LA LICITACIÓN DE RADARES PARA ALGUNAS UNIDADES DE LA ARMADA, EVIDENCIA LAS GRAVES CARENCIAS DE LA FUERZA

0
1330
rou 23 maldonado

Uso de electrónica oriunda de la RDA, monitores obsoletos- cuya especificación  será actualizada- y requerimientos de montaje delicados, en relación a dotar de económicos radares comerciales de magnetrón-no militares LPI- y sistemas periféricos a seis buques, en una modesta licitación, ponen en evidencia nuevamente las carencias de la Armada Nacional Uruguaya.Desde la edad de las naves – la mayoría orillando los 50 años- hasta los detalles en torno a la instalación de los dispositivos, demuestran las actuales apreturas económicas enfrentadas por la Fuerza. Por ejemplo, los barreminas ex clase Kondor  ROU 31 “Temerario” y ROU 34 “Audaz”- incorporados en los “90- aún utilizan la vieja electrónica con la que fueron dotados en 1972  en los astilleros  Peenewerft (hoy adquiridos por  Lürssen) en la vieja RDA. Por otra parte, el ROU 23 “Maldonado” es un viejo remolcador alemán de rescate clase Baltrum, de 1968 arribado a la Armada en 2002 y transformado, por imperio de las circunstancias en el único virtual patrullero más o menos oceánico uruguayo actual sin pertenecer a esa categoría. Mientras los dos Clase Cape -el ROU 11 Río Negro y el ROU 10 “Colonia”- fueron botados a fines de 1953 y adquiridos por la Armada en 1989, el ROU 12, Paysandu es de 1968 y utiliza un viejo radar Decca Bridge Master II , discontinuado hace 15 años.Se supo que se ampliarán o modificarán algunas características, como, por ejemplo el tamaño de los monitores solicitados, de las 19 pulgadas originalmente requeridas a tamaños mayores y más modernos, y en los de 15 es probable que se contemplen los más actuales, de 10 y 12 pulgadas, aunque no sería un tema tan problemático.Lo más complejo, aparte del cableado de estos sistemas, sería -y la Armada lo exige- el estudio nave por nave para elaborar las ofertas, incluyendo el desmontaje de los equipos antiguos y la nueva propuesta técnica para colocar los nuevos, ítem que se cotiza aparte y podría demorar una decisión rápida.De cualquier forma, estas adquisiciones solamente permitirían prolongar una mínima operatividad de una flota de buques muy antiguos, casi cincuentenarios promedialmente, mientras la Fuerza ya ha reclamado reiteradamente navíos OPV-decantándose por la propuesta de Lürssen- un sistema  VTS certificado IALA V 28 y helicópteros SAR, de cara a la obtención de jurisdicción sobre las 350 millas náuticas y  a la extrema modestia de medios actual.DEFENSA.COM (Javier Bonilla)

 

DEJA UNA RESPUESTA