Brasil es el país latinoamericano que más exporta a China; Uruguay se ubica en noveno lugar

0
99

Con un intercambio comercial que se acerca a los 500.000 millones de dólares, la relación entre América Latina y el gigante asiático batió un récord histórico en 2023. El intercambio de mercancías entre la región y China superó los US$480.000 millones, de acuerdo a un informe elaborado por BBC Mundo en base a cifras de la Administración de Aduanas de la República Popular China (AGA, por sus siglas en inglés). La balanza comercial estuvo relativamente equilibrada con un leve superávit favorable a América Latina por US$2.000 millones. El intercambio bilateral del gigante asiático con América Latina y el Caribe (ALC) se ubicaba apenas en torno a los US$14.000 millones para el año 2000, de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). “En el período 2000-2022, el comercio de bienes entre la región y China se multiplicó por 35, mientras que el comercio total de la región con el mundo solo se multiplicó por 4”, señala la Cepal en su informe Perspectivas del Comercio Internacional 2023. Gracias a este incremento, China se ha convertido en el segundo socio comercial del conjunto de ALC, superando a la Unión Europea, y en el principal socio de Sudamérica. Brasil es el país que más vende a China, con exportaciones por U$S 122.000 millones. El segundo lugar lo ocupa Chile, con ventas de U$S 43.000 millones; tercero está Perú, con U$S 25.000 millones; cuarto México, con exportaciones por U$S 18.000 millones y quinto Ecuador, que vende a China por U$S 7.900 millones. Uruguay se encuentra en el noveno lugar entre los proveedores latinoamericanos de mercaderías, con exportaciones por U$S 2.348 millones. De acuerdo a la Cepal, el grueso de las exportaciones de América Latina hacia China se concentra en seis productos: soja, minerales de cobre y de hierro, petróleo, cátodos de cobre y carne bovina, que juntos suman 72% del total. Las importaciones de la región desde China, por otra parte, consisten fundamentalmente en productos manufacturados, lo que “ha ampliado el acceso para los hogares y empresas, pero también ha desplazado a la producción regional”, señala la Cepal.

https://www.uypress.net/

 

DEJA UNA RESPUESTA