UN MUERTO, UN HERIDO Y PARO TRAS ACCIDENTE EN EL PUERTO DE MONTEVIDEO

0
575
Accidente

Muerte de un operario en eL MUELLE B.- Dudas sobre responsabilidad por accidente fatal en el puerto-Grúa de la ANP movió una tapa que aplastó a un trabajador de firma privada.

– Un accidente que provocó la muerte de un trabajador de 52 años en la madrugada de ayer en la cabecera del muelle B del puerto montevideano, derivó en un paro que afectó a todas las terminales del país hasta las 23 y generó críticas sindicales a la labor de la Inspección General de Trabajo. El caso, además, podría derivar en una demanda en base a la ley de responsabilidad penal aunque no está claro si el demandado debería ser el Estado o una empresa privada. Todo ocurrió sobre las 4.30 cuando una enorme tapa metálica cayó sobre un trabajador que cumplía funciones para la empresa Boenal en la embarcación “Independiente” de bandera paraguaya que estaba cargando autos. La tapa había sido colocada sobre una bodega por una grúa propiedad de la Administración Nacional de Puertos (ANP) que era manejada por un funcionario del ente. Un trabajador que estaba arriba de esa tapa sufrió fractura de rodilla y tobillo y fue trasladado al sanatorio del Banco de Seguros del Estado, donde se encuentra fuera de peligro.- La ANP entiende que, a priori, no le cabe responsabilidad. La grúa había sido contratada por la empresa privada y su operador se encontraba a muchos metros del buque, aclaró a El País el presidente de la ANP, Alberto Díaz. “La ANP no sube a los barcos privados. Ningún funcionario de la ANP tiene permiso para hacerlo”, agregó.-Los encargados de manejar las grúas son orientados habitualmente por un trabajador denominado en la jerga portuaria “gango”, que debe pertenecer a la empresa que organiza la tarea de carga o descarga. Díaz dijo que no sabe si en este caso había un “gango” y aseguró que la normativa vigente prohíbe que los trabajadores circulen por donde lo hacía el operario muerto.

REQUISITOS.- De todas formas, los requisitos que se deben pedir para los operadores de los equipos portuarios venían siendo objeto de intensa discusión en una comisión conformada por el sector privado, la ANP y la Inspección General de Trabajo. Díaz reconoció que “no hay un requerimiento especial para aptitud que queríamos que hubiera” y que la discusión del asunto “no viene a ritmo adecuado”.La preocupación se centra fundamentalmente en los equipos nuevos y no tanto en los más antiguos, como es el caso de la grúa que estuvo involucrada en el accidente, cuyo manejo es conocido por los trabajadores, explicó Díaz. “No hubo un fallo en la grúa, no hubo una falla en el cable”, aseguró. El dirigente del sindicato portuario (Supra), Carlos Bastón, apuntó contra la Inspección General de Trabajo al señalar que pese a la peligrosidad de la operativa portua-ria, sus inspectores solamente van al puerto ante denuncias puntuales. Ayer la plana mayor del sindicato se reunió con el inspector nacional de Trabajo, Gerardo Rey, para plantearle la necesidad de actualizar la normativa de seguridad laboral en los puertos. El sindicato quiere que los trabajos portuarios tengan la potestad de disponer la detención de tareas cuando detectan fallas de seguridad y pretende que se elaboren manua-les nuevos de seguridad. El presidente del sindicato, Ricardo Suárez, que además es responsable del área de Gestión y Seguridad Ocupacional en la ANP, adelantó opinión en el sentido de que el organismo no es el responsable. “No se debería caer una tapa colocada. No se cae por impericia del motorista de la grúa. El barco, que había sido modificado para este tipo de trabajo, quizás no estaba en condiciones y la tapa quedó mal colocada”, sostuvo. Quizás los rieles sobre los que se colocó la tapa no eran adecuados, aventuró.-Ahora el accidente será investigado por la Prefectura Nacional Naval y por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y el martes próximo deberían estar las conclusiones.-El trabajador estaba sindicalizado y el Supra puso a disposición un abogado tanto del operador que conducía la grúa que declaró en sede judicial, como de la familia del fallecido para la que también organizó una colecta solidaria.

El inspector de Trabajo, Gerardo Rey, reconoció a El País que en el último año hubo cuatro accidentes mortales en el puerto y que esa cifra “es elevada y llama la atención”. Rey dijo que hay “unas cuantas” denuncias por temas de seguridad en el puerto y admitió que “falta cultura de prevención de accidentes, falta fiscalización y falta capacitación”.-El MTSS hizo una inspección ocular y no pudo hablar con las personas presentes en el momento del accidente que estaban declarando ante Prefectura. De todas formas, Rey, a diferencia de Díaz y Sánchez, dijo que de la información preliminar no se desprende que el trabajador fallecido estuviese en un lugar prohibido cuando cayó la tapa.-Rey dijo que “hay que acelerar” la actualización de la normativa sobre seguridad laboral en el puerto y que debe clarificarse qué potestades de investigación tiene la Inspección de Trabajo en las embarcaciones de banderas extranjeras. Actualmente solo está claro que puede cumplir esa tarea la Prefectura. Rey señaló, de todos modos, que la inspección actúa “con regularidad” en puerto.- Al inspector de trabajo “le llamó la atención” la cantidad de accidentes. Foto: A. Colmegna. – Por Juan Pablo Correa.- (El País)

DEJA UNA RESPUESTA