Uruguay dio plazo de 180 días a Argentina y luego dragará canal

0
393

El dragado a 14 metros de profundidad del canal de acceso al puerto de Montevideo lo colocará en otro sitial. Esa profundidad permitirá la llegada a la terminal de buques portacontenedores con esloras (largo) de 400 metros, le sacará una ventaja competitiva enorme a su rival Buenos Aires – su profundidad es de 11 metros- y el gobierno cumplirá con compromisos con grandes compañías. Estas son UPM 2 (Paso de los Toros), Obrinel S.A. (Terminal de Graneles Montevideo) y Terminal Cuenta del Plata (Katoen Natie y la ANP). Hoy la profundidad del canal de acceso es de 13 metros.
El martes 8, se realizó en el Ministerio de Relaciones Exteriores una reunión del grupo
interministerial conformado a fin de dar respuestas a nuevos requerimientos de Argentina sobre la profundización del canal de acceso al puerto. Esta es la segunda vez que Argentina pide datos técnicos de la obra.
Participaron en la reunión jerarcas y técnicos de la Cancillería, Ministerio de Transporte, Servicio de Oceanografía, Hidrografía y Meteorología de la Armada (Sohma), la Escuela Naval y Prefectura Nacional Naval, la delegación de Uruguay ante la Comisión Administradora del Río de la Plata (Carp) y la Administración Nacional de Puertos, entre otros representantes.
El motivo del encuentro en la Cancillería se debió a a que, el miércoles 2, Argentina volvió a reiterar su pedido de ampliación de información sobre 13 puntos dándose por satisfecha en relación a 16 respuestas de Uruguay.
El gobierno uruguayo entiende que ya brindó toda la información relacionada con la obra
proyectada, incluso, más allá de las previsiones del Tratado del Río de la Plata y su Frente
Marítimo, demostrando así su actuación de buena fe en las relaciones internacionales.
Se considera, además, que ya está transcurriendo el plazo de 180 días por lo que
indefectiblemente Uruguay quedará habilitado para la realización del dragado del canal.
Según la fuente, en la próxima reunión de la Comisión Administradora del Río de la Plata (Carp) Uruguay trasmitirá a Argentina que respondió todas las preguntas sobre la obra y que está corriendo el plazo de 180 días.
¿Qué puede pasar si Uruguay comienza a dragar sin la autorización de Argentina?
El gobierno del vecino país, que cambiará el 15 de diciembre de este año, podría seguir el camino de utilizar el procedimiento de resolución de controversias o ir al Tribunal de Justicia Internacional en La Haya como hizo con las papeleras.

UN PUERTO CONFIABLE

El puerto dispone de un canal de acceso de 42,2 kilómetros de extensión, casi tocando el
océano Atlántico. Sus características lo han convertido en el puerto más privilegiado y
confiable del Río de la Plata y, a la vez, el más económico de navegar. Su anchura, o solera,
de 140 metros en casi toda su extensión permite que dos naves crucen con seguridad.
En caso de apelar al Tribunal de Justicia Internacional, Argentina no podrá esgrimir argumentos ambientales, ya que el tratado del Río de la Plata fue firmado por los entonces presidentes Juan María Bordaberry (Uruguay) y Domingo Perón (Argentina) en 1973. En ese tiempo no se debatían
Los únicos argumentos que podrá señalar Argentina son dos: que la obra genera una obstrucción a la navegación -cosa que no sucede ya que se trata de profundizar un canal- o modifica el Río de la Plata -situación también imposible dada el caudal de dicho río-.
Según una fuente portuaria, Uruguay demoraría un mes para dragar un tramo pequeño del canal de acceso que comparte con Argentina, ya que el resto se encuentra dentro de aguas
jurisdiccionales del país.

Ganar tiempo
El 3 de julio de este año, el presidente de la delegación de Uruguay ante la Comisión
Administradora del Río de la Plata (CARP), Alem García, remitió la documentación digitalizada solicitada por la República Argentina sobre 29 puntos del proyecto de obra de profundización del canal de acceso al puerto de Montevideo a 14 metros.
En el material entregado al gobierno del vecino país se agregó los planos de la zona a dragar, los volúmenes del material a remover, las áreas de depósitos, los resultados de las batimetrías que realizó el Servicio de Oceanografía, Hidrografía y Meteorología de la Armada en tiempo récord y estudios de simulación de la Escuela Naval, entre otra información técnica.
La nota concluyó afirmando que la información proporcionada “es completa” y, en consecuencia, el plazo de 180 días previsto en el artículo 18 del tratado (TRPFM) se encuentra transcurriendo”.
Sin embargo, Argentina no quedó conforme con esa respuesta. Envió otro documento
conteniendo 13 preguntas que fueron analizadas por el equipo interministerial como ya se dijo.
Desde el gobierno uruguayo se entiende que las intenciones de Argentina es dilatar el tema lo máximo posible.

 

EL PAÍS

DEJA UNA RESPUESTA