Terminal Cuenca del Plata inicia nuevas simulaciones de maniobras de barcos de 366 metros

0
274

Medida bajará costo de dragado de Antepuerto; simulacros se harán en Escuela Naval.’ La Terminal Cuenca del Plata (TCP), especializada en la operativa de contenedores en el puerto de Montevideo, comenzó su cuarta campaña de simulaciones de navegación en las instalaciones de la Escuela Naval. Según dijeron fuentes de TCP a El País, el consorcio -integrado por la multinacional belga Katoen Natie con un 80% de las acciones y la Administración Nacional de Puertos con el 20% restante- realizó simulaciones de navegación y de operaciones en 2014, 2021 y 2022 en las instalaciones de la Escuela Naval de Uruguay. En particular, las realizadas en los años 2021 y 2022 permitieron determinar las dimensiones necesarias del canal de acceso y el Antepuerto para permitir la operación un buque de hasta 400 metros de eslora (largo) y 59 metros de manga (ancho), definido por la empresa como el “barco de diseño” para el Muelle Oeste que está en construcción. Actualmente, y a efectos de minimizar el costo para la ANP de las obras de dragado de apertura y mantenimiento de esa zona, TCP está coordinando, con la participación de la Prefectura Nacional Naval, la Sociedad de Prácticos del Puerto de Montevideo y las autoridades de la Escuela Naval, la realización de una cuarta campaña de simulación, con el objetivo de determinar el menor tamaño del área a dragar en el Antepuerto que permita la operativa de buques de hasta 366 metros de eslora y 51.2 metros de manga y 13 metros de calado (profundidad). Este es el buque de mayor tamaño que ya está operando en puertos de la costa este de América del Sur y que está previsto operar en el puerto de Montevideo en un futuro inmediato. El simulador de la Escuela Navales es un sofisticado equipamiento y cuenta con personal calificado para enseñanza de los estudiantes de esa institución, así como para ser aprovechado por empresas que requieren este tipo de servicios. En este momento, están en ejecución las obras de la ampliación de TCP, que comprenden la construcción de un muelle de 730 metros de largo -que permitirá dos nuevos puestos de atraque con capacidad para recibir buques de hasta 15 metros de calado- y el relleno de la totalidad del área de concesión hasta completar una superficie total de la terminal de aproximadamente 60 hectáreas. Se han dragado cientos de miles de metros cúbicos de lodo que fueron sustituidos por arena extraída del banco Arquímedes mediante dragas de succión y, debido a la presencia de roca en la alineación del muelle, se está en proceso de excavarla mediante una embarcación capaz de triturar la roca de menor resistencia y por medio de voladuras subacuáticas hasta llegar a la profundidad de -17 metros referida al Cero Hidrométrico del puerto, lo que permitirá a la terminal, si las líneas navieras así lo requirieran en el futuro, un calado de operación de hasta 15 metros. Las obras se desarrollan en dos etapas; la primera a inaugurarse en 2025 permitirá la incorporación de un nuevo muelle de 350 metros y 70.000 metros cuadrados de playa de contenedores. Luego en 2026 se finalizará el resto de la obra ampliando el muelle en otros 380 metros y se completará la playa de contenedores.

Diseños

Según las fuentes, entre 2020 y 2022 TCP solicitó al Instituto de Mecánica de los Fluidos e Ingeniería Ambiental (IMFIA) de la Facultad de Ingeniería de Uruguay y a centros privados de Bélgica y Holanda la realización de estudios de oleaje para el diseño del nuevo muelle, incluyendo el análisis de los movimientos del buque amarrado para relacionarlos con la operativa eficiente en la carga y descarga de contenedores. Esas investigaciones determinaron las condiciones de diseño de los muelles de la TCP y permitieron considerar que, en las condiciones observadas, las operaciones podrían desarrollarse sin necesidad de modificar las escolleras existentes. Las fuentes expresaron que los estudios ordenados por TCP concluyeron que los muelles en construcción de dicha terminal podrán atender a buques de hasta 400 metros de eslora. Este tipo de barcos portacontenedores todavía no llegaron a América del Sur. Sin embargo, si las obras en ejecución no se realizan hasta la profundidad mencionada, en el futuro, no se podrían realizar y el puerto de Montevideo no tendría la posibilidad de ofrecer ese servicio a las líneas marítimas.

Canal de acceso

No solo TCP debe iniciar realizar obras para atender a esos buques de vendrán en un futuro cercano, sino también la Administración Nacional de Puertos (ANP). Los gobiernos de Uruguay y Argentina acordaron en febrero de este año el dragado del canal de acceso al puerto de Montevideo a una profundidad de 14 metros al Cero del puerto. Así quedó establecido tras la sesión extraordinaria de la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP), que se hizo este 27 y 28 de febrero pasado en Buenos Aires, en la que se procuró dejar registro del intercambio de las denominadas cartas reversales entre los presidentes de las delegaciones – Alem García por Uruguay y el embajador Diego Tettamanti por Argentina-. Los argentinos manifestaron que no encontraban “objeciones que formular” respecto a la iniciativa de dragar el canal de acceso al puerto capitalino y los uruguayos agradecieron al país hermano “por la voluntad manifestada”. Las obras prevén también el ensanche de dicho canal a fin de permitir la maniobra segura de los buques más largos y más anchos que hoy ya operan en el puerto. La ANP analiza diferentes opciones, ya que se trata de un trabajo costoso. https://www.elpais.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA