Nuevamente la Armada Uruguaya tiene problemas con los motores MTU

0
321

El Comandante en Jefe de la Armada Uruguay, Almirante Jorge Wilson, se encuentra frente a serios problemas en relación al mantenimiento y durabilidad de las plantas de propulsión alemanas MTU 396 que están presentes en algunas unidades navales de este país. Entre ellas las tres lanchas Marine Protector incorporadas meses atrás, tras un viaje de traslado  navegando desde Baltimore ,una de las cuales ya registra en uno de sus motores un muy  fuerte desgaste. También estarían comprometidas algunas de las lanchas de rescate de origen alemán. Respecto a las Protector, se estima que oficiales de la Armada habrían sido advertidos por sus colegas de la Guardia Costera Estadounidense acerca de sus costos de mantenimiento antes de transferirlas- por menos de 6 millones de dólares -a Uruguay, tras pasar, toda la dotación de embarcaciones norteamericanas , por unos 110 overhauls de motores a cargo de la firma Pacífic Power Group. Dicha labor exige un completo desmonte del motor y el chequeo de cada pieza , lo que en la acotada capacidad industrial de los establecimientos uruguayos es virtualmente imposible y su costo en el exterior supera los 500.000 dólares. Ademas, se acortan luego los tiempos entre inspección (TBO). En este sentido, cabe recordar que en ocasión de la oferta de donación por parte de una entidad de rescate marítimo alemana a la Armada Uruguaya de otras dos lanchas SAR ( complementarias a dos preexistentes, adquiridas en 2018 a un millón de dólares) se incluía la llegada de un técnico de MTU para formar técnicos locales, paliando dificultades y ello, e inicialmente la propia donación, se rechazó. Días atrás acabó aceptándose la cesión de una unidad, la cual, al contrario del ofrecimiento anterior, que incluía el transporte a Montevideo, vendrá navegando con el desgaste imaginable de motores. Está situación hace prever que en muy pocos años todas las unidades así motorizadas, con esta marca ,excelente aunque técnicamente muy demandante y difícil de conservar en organizaciones navales de pocos recursos, vayan quedando fuera de servicio. (Javier Bonilla para https://www.defensa.com/)   UVM

DEJA UNA RESPUESTA