Prefectura condiciona arribo de barcos de gran porte a Montecon

0
301

Con rachas de más de 20 nudos de viento, buques deben ser asistidos por remolcadores. El prefecto Nacional Naval, José Luis Elizondo Chiesa, resolvió permitir el ingreso a los muelles públicos donde opera la empresa Montecon de buques de 336 metros de eslora (largo) y 51 metros de manga (ancho) bajo determinadas condiciones climáticas. El 24 de octubre de 2023, la Prefectura había prohibido la entrada a los muelles multipropósito de barcos portacontenedores de más de 48 metros de manga (ancho). Una especie de escollera conocida como “Freu A” obstaculiza los giros con seguridad de las grandes embarcaciones si el viento supera los 25 nudos de viento (46,6 kilómetros por hora), según señalaron fuentes portuarias a El País. En su resolución, fechada el martes 5, Elizondo Chiesa recuerda una nota de la empresa Montecon donde señala que recalará en el puerto de Montevideo un nuevo servicio de buques que hasta el momento no habían ingresado a la terminal capitalina. Las características de esas embarcaciones son las siguientes: 14.000 TEUS de carga, 336 metros de eslora y 51 metros de manga. Montecon señaló a la Prefectura que las dimensiones de esos buques -sobre todo su manga- implicarían “ciertas dificultades” para su ingreso a los muelles multipropósito del puerto, fundamentalmente por el “poco margen” de maniobra que presenta el paso por el “Freu A”. Por ello, Montecon solicitó la realización de simulaciones para otorgarle a la autoridad marítima una herramienta que le dé mayores garantías de seguridad al momento de valorar una futura decisión sobre el ingreso de estos buques a puerto. Informes de la Prefectura del Puerto de Montevideo (Premu) y del práctico asesor se expidieron sobre la nota de Montecon señalando que “es imperioso” el corte del 50% de la escollera denominada “Freu A” debido a que es parte del infraestructura del Dique de Cintura que interfiere con la alineación de los buques que ingresan a la Dársena 1 o en el recorrida de la Dársena II. El corte del “Freu A” permitiría girar a los grandes buques en su maniobra de amarrar en los muelles multipropósito. Se estimo que el retiro del 50% del “Freu A” costaría unos US$ 40 millones. Los informes de la Prefectura del Puerto de Montevideo y del práctico asesor también advirtieron a Elizondo Chiesa sobre “la necesidad” de que se hagan maniobras con este tipo de buques -de 51 metros de manga- para ver si sus ingresos a los muelles multipropósito se pueden hacer bajo situaciones controladas. Para ello se realizaron maniobras de simulación en una consultora internacional denominada Siport21, con sede en Madrid (España) entre los días 21 y 23 de febrero de 2024. Siport21 es una empresa europea que cuenta con certificaciones en sistemas de gestión de calidad ISO 9001 y también está certificada por la DetNorske Veritas (DNK). La compañía española posee, además, habilitación para el entrenamiento del personal de la Marina Mercante de su país, entre otros antecedentes. Tras observar las simulaciones realizadas en Siport21 en Madrid, el prefecto del Puerto de Montevideo y el práctico asesor concluyeron que “es técnicamente posible” la entrada y salida de los muelles multipropósito de buques portacontenedores de 336 metros de eslora y 51 metros de manga y 11,2 metros de calado (profundidad). Un tercer informe de la firma Siport21, que fue presentado por Montecon a la Prefectura Nacional Naval, llegó a la misma conclusión. Es decir, que es posible el arribo y partida de esos barcos del muelle de Montecon. No obstante, esos informes elaborados mediante las simulaciones hechas en Madrid demostraron que los vientos “tienen especial incidencia” en las maniobras de los grandes buques generando “deriva” sobre todo en el canal del antepuerto y en el paso por los “Freus”.

La resolución

La resolución adoptada por el prefecto Elizondo Chiesa señala que las maniobras de esos grandes buques portacontenedores al Muelle C, donde opera Montecon, deberán realizarse tomando en consideración “ciertas limitantes”. Por ejemplo, esos barcos deberán tener en cuenta las condiciones climáticas. Las primeras cuatro maniobras se autorizarán con vientos de 12 nudos (22,2 kilómetros por hora) sin importar su dirección hasta rachas de viento de hasta 16 nudos (29,6 kilómetros por hora), señala la resolución. Y agrega que si estas maniobras coinciden con las simulaciones hechas en España, el límite máximo de viento se incrementa a 15 nudos (27,7 kilómetros por hora) con rachas de hasta 20 nudos (37 kilómetros por hora), sin importar la dirección. En caso de que las maniobras de los barcos que ingresan o salen del Muelle C no coincidan con las simuladas y se vea afectada la seguridad de la navegación o de la infraestructura portuaria, el Prefecto del Puerto “podrá exigir” medidas adicionales como el uso de hasta cuatro remolcadores, señala la resolución. La resolución ordena que la cabecera del Muelle A deberá estar libre de cualquier barco atracado a la entrada o salida de los grandes buques. Finalmente, Elizondo Chiesa dispuso la realización de un protocolo de operaciones seguras para el ingreso de estos grandes buques por parte de la Prefectura del Puerto de Montevideo con la colaboración de la Administración Nacional de Puertos (ANP), la Sociedad de Prácticos de Puertos y las empresas de remolcadores que operan en la terminal montevideana. https://www.elpais.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA