UNA DISPUTA QUE NO ENCUENTRA SOLUCIÓN

0
646
13432

Guerra del puerto deja al Gobierno entre dos colosos.-Montecon y Katoen Natie se cruzaron duro este domingo. Las dos empresas cruzan acusaciones y exigen respuestas. -La guerra empresarial en el puerto de Montevideo no para ni en domingo. Los dos gigantes que se disputan el puerto volvieron a cruzarse. Montecon denunció “múltiples y reiteradas amenazas” de Katoen Natie sobre las “autoridades uruguayas” y señaló que los tiempos para las reformas en el puerto “se están agotando”.

 

Los aludidos respondieron de inmediato: “Queremos rechazar absolutamente estos dichos y reafirmar que lo que pretende Katoen Natie es que se cumpla con las leyes y decretos. Como así también se reconozcan los derechos y obligaciones asumidos en el contrato de concesión firmado en el 2001”, respondieron.

El gerente general de Montecon, Juan Olascoaga fue más allá y advirtió que “los tiempos se están agotando” para que el Uruguay realice en el puerto de Montevideo los cambios estructurales que la terminal y el país necesitan, y sostuvo que los principales armadores y agencias navieras que operan en el puerto capitalino ya han planteado “directamente” a la Administración Nacional de Puertos (ANP) que podrían dejar de considerar a Montevideo como una alternativa “en la medida que se sienten rehenes de un monopolio”.

Para Katoen Natie, nada de esto es cierto. “Montecon denuncia pese a que desde el 2008 ha utilizado infraestructura pública sin tener ningún tipo de contrato y oponiéndose en todo momento a que como establece la ley de puertos y sus decretos, los permisos para el usufructo de los espacios públicos en el puerto de Montevideo deben adjudicarse mediante proceso competitivo.

El gerente de Montecon, por su parte, reclamó “el derecho a invertir y la obligación que tiene la ANP de permitirlo”. Olascoaga volvió a la carga con su viejo reclamo de que se instrumenten “cambios estructurales” y se permita a los operadores privados de los muelles públicos la instalación de grúas pórtico. Y lanzó una dura advertencia al gobierno: “Los tiempos se están agotando. Es imprescindible que la ANP vele por la libre competencia entre todos los actores, lo cual sin dudas redundará en una mayor competitividad de todo el puerto”.

KATOEN NATIE

La respuesta de Katoen Natie no se hizo esperar y planteó que, antes de acusar, Montecon debería primero aclarar:

“¿Por qué presentó dos ofertas en la última licitación intentando engañar a todos y por qué fue la única beneficiada con la decisión tomada por la ANP?”

“¿Por qué utilizó durante todo el 2015 un deposito portuario pagando ciento de miles de dólares menos de lo que ofertó? ¿Por qué presionó a la ANP para montar estructuras para contenedores refrigerados con el falso argumento de que eran desmontables? ¿Por qué se ha negado a cumplir con las resoluciones de ANP de desmontar lo que hizo en forma irregular? ¿Por qué le inicio una demanda a la ANP?  ¿Por qué utiliza más espacios de los que la ANP le cobra?”.-

“Katoen Natie reafirma su compromiso con el puerto de Montevideo, con el comercio exterior uruguayo, con el gobierno y confiamos que, en el Uruguay, el estado de derecho, las normas y los compromisos asumidos se respetan y se hacen cumplir”, concluye el comunicado de la empresa Belga.

*MONTECON.-

“El puerto de Montevideo necesita operadores privados comprometidos con el comercio exterior, que entiendan las necesidades de sus clientes, inviertan, capaciten su personal y aseguren fuentes laborales de calidad, junto a una ANP que defina el plan maestro del puerto y reglas claras para la actividad, asegurando la libre competencia entre los privados”, explicó Olascoaga.

Para el gerente general de Montecon en materia portuaria “Uruguay ha perdido tiempos y oportunidades”. “La administración anterior vinculada al MTOP, más allá de anuncios, eventos y eslóganes, concretó poco. Poco hemos avanzado en temas viales, y menos en transporte de carga por ferrocarril. Tampoco lo hemos hecho en temas portuarios, donde la única obra concretada fue el muelle C, inaugurado en marzo del 2015 y todavía hoy no operativo al 100% por problemas de dragado. Las otras obras portuarias fueron 100 % privadas, y tampoco fueron todas las necesarias. Donde hubo un cambio relevante fue en la Dirección Nacional de Aduanas, que tomó un rol relevante en la facilitación del comercio exterior”, apuntó. El directivo se mostró “preocupado” por los temas que requieren “definiciones urgentes” de la ANP y que “se siguen dilatando, como la posibilidad de que los privados inviertan y operen grúas pórticos en los muelles públicos para ofrecer la productividad que los armadores requieren”.- (La República)

DEJA UNA RESPUESTA