¿Qué desafíos ven los exportadores para el gobierno de Luis Lacalle Pou?

1
146

La Unión de Exportadores analizó el escenario económico y los desafíos que en ese sentido tendrá el flamante gobierno de Luis Lacalle Pou.  Reducir el déficit fiscal y mejorar la competitividad del país son los dos principales desafíos económicos que deberá encarar el próximo gobierno que se enfrentará a “un mar de incertidumbres” en el que hay “pocas certezas”. Esa es la visión de la Unión de Exportadores (UEU) que quedó de manifiesto ayer en un desayuno para sus socios. Que el Banco Central (BCU) deje fluctuar el tipo de cambio, sin intervenir para contener al dólar fue una de las principales sugerencias que realizó en nombre de la gremial, la economista María Laura Rodríguez, responsable de Asesoría Económica, Comunicación y Medio Ambiente de la UEU. Esta ha sido una de las principales peticiones que la gremial le ha realizado al Central, dado que un dólar más alto favorece la competitividad de las exportaciones y es por eso que, nuevamente, aprovecharon la ocasión para realizar la sugerencia al nuevo gobierno encabezado por Luis Lacalle Pou.

“Creo que el próximo gobierno debería dejar flotar el dólar lo más posible. Está bien participar (en el mercado de cambios) cuando ocurre algo muy puntual, pero cuando la participación se da todas las semanas y todos los meses ya no es tan puntual”, indicó Rodríguez en alusión a la actual participación del BCU que en lo que va de 2019 lleva vendidos US$ 976 millones para contener a la divisa estadounidense.

En este sentido, la asesora económica de la UEU enfatizó en que el regulador no intervenga de forma continua.

“Si el dólar tiene que estar más alto que esté y que se tomen otro tipo de medidas para que la inflación esté más controlada, pero no a través del tipo de cambio”, señaló y añadió que “el dólar no está más alto porque hay un freno que está puesto por el BCU”. Es que según Rodríguez, el tipo de cambio “es siempre muy importante para la competitividad”.

“Creo que el próximo gobierno debería dejar flotar el dólar”, dice experta de la Unión de Exportadores. En comparación con el resto de la región, la asesora económica de la UEU dijo que si bien ha habido una “leve mejora” del tipo de cambio real, “no es muy significativa” como para afirmar que se volvió a niveles anteriores.

“Todavía no estamos ni cerca”, mencionó. En cuanto al tipo de cambio bilateral (con Argentina y Brasil), Rodríguez afirmó que “hemos empeorado”, principalmente con el país norteño. Otros desafíos planteados por la gremial exportadora fueron el estancamiento de la economía, la caída en las exportaciones, el déficit fiscal, la situación del mercado laboral y la competitividad. La reducción del déficit fiscal (actualmente en 4,9% del Producto Interno Bruto -PIB- sin “efecto cincuentones”) es el principal reto que según Rodríguez deberá enfrentar el próximo gobierno, dado que “si continúa habiendo un déficit de ese tamaño, será insostenible”. No obstante, la asesora admitió que bajarlo será “una tarea compleja” y señaló que dado que la promesa electoral de Lacalle Pou y su equipo fue la de no aumentar impuestos y la de bajar tarifas, “probablemente” la reducción del déficit sea posible por mediante el recorte de gastos del Estado. 

 “El nuevo gobierno propone bajar US$ 900 millones (4,7% del total de egresos en un año) el gasto público, se pueden impulsar algunas reformas o mejorar la eficiencia del Estado pero hay un tema de velocidades, es bastante difícil que se logre rápidamente esa baja”, indicó Rodríguez. El segundo desafío clave, según la gremial exportadora, es mejorar la competitividad y para Rodríguez esto “debería hacerse” mediante la eliminación de trámites que “son pesados, lentos y costosos”. Asimismo, indicó que el nuevo gobierno debería intentar “bajar los costos que hacen que sea caro producir en Uruguay”. En cuanto a la actividad económica del país, desde la UEU mencionaron que las proyecciones de crecimiento para el cierre de este año se ubican en 0,4% y manifestó que “está muy por debajo” de las proyecciones iniciales del gobierno que en la Rendición de Cuentas del año pasado afirmaban que el 2019 iba a cerrar con un crecimiento de 3% del PIB. Según Rodríguez, una de las certezas en el “mar de incertidumbres” actual es la concreción de la segunda planta de celulosa de UPM, la cual -según señaló- creará 7.000 empleos e inyectará unos US$ 3.000 millones. Sobre esta inversión dijo que algunos exportadores tuvieron “cierto temor” de que cuando esa cantidad de dólares ingrese al mercado presione al dólar a la baja, pero la asesora de la gremial aclaró que la mitad de ese dinero será en bienes de capital por lo que no tendría un fuerte impacto. Por último, Rodríguez mencionó la “necesidad” de la gremial de que se abran nuevos mercados para que las exportaciones “logren repuntar” dado que vienen de dos años de estancamiento. Si bien la balanza comercial actual mejoró, la asesora económica explicó que se debió a una menor cantidad de importaciones y no a mayores ventas al exterior.

“Malas noticias” de Argentina

Las noticias de Argentina “no son alentadoras”, al menos así lo señaló María Laura Rodríguez, asesora económica de la Unión de Exportadores (UEU). Es que según explicó la economista, la política económica del nuevo presidente argentino, Alberto Fernández, “es incierta y lo seguirá siendo” al menos hasta que asuma el próximo 10 de diciembre. Además de tener que reestructurar la deuda, realizar un esfuerzo fiscal para mostrar voluntad de pago, Argentina necesita un déficit primario de 2% del PIB y debe asimismo controlar la expansión del dinero así como eliminar el “super cepo” cambiario. “(Alberto) Fernández corre el mismo riesgo que corrió (Mauricio) Macri pero con personajes diferentes. De Argentina solo habrá malas noticias”, concluyó Rodríguez. https://negocios.elpais.com.uy/

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA