de 33 hombres el buque se diseñó para misiones de vigilancia oceánica en la ZEE, contención de migraciones ilegales, combate al tráfico de mercaderías y estupefacientes, despliegue de fuerzas especiales; cuenta con un drone que puede ampliar la observación y ejecutar tareas de exploración y ofensivas más allá del horizonte.-Otro asunto de interés resaltado por el embajador Casa es la vigencia de la oferta de aviones Mirage F 1 M en reemplazo de los dados de baja por la Fuerza Aérea Argentina. Cobró fuerza también el upgrade a los aviones navales Super Etendard. La Armada argentina no tiene ninguno en vuelo, necesitan repuestos y modernización. La marina francesa anunció la desprogramación de sus Super Etendard para mediados de año. El dato movió hilos diplomáticos y militares de ambos países, se abre la oportunidad de repuestos. Los aviones franceses son más modernos que los criollos y éstos deberían ser modernizados para poder recibir las partes de los aparatos galos
. – (www.ambito.com)                                                                NOTA DE UVM: Actualmente, de acuerdo a información de Javier Bonilla de la prestigiosa publicación Infodefensa, el buque L’Adroit se en cuentra en el puerto de Montevideo y, contra lo que es habitual, no se admiten visitas al buque.-

 

DEJA UNA RESPUESTA