ENCONTRARON UN PEZ QUE IBA “CAMINANDO” POR PAYSANDÚ

0
2121
pez caminador

Si bien dicen que guarda cierta similitud con el Callichthyscallichthys o “cascarudo”, desconocemos a qué especie corresponde “Pedrito, el escamoso”. Sí, así han bautizado los tres funcionarios del Yacht Club Paysandú al pez que encontraron mientras efectuaba una “caminata”, de casi 25 minutos, sobre el pavimento, lejos del agua, en un curioso hecho ocurrido en la mañana de la víspera.

Así lo narró a EL TELEGRAFO Javier Perg, quien fue el encargado de recogerlo y llevárselo a su casa, donde lo acondicionó en una pecera: “Estábamos limpiando en el lado sur del club y vimos que algo sobre la calle se movía pero pensamos en un sapo. Nos acercamos y era un pez, de unos 12 centímetros. Venía bajando de la rotonda del Obelisco, avanzó más o menos 50 metros hacia la portería del Yacht Club, después giró alrededor de la portería y se dirigió hacia el río. Ese trayecto que hizo le llevó como 25 minutos, estando fuera del agua”.“La pregunta que nos hacemos es de dónde salió y qué es. Me han dicho que puede ser una especie de vieja del agua pero no, porque la piel es demasiado áspera para ser una vieja del agua o similar. Cuando lo pongo de costado se nota que es diferente, también el color oro que tiene”, dijo Perg.“Lo puse dentro de un balde con agua que corría de la parte de afuera del club, donde incluso hay unas mojarritas que quedaron de la creciente. Estuvo como unas cuatro horas dentro de esa agua, que otro pez capaz se muere por la falta de oxígeno. Después le puse una planta de las que nacen en las balsas del club, lo traje para casa y como tenía una pecera vacía le puse agua de la canilla con cloro –porque es impresionante el cloro que tiene– y ‘Pedrito, el escamoso’ sigue vivo”, indicó. Asimismo, “un pescador viejo que vino a verlo me dijo que lo único que podría ser es una especie de vieja del agua que no es común en esta zona, porque hay como seis diferentes. Acá en el río Uruguay se encuentran tres especies nomás. La vieja del agua sigue viva hasta dos horas después que la sacás del agua, pero no avanza como esta especie.

Queda boqueando y viva pero nunca tiende a avanzar”. En tanto, aseguró que se fijó en la página de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) y en el catálogo de peces “no lo encontramos, directamente no existe”. Javier Perg compartió que la mayoría de la gente conocida no le creyó sobre la condición excepcional del pez de “caminar”, situación que cambió cuando les mostró el video. “Todos han dicho que les hacía acordar al cuento de Landriscina (El pescado del patio), que amaestró un pescado y cuando lo llevó a la playa, se le ahogó porque no se acordaba cómo nadar”, dijo entre risas. – (El Telégrafo)

DEJA UNA RESPUESTA