II Jornadas sobre la actualidad de la Hidrovía Paraguay-Paraná

0
238

Organizaciones sociales y público en general formaron parte de las “II Jornadas sobre la actualidad de la Hidrovía Paraguay-Paraná”, realizadas el 8 de septiembre en la ciudad de Paraná (Entre Ríos). Allí se compartió una puesta en común sobre la situación actual de la planificación de las vías navegables y de las diversas problemáticas de la región asociadas a estas “hidrovías”. A través de este encuentro se dio continuidad a la primera jornada, realizada a fines de 2022; participaron referentes de la Asamblea Ciudadana Concordia, Marea Roja (Foro por la Soberanía del Paraná), Somos Victoria (Humedales en Red), Grupo Arroyo Diamante, de Fundación CAUCE y Taller Ecologista.

Actualmente, en el río Paraná el escenario es sumamente incierto, con una posible planificación en marcha para la licitación de obras de dragado y balizamiento. Las organizaciones que venimos siguiendo este proceso, alertamos sobre la falta de información relativa a la elaboración de pliegos, y específicamente sobre la realización de estudios y evaluaciones ambientales y de las instancias de participación ciudadana, para expresar la voz de organizaciones ecologistas, movimientos sociales y comunidades; señalan que es preocupante la escasa comunicación de las autoridades sobre las proyecciones de infraestructura en nuestro río, lo que impide conocer si las decisiones que se tomen en la planificación cuentan con la adecuada evaluación socio-ambiental.

En el río Uruguay existe una preocupación por los avances del Proyecto de Dragado y Balizamiento del Río Uruguay entre los kilómetros 207,8 y 336, que incluye el Paso San Francisco, con el fin de acondicionar el río para el transporte de productos mineros.

Durante el encuentro realizado en Paraná, los participantes expusieron diversas problemáticas territoriales asociadas a la hidrovía en el río Paraná, tales como:

– El depósito de refulado y sedimentos en zonas en las que obstruye el flujo natural del agua desde el cauce principal del río hacia riachos y arroyos interiores de las más de 400 mil hectáreas de islas del municipio de Victoria; durante los últimos dos años de bajante extraordinaria esas obstrucciones afectaron el abastecimiento de agua de la ciudad, y contribuyeron a la propagación de incendios dada la menor presencia de agua en los humedales isleños.

– El desplazamiento de barrancas en las ciudades de Diamante y Santa Elena, que ha obligado a la evacuación de vecinos de la zona, por causa de la destrucción de viviendas costeras, y cuyos efectos antrópicos se encuentran en estudio.

– La extracción de arena silícea para Vaca Muerta. Entre Ríos, la primera provincia del país que prohibió el fracking, es paradójicamente la mayor proveedora de arenas silíceas provenientes de Islas del Ibicuy y Diamante, para la realización de esta actividad altamente nociva para el ambiente y la salud humana. Se dragó el río Paraná a la altura del Puerto de Diamante para llevar la profundidad a 27 pies en el canal de acceso y los muelles, para acondicionar este tramo de la vía navegable troncal y permitir que los buques ultramarinos transporten la producción.

– El endicamiento del Arroyo Diamante, como consecuencia del dragado del Puerto Diamante que le valió un amparo ambiental por parte de los vecinos, el cual obtuvo un fallo judicial parcialmente favorable que exige a la provincia de Entre Ríos la realización de un estudio de impacto ambiental.

Desde la mirada de las organizaciones se entiende que el impulso a la Hidrovía Paraguay-Paraná está vinculado a la expansión del modelo productivo imperante en nuestro país, y por tanto que la planificación que se realice debe necesariamente incluir las afectaciones que ha generado en los últimos 30 años.

En ese sentido se propuso la elaboración de mapas de riesgo, una herramienta de análisis esencial que permite identificar zonas de mayor o menor riesgo frente a diferentes peligros, como factor clave a la hora de determinar las áreas a intervenir con determinada inversión en infraestructura; asimismo sostenemos que es de vital importancia retomar los estudios del Centro de Investigación de Medio Ambiente (CIMA) de la Facultad de Ciencias Exactas – UNLP sobre agrotóxicos en el río Paraná y sus afluentes, así como en terrenos fumigados, plazas públicas, galpones de acopio y comercialización, los cuales arrojaron datos alarmantes para la provincia de Entre Ríos.

Finalmente se subrayó la necesidad de continuar visibilizando las consecuencias negativas de los modelos productivos y sus infraestructuras, que afectan el derecho de comunidades de la región a la salud y a un ambiente sano.

https://tallerecologista.org.ar/

DEJA UNA RESPUESTA