Ocea podría ofrecer a la Armada de Uruguay un OSV 130 con muy poco uso como buque oceanográfico

0
596

Tras la reciente desprogramación del ROU 22 Oyarvide como buque oceanográfico de la Armada Uruguaya, existen algunas gestiones exploratorias para obtener una unidad con esas capacidades y cotización muy económica, en el marco del constante y reticente coto a la inversión para lograr los mínimos recursos necesarios para la aceptable capacidad naval del país. El astillero francés Ocea podría poner a consideración un buque, de menos de 8 años de uso y buena conservación de la serie OSV-130 (de investigación oceanográfica y pesquera), de 350 toneladas, 40 metros de eslora y 9 de manga, dotado de 35 m² de laboratorios secos y húmedos, cámaras diurnas/nocturnas giro estabilizadas, dispositivo de posicionamiento e inercial Kongsberg Seapath 350, ecosondas monohaz y multihaz  Kongsberg, además de una de navegación Furuno FE 700,sonar escáner lateral de doble frecuencia, perfilador acústico de corrientes Doppler y estación meteorológica automática entre otros medios. Eventualmente, se lo puede dotar de vehículo ROV (Remotely Operated Vehicle, en español, Vehículo Operado Remotamente),  dos cañones anti incendios teledirigidos, y militarizarlo ligeramente, con un cañón de calibre 20 mm manual y teledirigido y uno de 12.7 manual, disponiendo de 5 balsas salvavidas, 4 para 20 y una para 6 personas, además de un pequeño buque auxiliar, para misiones SAR. Asimismo, opcionalmente, podría cambiarse su grúa posterior por una especializada para tareas de balizamiento. El representante local de Ocea no ha aproximado cotizaciones. Apenas que el valor del buque nuevo en 2015 fue de 18 millones de euros, por lo que se estimaría en algo así como la mitad “se hablará si mediara una comunicación gubernamental uruguaya  demostrando interés real en el tema; el buque fue muy poco usado y está muy bien mantenido”. Es de destacar que ni la Universidad de la República (sea en su Licenciatura en Oceanografía o el Instituto de Investigaciones Pesqueras Prof. Víctor Bertullo), ni la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos, poseen embarcaciones mínimamente viables para estas tareas, no obstante el perfil marítimo del país y la jurisdicción teórica sobre 350 millas náuticas. Según trascendió, otros representantes locales estarían consultando a sus matrices al respecto, entre ellos Fassmer y Damen, esta última aparentemente examinando embarcaciones sísmicas o patrulleras de menos de 35 metros de eslora, aunque, en cualquier caso, Uruguay debería superar su escasa credibilidad a nivel de adquisiciones navales desde hace casi 20 años. (Javier Bonilla)  https://www.defensa.com/

DEJA UNA RESPUESTA