Tren bioceánico conectaría PERÚ y Brasil desde Chancay: ¿por dónde pasaría y cómo va el proyecto?

0
542

Este proyecto de infraestructura apunta a unir a 3 países para concretar una ruta directa que, a su vez, enlazaría los océanos Atlántico y Pacífico. China ya ha hecho evidente su interés en este megaproyecto.

La inauguración del gran puerto en Chancay representa una oportunidad única para impulsar el crecimiento económico y comercial en Perú. Resulta crucial avanzar en iniciativas que faciliten su vinculación con diferentes redes logísticas, mejorando así su conectividad. En este contexto, el proyecto del tren bioceánico emerge como una opción destacada para la conexión terrestre que cruza desde Brasil y Bolivia hasta el puerto peruano. China, por su parte, ha mostrado recientemente su interés en participar en este proyecto.

De acuerdo a los plazos previstos con relación a la construcción del megapuerto de Chancay, debe iniciar sus operaciones en noviembre de este 2024. Actualmente, muestra un progreso del 50%. Se instalaron los pilotes y se fabricaron los acrópodos. A la vez, se está finalizando el área de contenedores y el túnel de 1,8 kilómetros, que alcanzó un 45% de su construcción.

A meses de que Chancay inicie operaciones, Carlos Estremadoyro, exministro de Transportes y Comunicaciones, destacó ante los medios la importancia de conectar el megapuerto con otros países latinoamericanos para convertirlo en un centro de distribución regional. Una conexión ferroviaria sería la solución perfecta para mejorar el flujo de mercancías y el tren bioceánico cumple con estas características.

¿Por dónde pasaría el tren bioceánico?

Este proyecto de infraestructura es de larga data y forma parte del Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración que desde sus orígenes ha tenido por objetivo unir a varios países de la región. Precisamente, el año 2023, Luis Arce, presidente de Bolivia, y su par de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, se comprometieron a retomar este megaproyecto vial que conectará los océanos Atlántico y Pacífico, en busca de disminuir tanto los costos como el tiempo en el transporte de carga internacional.

Hay que mencionar que hasta el año 2020,  el proyecto del tren iniciaba en el Puerto Santos (Brasil), sobre el Atlántico; ingresaba a Bolivia por Puerto Suárez, continuaba por los municipios de Montero y Bulo Bulo, para salir a Perú por el hito 4 y concluir en el puerto de Ilo, en el Pacífico, con 3.755 kilómetros de vías.

Brasil ya posee una infraestructura ferroviaria establecida y solo necesita completar un tramo hasta la Hidrovía Paraguay-Paraná para lograr la interconexión, explicó Estremadoyro. Por su parte, Bolivia ha incorporado en su Plan de Desarrollo Económico y Social 2021-2025 todas las construcciones necesarias para conectar sus líneas ferroviarias orientales con las occidentales.

En contraste con Brasil y Bolivia, el Perú, donde se localizará el gran puerto de Chancay, aún tiene pendiente iniciar todas las labores esenciales para incorporarse al proyecto del tren bioceánico.

¿Cómo va el proyecto del tren bioceánico?

Si bien el tren bioceánico aún permanece en compas de espera, desde la Cámara de Comercio Peruano-China (Capechi), han expresado el interés de China para concretar esta obra por su gran experiencia en la construcción de ferrocarriles. El gigante asiático reconoce el potencial de este proyecto para fortalecer sus vínculos económicos con América del Sur.

Además, hay que tener en cuenta que China es el principal impulsor del megapuerto de Chancay a través de Cosco Shipping Ports, empresa a cargo del proyecto.

Hasta el año 2020, el entonces titular del MTC, Edmer Trujillo, explicaba que el tren bioceánico quedaba en stand by ante la falta de interés de Brasil. Hasta ese momento, la idea era que el tren llegue al puerto de Ilo y su costo se estimaba en 7.500 millones de dólares.

La República Perú

 

DEJA UNA RESPUESTA