PAPEL DE LA INDUSTRIA NAVIERA EN LA CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA Y EL CAMBIO CLIMÁTICO

0
725
cambio climatico

AD PORTAS DE LA CUMBRE DE PARÍS, POSITIVAS CIFRAS DEL SECTOR NAVIERO.-En el ya cercano mes de diciembre de 2015, París será escenario de una nueva Cumbre sobre el Cambio Climático y las expectativas apuntan a que la Conferencia de las Partes o COP 21, será un punto de inflexión en este esfuerzo, gracias a la consecución de un compromiso vinculante y definitivo para la reducción de emisiones contaminantes a la atmósfera a partir del año 2020. – Cabe recordar que hasta ese año durará el aplazamiento, hecho en Copenhague, para que comience a regir el Protocolo de Kyoto, el cual marca un recorte en las emisiones de CO2 del 15% con respecto a lo emitido en 1990 para los países firmantes. Este desafío se enmarca en el objetivo central del “Acuerdo Universal Sobre el Cambio Climático”, que se pretende cerrar en París, y tiene como objetivo principal limitar el aumento de la temperatura global en menos de 2º C. En esta trascendental instancia el sector del transporte marítimo, es representado a nivel global por la Cámara Naviera Internacional (ICS), la que en las proximidades de la cumbre ha enfatizado lo que ha denominado como sus “grandes progresos en la reducción de su huella de carbono”. Diversos estudios al respecto muestran cifras positivas: “Delivering CO2 EmissionReductions: ShippingisPart of theSolution”, ha señalado que el sector ya ha conseguido un crecimiento de su actividad sin aumentar sus emisiones de carbono, reduciéndolas en más de un 10% desde 2007, a pesar del aumento del comercio marítimo en ese lapso. De acuerdo a la Organización Marítima Internacional (OMI), actualmente, las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes del transporte marítimo representan solamente un 2,2% del total de las emisiones globales, frente al 2,8% en 2007. Según datos entregados por “Green House Gas Estudio, 2014”.- El secretario general de ICS, Peter Hinchliffe, ha señalado que “con buques más grandes, mejores motores y un control más inteligente de la velocidad, el sector confía en conseguir reducir un 50% sus emisiones de CO2 para el año 2050, cuando toda la flota mundial estará formada por buques muy eficientes, muchos utilizarán combustibles limpios como el GNL”. ROL DE LA OMI.-  La OMI (Organización Marítima Internacional) dependiente de Naciones Unidas, lleva decenios a la vanguardia de la lucha contra la contaminación, intentando controlar la polución que producen los buques, a través del MARPOL, el Convenio para la Prevención de la Contaminación por los Buques -que apenas incluye la contaminación atmosférica- y que no siempre se cumple debido a la piratería y a la falta de medios para su control en muchos lugares.- De hecho, ante esta fragilidad existen planteamientos acerca de la necesidad de la creación de   una autoridad oceánica mundial capaz de proteger los mares de los excesos. De racionalizar su explotación, de controlar, denunciar y poner límites razonables a toda actividad sucia y depredadora y, principalmente, capaz de tomar decisiones vinculantes y con capacidad para obligarlas a aplicar, soportando la presión de los intereses inmediatos. -La ICS, por su parte, no resta apoyo a la OMI y plantea que “es el único organismo que puede asegurar que toda la flota mundial continuará reduciendo sus emisiones de CO2, independientemente del pabellón de un buque y respetando el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas” del Convenio Marco de las Naciones Unidas Sobre el Cambio Climático.-Por lo pronto, la OMI ya ha establecido un objetivo obligatorio por el que todos los buques construidos a partir de 2025, (incluidos los de los países en desarrollo) deberán ser, al menos, 30% más eficientes que los construidos en la década de 2000. Lo que seaplica a más del 95% de la flota mercante mundial con normas que entraron en vigor el mundo en 2013. ZONAS SECA.- Un ejemplo de control estricto de emisiones atmosféricas por parte de los buques lo constituyen las zonas SECA (acrónimo en inglés de SulphurEmission Control Areas). En estas áreas, que actualmente se sitúan en el Mar del Norte, Mar Báltico, Canal de la Mancha y las costas Este y Oeste de los EE.UU, sólo tienen permiso para navegar los buques impulsados por combustibles con un contenido de 0,1% de azufre, tal y como se especifica en las normativa de la CE y en el Anexo VI del Convenio Marpol sobre emisiones de origen marítimo.-En la zona del Mediterráneo europeo este límite estará situado en 2020 en una limitación prevista de las emisiones del 0,5% sobre el azufre de los escapes. Si bien todos los grandes navieros ya están construyendo buques acordes a estas limitaciones, en el mercado aún quedan miles de buques que no cumplen ese rango.Actualmente, para cumplir con esta normativa las navieras tienen diferentes opciones: utilizar fuel con el porcentaje de azufre establecido por las administraciones; utilizar sistemas de filtrado de los humos para verter al aire emisiones con porcentaje de gases contaminantes (SOx, NOx, ODS, VOC) inferior a los permitidos; y utilizar combustibles limpios, como el gas natural licuado (GNL).- (Por MundoMarítimo)

 

 

DEJA UNA RESPUESTA