La UE lanza la misión Aspides para proteger a los buques en el mar Rojo de los ataques hutíes

0
130

La Unión Europea lanzó formalmente este lunes una misión naval para proteger a los buques comerciales en el mar Rojo de los ataques de los rebeldes chiíes hutíes respaldados por Irán. La misión ‘Aspides’ (escudo en griego) tendrá como objetivo preservar la libertad de navegación en el mar Rojo y el Golfo de Adén, una región plagada de inestabilidad desde octubre, cuando los rebeldes chiíes hutíes comenzaron a atacar con drones y cohetes a los buques que navegan por esas aguas cerca de Yemen.

Video: https://www.youtube.com/watch?v=7if3C4rBXro

Los hutíes, un grupo rebelde respaldado por Irán que controla una parte de Yemen, afirman que sus ataques son una represalia por la guerra de Israel en Gaza, que hasta ahora se ha cobrado la vida de unos 29.000 palestinos. Con el 12% del comercio mundial y hasta el 30% del tráfico mundial de contenedores pasando por esta estratégica vía de navegación, los ataques han amenazado con interrumpir gravemente los flujos comerciales hacia Europa. Francia, Alemania, Italia y Bélgica han confirmado hasta ahora su intención de aportar buques a la misión de la UE. Grecia aportará un comandante para su cuartel general operativo, Italia el comandante de la fuerza y Francia el comandante adjunto. El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, describió la misión como “una acción audaz para proteger los intereses comerciales y de seguridad de la UE y la comunidad internacional”. “Más allá de la respuesta a la crisis, es un paso hacia una mayor presencia europea en el mar para proteger nuestros intereses europeos”, declaró la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en la red social X. Un alto diplomático de la UE dijo que ‘Apsides’ tiene un mandato exclusivamente “protector” y que “solo actuará cuando haya una amenaza, con un mínimo de fuerza”. La fuente comunitaria añadió que la misión contará con al menos cuatro fragatas y estará plenamente operativa en “pocas semanas”. El cuartel general de la operación estará situado en Larissa (Grecia) y trabajará mano a mano con “socios afines” ya presentes en la región.

Una misión estrictamente “defensiva”

Los países de la UE se habían mostrado reticentes a respaldar la Operación Guardián de la Prosperidad (OPG), la misión naval liderada por Estados Unidos y lanzada en diciembre, por temor a que el bloque contribuyera a una escalada del conflicto que se ha apoderado de Oriente Medio. En un principio, la OPG contó con el apoyo de seis Estados miembros de la UE, tres de los cuales se distanciaron de la misión. Desde entonces, Estados Unidos y Reino Unido han dirigido ataques de represalia contra objetivos hutíes en territorio yemení, pero el bloque europeo se ha distanciado de esas acciones militares. “No neutralizaremos ofensivamente una amenaza en tierra”, dijo un segundo alto diplomático de la UE. “Las reglas de la operación son estrictamente de autodefensa”.

Algunos Estados miembros de la UE, como Dinamarca y Países Bajos, habían contribuido a la acción militar terrestre en Yemen dirigida por Estados Unidos y Reino Unido, apoyando un mayor compromiso de la UE en la región para proteger la seguridad y los intereses europeos. Otros Estados miembros, en particular España, se habían mostrado partidarios de una postura más defensiva y habían vetado los planes de reconvertir la misión Atalanta de la UE contra la piratería en la región. El lanzamiento de la misión de la UE se produce tras una tregua en los ataques de los hutíes, que alcanzaron su punto álgido en enero de este año. En una señal de escalada de las tensiones, Teherán desplazó su propia fragata a aguas del mar Rojo. En los últimos días ha habido indicios de un repunte de la actividad de los hutíes, que atacaron un barco con bandera de Belice, horas después de que el Ejército estadounidense dijera que había atacado una embarcación submarina no tripulada desplegada por los hutíes. Aunque en un principio los hutíes afirmaron que sus ataques iban dirigidos contra buques de propiedad israelí, muchos barcos vinculados a Europa han sido objeto de ataques en los últimos cuatro meses. Esto llevó a que muchas grandes navieras evitaran la zona, optando en su lugar por el desvío alternativo alrededor del Cabo de Buena Esperanza y añadiendo hasta un mes de tiempo de viaje. En enero, el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, advirtió de un posible aumento de los precios de la energía en Europa, a menos que las navieras recibieran garantías de defensa. Un alto diplomático de la UE afirmó que el bloque había sido capaz de acordar y poner en marcha rápidamente la misión para hacer frente a la amenaza a los flujos comerciales, a pesar de las continuas desavenencias entre las posturas de los Estados miembros de la UE sobre el conflicto en Oriente Medio. https://es.euronews.com/

DEJA UNA RESPUESTA