Gobierno ofreció a industriales brasileños exportar por el puerto de Montevideo

0
277

En un encuentro, la delegación uruguaya expuso las ventajas del Puerto Seco de Rivera. Autoridades del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) ofrecieron el jueves 5 a industriales de Río Grande del Sur (Brasil) sacar sus producciones o importar por el puerto de Montevideo. Así lo señaló a El País el vicepresidente de la Administración Nacional de Puertos (ANP), Daniel Loureiro. La intención de los jerarcas estatales fue presentar ante la Federación de Industrias del Estado de Río Grande do Sul (Fiergs-RS) el proyecto de la terminal multimodal interior Puerto Seco de Rivera.

La Fiergs-RS nuclea a las principales industrias del Estado de Río Grande del Sur.

El gobierno espera que el ferrocarril, que unirá el Puerto Seco de Rivera con la terminal de Montevideo, quede listo en el primer trimestre del próximo año. La iniciativa en Rivera funcionará al igual que el puerto de Montevideo. Recepcionará cargas de camiones brasileños, que serán embarcadas en vagones en Rivera y trasladadas hacia el puerto capitalino. En el evento organizado por la cónsul de Uruguay, Liliana Buonomo, en la sede de la Fiergs-RS en Porto Alegre participaron el ministro de Transporte y Obras Públicas, José Luis Falero, el intendente de Rivera, Richard Sander y una delegación de la ANP integrada por Loureiro, el subgerente del Sistema Nacional de Puertos, Nelson Fernández y el asesor para el proyecto Puerto Seco de Rivera, Alejandro Vázquez. También asistieron al encuentro directivos de la Corporación de Puertos y Aeropuertos por su vinculación con el aeropuerto binacional de Rivera. En la reunión, el ministro Falero, el intendente Sander y Loureiro realizaron la presentación de la terminal multimodal de Puerto Seco de Rivera y la mostraron como una herramienta logística de integración regional efectiva. Recordaron que dicho puerto seco se integra a otros proyectos llevados adelante en forma conjunta por Uruguay y Brasil como son el caso del aeropuerto binacional de Rivera, la Hidrovía Laguna Merín-Laguna de los Patos o el puente Mauá en Río Branco. “Estos son proyectos contundentes de obras de materialización de las políticas de integración regional”, dijo Loureiro al ser consultado por El País. En el caso de la ANP, expresó: “Pretendimos mostrar en Porto Alegre a Montevideo no como un competidor del puerto de Río Grande del sur sino más bien como un complemento o una extensión de la capacidad de carga brasileña integrándose a los puertos de Brasil para, llegado el caso, sacar tanto la producción de Río Grande como también recibir sus importaciones por el puerto de Montevideo”. Según Loureiro, la ventaja del puerto capitalino uruguayo es que es el más profundo de la cuenca del Río de la Plata. Loureiro reconoció que si bien el puerto seco de Rivera todavía no tiene materializada la conexión ferroviaria -recién estará lista para abril o mayo de 2024- por lo menos el gobierno uruguayo mostró a industriales brasileños esa herramienta de integración como “una realidad tangible” de extensión de la zona de influencia del puerto de Montevideo abarcando el norte de Uruguay y el sur de Brasil. Con respecto al evento organizado ante la gremial de industriales de Río Grande del Sur, el vicepresidente de la ANP dijo que hubo una gran concurrencia de empresarios y de prensa. “Quedamos muy conformes con la receptividad”, destacó.

Un viejo anhelo

La creación de un puerto seco en Rivera cuenta con el respaldo del sistema político. En 2010, la reactivación del tren era una de las prioridades del gobierno de José Mujica. En ese entonces, se llegó a un acuerdo para que AFE reparara 422 kilómetros (Montevideo-Rivera) de vías a partir de 2010 con un plazo de ejecución de 18 meses y una inversión de US$ 60 millones. Este plan estaba “atado” a un proyecto en aquel entonces de la Administración Nacional de Puertos para establecer un puerto seco en Rivera que operaría como nexo para trasladar mercadería desde el puerto de Montevideo hasta Brasil, según consignó El País el 3 de enero de 2010. Doce años más tarde, el 3 de abril de 2022, el subsecretario de Transporte, Juan José Olaizola, expresó a El País que la puesta en funcionamiento del Ferrocarril Central, prevista para fines de 2023 o principios de 2024, permitirá traer 2.300 toneladas de celulosa diarias de la planta de UPM en Durazno, pero también la posibilidad de transportar otro tipo de cargas hacia el Puerto de Montevideo. De esta forma, Olaizola aludió a a la construcción de la Línea Ferrocarril Central que habilitará, además, conectar el puerto capitalino con Rivera a través de la Línea Focem 1. Olaizola recordó que la Administración Nacional de Puertos trabaja en el Puerto Seco en Rivera que permitirá cargas regionales en la frontera con Brasil. “La apuesta del gobierno pasa por poder transportar mercaderías por tren al puerto”, insistió el jerarca del MTOP. “Sería como acercar la terminal portuaria de Montevideo a 500 kilómetros. Esa mercadería brasileña, cuando llega al puerto seco, tendrá un estatus similar como si hubiera ingresado al puerto de Montevideo”, expresó Olaizola. El 23 de marzo pasado, el presidente y el vicepresidente de la ANP, Juan Curbelo y Loureiro, respectivamente, presentaron al intendente riverense, Richard Sander, el Proyecto Terminal Multimodal Puerto Seco Rivera. “El puerto seco tiene hoy un espacio territorial, un decreto reglamentario que lo denomina como recinto portuario aduanero y por lo tanto es una realidad”, concluyó Curbelo.  https://www.elpais.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA