LOS COSTOS EXTRA DEL PUERTO DE MONTEVIDEO INCIDEN FUERTEMENTE EN ECONOMÍA URUGUAYA

0
1428
co71

TANTO EN LAS EXPORTACIONES COMO IMPORTACIONES.-Los costos de exportación e importación por el puerto de Montevideo se han multiplicado en los últimos años, al llegar al extremo que en una de las dos terminales el ingreso de un contenedor especial de carga directa cuesta cinco veces más caro un domingo que un día hábil.-También el exportador ha visto aumentado sus costos, desde la elemental entrega de un contenedor vacío para llenarlo y exportarlo –cuesta entre 30 y 80 dólares– hasta el pesaje del contenedor, que cuesta 401 dólares. Además, hay otros costos según las veces que mueva el contenedor, o si son demasiados días que pasan para cargarlo. Aunque eso no dependa del cliente, en caso de un paro de los trabajadores o causa de fuerza mayor.

 

Hay dos terminales de carga en el puerto de Montevideo, y ambas son privadas: Montecon y TCP (Terminal Cuenca del Plata propiedad de Katoen Natie en un 80% y la Administración Nacional de Puertos (ANP) un 20%).

SUMA Y SIGUE.-Hay costos de exportación o importación que son determinados por reparticiones oficiales, como por ejemplo el Banco República, la Dirección General Impositiva (DGI), el LATU, la Aduana y ANP, que generalmente son porcentajes sobre el valor que se exporta o importa. Esto es, en el caso de las importaciones, sobre el valor CIF del embarque total (que es el costo de la compra más el flete y el seguro), sobre este valor se aplicarán los impuestos y gastos del despacho, también los gastos de flete y cargos según manifiesto y los llamados “cargos locales” como la certificación.- Además debe sumarse la demora generada por los contenedores (el “piso” del contenedor), en caso de exceder el plazo de días libres otorgados por el armador, los cuales están estipulados y los eventuales gastos de almacenaje de ANP generados son abonados directamente al operador portuario. Se suma también el depósito de los contenedores los días feriados cuando obligatoriamente deben ser revisados por la Aduana. Estas son las cifras que pueden variar los costos.

UN SOBRECOSTO EVITABLE.- Los contenedores importados pasan por la inspección de Aduana de forma aleatoria, por un sistema tipo sorteo que se llama “canal rojo”. Por lo tanto, algunos contenedores son revisados si les cae en suerte. Esto es normal, y si es entre semana probablemente no signifique costo extra para el importador.  Pero si cae en víspera de un fin de semana –que Aduana no trabaja– los costos pueden ser muy altos. Y más si es un fin de semana largo, con tres días parado pero pagando depósito y piso obligatoriamente. Esto sucede todas las semanas, y dependiendo de la carga que se trate, si sale sorteado un viernes y debe esperar hasta el lunes para que lo inspeccionen y le den el visto bueno, al importador puede significarle un sobrecosto de 1.000 o 2.000 dólares. Normalmente los barcos tienen fecha de arribo al puerto de Montevideo, aunque a veces hay imponderables que lo demoran. Como el importador no sabe con certeza cuándo llegará su contenedor porque el barco puede retrasarse por factores climáticos o de otro tipo –o un paro de trabajadores portuarios– debe asumir que es posible que le toque el “canal rojo”, lo que le insumirá pagar unos miles de dólares más por tener que esperar un fin de semana. Obviamente que ese costo generalmente –aunque no siempre es así– es trasladado a los precios de la mercadería, por lo que el consumidor uruguayo terminará pagando más un producto por una situación que no debería darse en un puerto que, como todos los del mundo, recibe y despide barcos cargados todos los días. En este caso, el problema es de la Dirección Nacional de Aduanas, que se toma asueto los fines de semana y obliga al importador a pagar esos sobrecostos.-

