El presidente de Paraguay respaldó la presencia militar estadounidense en la hidrovía Paraná-Paraguay

0
65

El presidente de Paraguay, Santiago Peña, se pronunció el pasado lunes respecto a las negociaciones entre el gobierno argentino y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos para la participación de militares norteamericanos en la hidrovía Paraná-Paraguay. “Es una decisión soberana de Argentina. No hay nada que nosotros podamos cuestionar”, afirmó el mandatario desde Luque.

Peña destacó la importancia de la experiencia del Cuerpo de Ingenieros de las Fuerzas Armadas de EE. UU. en la administración de vías navegables, mencionando su exitosa gestión en la hidrovía del Mississippi. «Nosotros también tuvimos conversaciones con el gobierno estadounidense para aprender de su experiencia», agregó.

El presidente paraguayo reveló que durante la administración anterior se había considerado un acuerdo similar, pero se optó por postergarlo para permitir una discusión más amplia entre los países involucrados en la hidrovía. «Queríamos evitar que Paraguay avanzara unilateralmente en este tema», explicó Peña.

Sin embargo, el senador Gustavo Leite, líder de la comisión de Relaciones Exteriores en el Senado, insinuó la posibilidad de revivir el memorándum este año. «La mayor experiencia en vías navegables similares está en el Mississippi. Es conveniente aprovechar el éxito de otros», afirmó Leite.

El presidente Peña expresó que la entrada de militares estadounidenses en la hidrovía podría contribuir significativamente a la región, especialmente en un activo estratégico como este. «Celebramos que Argentina esté conversando con el gobierno estadounidense. Creo que puede sumar mucho», señaló.

El año pasado, el Congreso de Estados Unidos autorizó a los ingenieros militares para participar en tareas relacionadas con navegación y catástrofes naturales, con el objetivo subyacente de monitorear y contrarrestar la influencia de China. Esta decisión impulsó al gobierno paraguayo a retomar las negociaciones.

«Pero mi conversación tanto con el presidente Lula, como con el presidente Milei, y también Lacalle y Arce, es que podamos sentarnos entre los cinco países y visualizar una hidrovía mucho más moderna e integrada», puntualizó el presidente Peña.

El intento anterior de Paraguay de involucrar a los ingenieros militares estadounidenses enfrentó resistencia tanto interna como externa, pero ahora con una diplomacia más pragmática y enfoque en el Mercosur, se espera que estas negociaciones avancen.

En resumen, Paraguay muestra un respaldo explícito a la presencia militar estadounidense en la hidrovía Paraná-Paraguay, con la esperanza de modernizar y potenciar esta vía fluvial compartida entre varios países de la región.

misionesonline.net

DEJA UNA RESPUESTA