Terminal de Graneles Montevideo superó al cierre de noviembre en 52% volumen de embarques de 2018

0
53

“Montevideo está destinado a ser el puerto complementario de Hidrovía Paraguay-Paraná”, aseguró ejecutivo de la empresa. La Terminal de Graneles Montevideo (TGM) embarcó en los primeros 11 meses, 725.000 toneladas de graneles y a 30 días de finalizar el año, ya superó en 52% el registro record de 2018, anunció el gerente general de la compañía, Agustín Idoyaga, en diálogo con MundoMarítimo, en la capital uruguaya. La firma surgió de la sociedad entre el grupo local Christophersen S.A. y la brasileña Hidrovías do Brasil S.A. cuando en 2010 obtuvo la concesión para construir y explotar una terminal especializada en el acopio y embarque de graneles que comenzó a operar en 2014 y demandó una inversión de US$80 millones. El puesto de atraque privado que aporta la empresa es el más profundo de la Hidrovía Paraguay-Paraná, a -12 metros (40 pies), lo que permite la carga de buques Panamax y Post-Panamax de hasta 280 metros, describe su sitio web. La capacidad instalada de acopio es de 120.000 toneladas distribuidas en 12 silos y la capacidad de carga de buques es de 1.200 toneladas/hora, informó Idoyaga.

“El 80% del total embarcado en 2019 es soja pero también estamos recibiendo harina de soja, colza, cebada, trigo, maíz. Se realizaron completamientos de barcos durante todo el año, proveniente del puerto de Nueva Palmira y de terminales argentinas, y cargamos barcos completos”, analizó. El 78% de la soja embarcada por la firma tuvo a China como destino y el 22% restante a un conjunto de países: Italia, Turquía, Grecia, Egipto, Holanda y Alemania. “El 70% de nuestros embarques son de Uruguay y el resto de la Hidrovía Paraná-Paraguay”, apuntó. Idoyaga recordó que TGM está contemplada en el Plan Maestro 2018-2035 de la autoridad portuaria. La firma integra un conjunto de terminales especializadas que convivirán en el puerto de Montevideo de las próximas décadas. Además de la actividad de graneles, figuran otros proyectos como la terminal especializada en contenedores, que se conforma en 80% a la belga Katoen Natie y el 20% restante al Estado uruguayo, la terminal pesquera de Capurro y la de celulosa de la finlandesa UPM, que contará con acceso de ferrocarriles. Estos dos últimos emprendimientos se encuentran en obra.

“Nosotros también vamos a tener la posibilidad de realizar un desvío ferroviario y recibir granos y otros productos a granel para ser descargados y embarcados a puertos oceánicos”, adelantó el entrevistado. Esta iniciativa se ve facilitada por el proyecto de Ferrocarril Central que unirá la ciudad de Paso de los Toros, en el centro del país, con el puerto de Montevideo, en un tramo de 273 kilómetros.“  Gobierno uruguayo se comprometió con UPM a llevar el calado del canal de acceso al puerto de Montevideo a -14 metros, lo que nos genera expectativas. Esto es algo muy bueno para el país y el puerto. Nuestra empresa también se beneficiaría de esto porque vamos a ser más atractivos a la hora de captar mercadería que transita por la hidrovía”, explicó. “Montevideo está destinado a ser el puerto de completamiento de la Hidrovía Paraguay-Paraná”, aseveró Idoyaga, “alcanza con ver un mapa (de esta vía fluvial de 3.442 kilómetros de extensión comprendida entre Puerto Cáceres, en Brasil y Nueva Palmira)”. “Hoy completan carga en los puertos de Rosario, en Argentina, o Nueva Palmira, o en los también argentinos de Bahía Blanca o Necoechea, pero con el canal de acceso a Montevideo profundizado, podrán cargar en la capital uruguaya con destino a ultramar”, complementó. https://www.mundomaritimo.cl/

DEJA UNA RESPUESTA