EL ÚLTIMO VIAJE A LA ANTÁRTIDA DEL CABO 1º. DERCEO DA COSTA

0
540
5325

EL ÚLTIMO VIAJE DEL CABO DERCEO  DA  COSTA  , EL URUGUAYO QUE LE HA DEDICADO 31 AÑOS DE SU VIDA A LA ANTÁRTIDA.- Cuando Derceo da Costa llegó a la Antártida en diciembre de 1984 el lugar era una inmensidad blanca. “Lo primero que me sorprendió fue la cantidad de nieve y de frío”, le dice a la BBC.

 

“Al mirar a mi alrededor me pregunté: ‘¿Dónde estoy?’. ¡No sabía si estaba en el otro extremo del mundo o en otro planeta!”.

Sin conocimientos ni equipamiento apropiados, da Costa fue parte del equipo de pioneros que establecieron la Base Artigas, la primera instalación uruguaya en el continente blanco..-Pero Da Costa llegó a la Antártida por casualidad: acababa de ingresar al servicio militar uruguayo cuando le pidieron que hiciera un inventario del cargamento que viajaría al Sur. Al terminar le preguntaron si quería ir a ayudar y dijo que sí.

Eran las 9 de la noche y el avión salía a las 4 de la madrugada. A las 2 pasaron a buscarlo para una misión que debía durar dos semanas y terminaron siendo tres meses.- Ahora, 31 años después, es una de las personas que más tiempo han estado en la Antártida. En marzo termina su última misión en el continente.

LA INEXPERIENCIA DE LOS PIONEROS.-“Ninguno de nosotros sabía lo que era la Antártida”, cuenta da Costa sobre aquella primera expedición.

“Uno de los integrantes de nuestra tripulación creía que estábamos en el Polo Norte, donde hay osos polares que pueden atacarte. No sabíamos que en el Polo Sur no hay osos polares”.-En aquel entonces, continúa, “no había nada de lo que se ve ahora. Nada…Estaba todo vacío”.  Para colocar los contenedores donde viviría la tripulación, contaron con la ayuda de los rusos. Su base, la estación Bellingshausen, es la más cercana de la uruguaya.

LES LLEVÓ DOS DÍAS CONSTRUIR LA BASE ARTIGAS.-  TRES DÉCADAS DE CAMBIOS.- “Era muy precario”, dice da Costa. Durante el primer año se bañaban con la nieve que agarraban del piso. “Hoy es totalmente diferente. Vas a cualquier base y hay agua caliente”.


“Pensamos que el frío sería como en un invierno normal en Uruguay”, cuenta. La temperatura promedio en el invierno uruguayo es de 7°C. El día de la entrevista de BBC, por ejemplo, había -1°C y sensación térmica de -20°C.

En 1984 habían llevado pantalones de lana y camisas de tartán para abrigarse. Hoy da Costa viste traje térmico, siempre cubre su cabeza y usa lentes protectores. “Puedes quemarte la retina por la reflexión del sol en la nieve. Lo sé por experiencia propia”. También aprendió que el frío es tan intenso que puede quemarte la piel y que si pones la mano en el agua por más de cinco minutos, se te congela.

Los protocolos para caminar fueron parte del aprendizaje. “Acá hay peligro todo el tiempo”, dice. “No puedes salir a caminar solo porque puedes caerte, quebrarte una pierna o quedar enterrado en la nieve, por lo que siempre salimos con una radio”. RETIRARSE DEL CONTINENTE.-“La esencia de la Antártida para mí es su naturaleza y tranquilidad”, afirma da Costa, quien sostiene que en el continente blanco pudo encontrarse a sí mismo.

En días terminará su última misión y se retirará de la Base Artigas, 31 años después de aquella primera hazaña.-“Tienes que prepararte mentalmente. Es como un padre que sabe que un día su hijo se irá del hogar. Está en tu cabeza, nadie puede decirte lo que se siente”, explica.-Sin embargo, no cree que sea una despedida para siempre: “Nunca digo que es la última vez, por lo que para mí es el penúltimo viaje”.- (BBC)

DEJA UNA RESPUESTA