LAS OPORTUNIDADES Y AMENAZAS PARA EL PUERTO DE MONTEVIDEO

0
680
777

La asunción a Presidente de Mauricio Macri en Argentina presenta desafiantes escenarios-Ciento veinticinco millas separan al puerto de Montevideo del de Buenos Aires. Desde octubre de 2013 la distancia física no cambió pero comercialmente el Río de la Plata se transformó de alguna forma en un océano que mantuvo distantes a ambos países.-

La restricción impuesta por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner obligó a que las cargas de exportación originadas en puertos argentinos a que únicamente pudieran ser transbordadas en aquellos países con los que mantenían un acuerdo de carga marítima. Uruguay no cumplía con esa condición. Del total de 900.000 TEUs que transitan anualmente por el puerto de Montevideo, en 2013 unos 100.000 provenían de Argentina. El 10 de diciembre, la asunción de Mauricio Macri como presidente de Argentina ilusionó a diferentes operadores portuarios locales que, en medio de una desaceleración económica, vislumbraron oportunidades de crecimiento por la recomposición de la relación entre los gobiernos de Uruguay y Argentina. Incluso durante la campaña electoral, el principal asesor en temas portuarios de Macri, Óscar Vecslir, calificó como negativas las medidas del gobierno Kirchnerista y aseguró que se debían buscar otras alternativas para competir con el puerto de Montevideo.–Pero “la apertura de Macri”, además de oportunidades, representa desafíos. Así lo definió el gerente general de Montecon, Juan Olascoaga, quien recordó que la magia no existe y no se puede esperar que al otro día de levantadas las restricciones todo vuelva a ser como en 2013. Recalcó que el trabajo en eficiencia y competitividad será decisivo.  Por su parte, el ex presidente de la Administración Nacional de Puertos (2005-2009), Fernando Puntigliano, coincidió y afirmó que es necesario reconquistar los caminos logísticos y que actores públicos y privados mancomunen esfuerzos para alcanzar este objetivo. Terminal Cuenca del Plata (TCP) –cuyo principal accionista es el grupo Katoen Natie– fue de los operadores locales más perjudicados por el volumen que la carga argentina representaba para sus negocios (la firma perdió 90.000 movimientos de contenedores anuales a causa de las medidas argentinas). “Esta liberación de las restricciones la vemos con mucho optimismo y como un acto de sensatez básica”, indicó Fernando Correa, vocero de la empresa de logística belga. El representante de TCP cuestionó la coherencia del anterior gobierno argentino.

“Somos parte de una unión aduanera como el Mercosur, debemos respetar todos los compromisos que asumimos. Restringir el comercio intra zona con medidas administrativas por un lado y hacer discursos de integración por otro no es compatible”, sentenció. A pesar de la magnitud de las heridas que dejaron las restricciones en los operadores, la carga paraguaya actuó como un paño de agua fría y amortizó el impacto de la ausencia argentina en el puerto de Montevideo.  Olascoaga apuntó que esta carga mitigó casi en 100% a la carga argentina perdida. LAS RUTAS DESVIADAS.- Los armadores son los encargados de diseñar las rutas por las que se va a trasladar la mercadería. “La fruta de San Antonio (Argentina) ya se acostumbró a ir a Río Grande (Brasil)”, ejemplificó Puntigliano. Cambiar esa costumbre es el objetivo.–Existen dos tipos de armadores. Uno que no quiere meterse en problemas y mientras la ruta funcione le será fiel, y otro que va por el valor y si los precios no se adecuan a sus intenciones puede migrar, por ejemplo, de Montevideo al puerto de La Plata para pagar 30 centavos menos por contenedor.Katoen Natie, por su parte espera por la ANP. “Estamos en la mitad del período de concesión de TCP, en la etapa de planificación, evaluación y toma de decisiones para los próximos años. Esta programación necesariamente debe contar con un insumo importante, que es saber la planificación estratégica del puerto en su conjunto. Esto lo hemos reclamado insistentemente”, comentó Correa, quien advirtió que es imposible confirmar los próximos movimientos sin tener la certeza de qué pasos dará la comunidad portuaria en su conjunto.

 

LA PUERTA ENTORNADA.- Según los operadores, la apertura argentina les dará la oportunidad de retomar la carga, siempre y cuando su gestión sea eficiente. A pesar de esto, temen que la puerta que en 2013 estaba cerrada con candado, se abra de par en par para recibir a todos los que quieran trasbordar allí. De esta forma, el proteccionismo se transformaría en una competencia feroz que podría perjudicar al puerto de Montevideo.–“Si Macri implementa cambios, beneficia el comercio exterior y potencia los propias terminales argentinas, la competencia va a ser mayor”, sostuvo Olascoaga. El gerente de Montecon evaluó que es posible que el presidente argentino levante también determinados obstáculos que hoy tiene internamente para estimular su propio comercio. “La amenaza es que Argentina se potencie y promueva el comercio exterior a través de sus propias terminales, lo que estaría, en definitiva, excluyendo al puerto uruguayo del mapa portuario”, reflexionó el gerente general de Montecon.- (Mundo Marítimo- Chile)

DEJA UNA RESPUESTA