OTRO CLARO EJEMPLO.-Uno de los casos más emblemáticos de la variación que puede tener un importador en sus costos es la “descarga directa”, que si bien no es para toda la mercadería ya que se trata de elementos potencialmente peligrosos, demuestra las variaciones de costo que puede haber.–Por ejemplo, una de las empresas cobra por descarga directa 589 dólares por cualquier día de la semana. Al ser descarga directa, el contenedor pasa prácticamente de la bodega del barco a la zorra del camión, sin necesidad de ocupar un espacio del puerto. La otra empresa cobra 600 dólares de lunes a viernes, pero aumenta a 1.500 dólares desde las 19 del viernes a las 24 del sábado y 3.000 dólares desde las 0 del domingo a las 24. Por lo tanto si el contenedor con ese tipo de productos (como agua oxigenada, carbón activado o explosivos) llega durante el día domingo, debe pagar 3.000 dólares si viene por esa terminal. La solución, que no es la más práctica, es pedir al agente de cargas del proveedor que envíe la mercadería para la otra empresa, y por lo tanto contratar un flete que venga por otro lado. Se da el caso de una línea que viene habitualmente de Oriente a una de las terminales, y es la “preferida” por quienes traen ese tipo de mercaderías. La descarga directa es para contenedores que tengan, por ejemplo, explosivos, gases inflamables o tóxicos, líquidos inflamables con bajo punto de inflamación (menos de -18ºC), sustancias sólidas inflamables, agentes oxidantes, peróxidos orgánicos, sustancias infecciosas y materiales radiactivos. Cada mercadería tiene un IMO (grado de peligrosidad) y eso define si es descarga directa.

TODO VACÍO NO ES IGUAL.- Devolver un contenedor vacío (el gate in) normalmente tenía un costo fijo que rondaba los 80 dólares. Sin embargo, en las últimas semanas varió ese precio y depende del tipo de contenedor. Es así que la devolución de un contenedor “reefer” (los que tienen motor refrigerador) pasó a costar 135 dólares (casi un 50% más caro), aunque es técnicamente el mismo envase que uno sin motor refrigerador, ya que al estar vacío no hay que enchufarlo y por lo tanto no tiene costos extra.

“PROMOCIÓN” DE EXPORTACIONES.-Hasta hace un tiempo, al exportador uruguayo no se le cobraba el llamado “gate out”, esto es, cuando se carga un contenedor para exportar. “En el puerto de Montevideo hay dos operadores, y si el contenedor es de la competencia, ambos cobran 40 dólares por sacarlo, cuando el cliente extranjero que va a importar nuestra mercadería les compra el flete, lo que se supone incluye los demás costos. Pero ahora cuando uno se lleva un contenedor vacío para cargarlo con la mercadería que va a exportar, cobran, y también lo hacen cuando lo suben lleno al barco”, dijo una de las fuentes consultadas. Por ejemplo, para la entrega del contenedor vacío hay un costo de entre 27,66 y 85 dólares, lo mismo que cuando lo lleva lleno. Luego, por cada día que pasa en la terminal esperando ser cargado, le cobran entre 38 y 41,20 dólares por día. El pesaje de un contenedor para exportación cuesta 401 por contenedor.-HASTA EL 80% DEL COSTO.-Según la sección comercial de la embajada de Estados Unidos, la logística de una importación es “un proceso de planificación, operación y control de la negociación, compra venta, movimiento y almacenaje de mercadería desde la fuente de materias primas hasta el punto de venta”.-“Dentro de la cadena integral de logística encontramos cuatro subsistemas: abastecimiento, producción, distribución y servicio de posventa”.–Según este documento, que anima a los uruguayos a exportar o importar desde USA, “la función de la logística es, nada más y nada menos, que reducir costos. Un alto porcentaje, entre el 40 y el 80 por ciento del costo de un producto, está constituido por costos en la cadena de abastecimiento, es decir costos de transporte y almacenamiento”. Según lo visto, las terminales del puerto de Montevideo claramente forman parte de esos costos. Y termina el documento señalando que “competir en una economía globalizada implica no sólo producir un producto de calidad, sino también alcanzar precios internacionales.

Trabajar adecuadamente en la logística integral de la empresa mejora los costos del producto final”.- (El Telégrafo)

DEJA UNA RESPUESTA