ANALIZAN IMPACTO EN LA SALUD Y EL MEDIOAMBIENTE DEL CONSUMO DE PANGASIUS

0
3077
pangasius

“La Panga (Pangasianodon hypophthalmus) es un pez originario del Río Mekong (uno de los más contaminados del mundo), cuyo consumo ha proliferado en el mundo a causa de sus bajos costes. ECOticias se preguntó: ¿Cuál es el impacto medio ambiental y que riesgos conlleva comer Panga?”. -Muchos supermercados han declarado públicamente que no venderán más Panga, dado los peligros que este pescado podría provocar en las personas. Estas son las conclusiones a las que hay llegado ECOticias.com, en cuanto a la sostenibilidad de su pesca y a la problemática medioambiental y de salud, que acarrea su consumo.

CONTAMINADAS.-Cada Panga contiene altos niveles de venenos, bacterias nocivas, arsénico y subproductos tóxicos y peligrosos procedentes de los efluentes industriales como: bifenilos policlorados (PCB), DDT y sus metabolitos, contaminantes metálicos, compuestos relacionados con el clordano (CHL), isómeros de hexaclorociclohexano (HCH) y hexaclorobenceno (HCB).

Nada natural Para que las pangas “engorden” se les provee de una mezcla de restos de pescado y huesos, secos y triturados con lo que se obtiene una especie de harina, a la que se le agrega yuca, soja (generalmente transgénica) y otros granos. Dicho “pienso” no tiene ningún parecido con la base alimentaria natural de esta especie.

SOBRE ALIMENTADAS .-La cría de las Pangas se realiza dividiendo sectores del río a las que llaman “granjas”, en las que simplemente se encierra a los peces en enormes redes o en cubículos de madera, donde no tienen espacio para moverse libremente y se los alimenta sin parar.

SOBRE HORMONADAS.-A cada una de las hembras de Panga se las inyecta con un medicamento que exportan de China, el PEE, cuya base es la orina deshidratada de mujeres embarazadas, con lo que se estimula la producción de huevos.

SIN CONTROLES SANITARIOS.-Todo el proceso, desde la alimentación, la inyección de hormonas, la captura y el procesamiento, es parte de una cadena de producción que carece de los controles sanitarios que en Europa se considerarían mínimos.

MALAS PRÁCTICAS.-El consumo de Pangas apoya la existencia y proliferación de corporaciones inescrupulosas y conglomerados de producción de alimentos, a quienes la salud y el bienestar de los seres humanos no les importa en absoluto, dado que su único objetivo es vender tantas pangas como sea posible a los consumidores más desprevenidos, mientras emplean mano de obra mal pagada y prácticamente sin derechos laborales.

INSOSTENIBLE.- Las pangas se crían en Vietnam, se alimentan con un pienso que contiene entre otras cosas yuca proveniente de Perú, se le inyectan hormonas fabricadas en China y llegan a Europa vía Francia, desde donde se distribuyen al resto de consumidores. Por estas razones es la antítesis de un alimento sostenible.

ADVERTENCIA.- Debido a la disponibilidad prodigiosa de Pangas, ya se ha advertido al público que es posible que se la emplee para producir otros alimentos como el surimi (palitos de cangrejo), los patés de pescado, filetes procesados y seguramente alimento para mascotas y piensos de engorde.- (http://www.ecoticias.com/)

DEJA UNA RESPUESTA