GNLS Y GAS SAYAGO NO SE HARÁN CARGO DE LOS ADEUDOS DE LA REGASIFICADORA

0
470
nopa65

Más de 15 empresas uruguayas están reclamando adeudos por unos 18 millones de dólares por la detención de las obras de la regasificadora, explicó a El Espectador Ruben Varela, de la empresa Naviera Nautimil S.A.

Ayer se realizó una audiencia de conciliación y ambas empresas dijeron que no son responsables ya que fueron contratadas por la empresa brasileña OAS, envuelta en el escándalo de Petrobras y que tuvo que abandonar la ejecución del proyecto. Las empresas no descartan demandar al Estado como garante solidario en una acción legal conjunta que ya están iniciando. Varela indicó que estuvieron trabajando por casi un año y a partir de diciembre comenzaron los problemas entre la empresa Gaz de France y OAS. Se cortó el pago a las empresas uruguayas, dejando a más de 500 empleados despedidos o en seguro de paro. Desde el gobierno informaron que está “muy encaminado” el diseño de una convocatoria internacional a interesados en finalizar la obra de la regasificadora. En tanto, el empresario de la industria naviera dijo que la promesa de continuidad de la obra los hace dudar de iniciar acciones debido a que pueden verse excluidos de las futuras obras.

A raíz del despido formal del consorcio GNLS por medio de un aviso en los diarios, que pone fin a su participación en el proyecto de la planta regasificadora ubicada en Puntas de Sayago, se abrirá una nueva etapa para el proyecto una vez se concrete el pago al gobierno de una garantía de 100 millones de dólares, prevista en el contrato. Por su parte, el director general de GNLS, Fernando Tovar, declaró a El País que no fue una rescisión de contrato, sino que se trató de un acuerdo de ambas partes. Tovar sostuvo que GNLS cumplió con todo lo pactado y que si el proyecto se frenó no fue porque la compañía no haya hecho todo el esfuerzo posible para realizarlo. En tanto, el diputado del Partido Nacional Pablo Abdala dijo que el gobierno debe asumir que “el proyecto fracasó” y tiene que dejar de “tirar cortinas de humo” para enfrentar con “tranquilidad” la discusión de si vale la pena seguir adelante con el proyecto en la coyuntura actual. Y advirtió que a partir de ahora varias empresas pequeñas podrán radicar denuncias al Estado por falta de pagos desde GNLS y consideró “insólito” que se destaque como positivo el entendimiento, ya que solo confirma que el proyecto fracasó.- (El Telégrafo)

 

DEJA UNA RESPUESTA