Dragar a 14 metros canal de acceso al Puerto de Montevideo es compromiso del gobierno en contrato con Katoen Natie, dijo González Lapeyre

1
957

A través de la Comisión Administradora del Río de la Plata, el gobierno argentino opone objeciones al proyecto de su par uruguayo para ampliar de 13 a 14 metros la profundidad del canal de acceso al puerto de Montevideo, rechazo que para el expresidente de la Administración Nacional de Puertos, Edison González Lapeyre, se vincula a la histórica “lucha de puertos” en el estuario platense, según manifestó el experto en Nada Que Perder de M24. Lapeyre explicó que “la delegación argentina está solicitando un informe de impacto ambiental definitivo, pero esta solicitud carece de fundamento legal” porque “el Tratado (del Río de la Plata) sólo permite que se establezcan observaciones a obras que puedan causar perjuicios sensibles a la navegación o al régimen del río, no habla de impacto ambiental”, indicó. Por lo tanto, “la información que Uruguay brindó sobre tema ambientales no está exigida por el propio tratado; creo a ciencia cierta que en esta parte la delegación argentina está adoptando una actitud bastante caprichosa”. Recalcó que “la posición argentina carece de sustento legal porque el Tratado del Río de la Plata no le permite establecer este tipo de exigencia, sólo puede referirse a obras (…) que le pueden causar perjuicio sensible a la navegación o al régimen del río; y un canal nunca va a causar perjuicio sensible a la navegación, al contrario, la va a facilitar, y por supuesto, no tiene incidencia suficiente como para modificar el régimen del río”, añadió. Remarcó que “no habla el Tratado del Río de la Plata en el artículo 17 del impacto ambiental o de la calidad de las aguas, no lo dice como sí lo establece el Estatuto del Río Uruguay del año 1975”, puntualizó Lapeyre. Consideró que la oposición del gobierno argentino a la profundización del canal se relaciona a “una serie de hipótesis que tienen que ver con la lucha de puertos, con la competencia; es obvio que el puerto de Montevideo, con un dragado a 14 metros de profundidad, va a tener una situación de competitividad muy superior a la que puede ofrecer la República Argentina en sus canales, que no superan los 11 metros de profundidad”, comparó. De esa manera, “buques de mayor porte podrán operar en el puerto de Montevideo y no lo podrán hacer en el puerto de Buenos Aires, por ejemplo”, posibilidad ligada al objetivo del gobierno uruguayo de que el puerto de Montevideo sea el hub logístico para toda la región del Plata. Acerca de esto, el experto en Derecho Marítimo consideró que “depende de la gestión; (Montevideo) tiene todas las condiciones para poder serlo, pero se requiere una serie de avances que no se han producido; observemos que el acuerdo que se celebró el 25 de febrero de 2021 con la empresa Katoen Natie todavía no ha generado ningún tipo de obras importantes”, señaló. “Yo estoy a favor de esta iniciativa, de este proyecto, porque implica la incorporación de tecnología, implica agrandar toda la superficie donde se puede desarrollar la operativa portuaria, y mejorar los muelles”, destacó, aunque “a eso hay que agregar el compromiso que el gobierno uruguayo asumió, cuando firmó este contrato, del dragado a 14 metros”, advirtió. https://www.m24.com.uy/

1 COMENTARIO

  1. Tranquilos. No se pongan nerviosos. El dragado a 14 metros va a llegar, tarde o temprano.

    Es necesario persistir. 13 metros ya es profundidad suficiente para operar cómodos. Los barcos que salen calando más, zarpan con 12 o 12.5. Y hablo de graneles, no de contenedores, donde difícilmente se superan los 10 metros. He cargado barcos tipo CAPE con troncos de madera y salieron completos, con la profundidad actual.

    TCP y UPM son perfectamente conscientes de la situación y no nos van a ahorcar por eso. Saben que es cuestión de tiempo y que al Uruguay le asiste la razón. El Ferrocarril Central también está atrasado, no por los argentinos, claro y UPM lo tolera bien.

    Hoy, con este dragado, UPM está sacando barcos completos directo a Singapur, como estaba pensado. No estamos tan mal. Pero tampoco hay que dejar de insistir.

    Esto del aumento de la profundidad. ya pasó con el Martin García y el dragado de 32 a 34 pies. Es cuestión de esperar que cambie el signo político. No me gusta Macri ni su partido, pero reconozco que en estos temas se muestran más razonables. Así ocurrió con el Martín García y la prohibición de reembarcar mercadería argentina en puertos uruguayos. Pasó.

    Es cuestión de entender que la política argentina no tiene nada de lógico, ni de legal. Pero es así. Es un dato de la realidad. El peronismo, siempre se comportó de esa manera. Por eso es un hecho rarísimo que haya sido el mismo Perón el que firmó los tratados vigentes. Tal vez un último gesto de reconciliación con un Uruguay al que maltrató tanto en el pasado en su gestión anterior (o sería Evita?). Y sus “herederos” siguen el mismo camino, pensando que son patriotas. En esa misma linea va el peaje del Paraná (otro disparate) y el no reconocimiento del Tratado de Las Leñas sobre la Hidrovía (grave). Ellos creen que Argentina es una isla. Están convencidos.

    Ahora, al que cometió el “error” (estamos seguros..?) de presentar el proyecto dragado a 13 metros y no a 14, como estaba autorizado, hay que colgarlo de los pulgares en la Plaza Independencia. No sé quién o quiénes fueron, pero se pasaron! Perdimos 4 años!!!

    Mientras tanto, hay deberes pendientes que no pasan por ahí. Como bien dice el Dr., mucho ruido y pocas nueces con el proyecto de TCP. Nos gustaría ver las obras en curso ya. En especial, porque liberarán espacio en muelles públicos que siguen siendo un recurso escaso. Lo lamento por Montecon, que puede igualmente operar con otros tipos de carga.

    Hay problemas de productividad, según evidencia el bochornoso informe de terminales de contenedores que publicó el BM hace poco. Quedamos muy mal. Mucho por hacer.

    La profundidad del canal es condición necesaria, pero no suficiente. Si todo las demás no funciona al 100% , podemos tener 20 metros que los barcos no van a venir.

    Y lo mismo respecto al Canal Magdalena, riesgo que considero sobredimensionado. Primero, no creo que se haga porque este gobierno se va en diciembre y recién abrió la licitación y si vuelve el PRO ya dijo que lo archiva nuevamente, segundo la licitación no prevé balizamiento y mantenimiento y uno se pregunta quién se va a animar a navegar por ahí, tercero, si no hay profundidad en los puertos, para qué dragar un canal profundo?

    Saludos cordiales.

    Cristobal Perez
    Arquitecto naval

DEJA UNA RESPUESTA