El ministro de Defensa uruguayo en el Pentágono, mientras su gobierno se re aproxima a China

0
592

El Dr. Javier García , junto al Jefe del Estado Mayor de la Defensa uruguayo, Gral del Aire Rodolfo Pereyra, fueron recibidos en Washington por funcionarios de segundo y tercer orden, durante su reciente visita y no se palpan resultados remarcables de la misma, ni quizá siquiera respecto a lo que estaba ya gestionado de forma avanzada (remolcadores de altura, UAV,etc.), lo que aún continuaria una tramitación bastante lenta. De hecho, más allá del Subsecretario de Estado para Asuntos Hemisféricos, el subsecretario de Defensa para el Hemisferio Occidental y un asesor personal del presidente Biden para asuntos interamericanos, no parecen interlocutores destacados para la que ha sido la primera visita ministerial uruguaya  en materia de Defensa  en 25 años, en la que se recrea el grupo de trabajo bilateral entre ambas naciones en materia de Defensa. La misma, además, se dio en un marco de intensas y crecientes gestiones del embajador chino en Uruguay por evitar que se confirme oficialmente el anuncio de  declarar desierto el concurso para compra directa por OPV, el cual, de una forma bastante controvertida, había resultado favorable a la propuesta asiatica, siendo contestado por Kership (cuya propuesta era más barata) e impugnado por Damen. China bajó luego su cotización, que se aproximaba a los 100 millones de dólares por buque, a 82 cada uno, y pretendía proponer una nuieva rebaja. Damen, por su parte, eliminando la potencialidad misilística a futuro de los OPV (clase 1800 en 2.200 toneladas) y reduciendo el calibre de su cañón principal de 76 mm, a 30  o 40 mm., los llevó a 57,5 millones cada uno. Como ya dijimos, el ministro, no recibió a la embajadora de Países Bajos en esa oportunidad, sino a un funcionario de tercer orden, y sí recibió al representante diplomático chino, lo cual molestó profundamente a algunos países aliados del gobierno holandés, como también las idas y venidas en torno a las fragatas noruegas Clase Nordkapp, cuya muy probable compra y modernización por poco más de 100 millones de dólares- la nueva propuesta de Damen y también la  probable francesa no superan los 116 millones por unidades nuevas- anunció el mismo ministro, habiendo sido recientemente vetada por el Estado Mayor  de la Armada y sus tres principales jerarquías. Se ha comentado reiteradamente la incomodidad estadounidense por la no definición uruguaya por equipamiento occidental, sin contrapropuestas ante la alternativa nórdica rechazada. Para complicar mas aun este cuadro, la situación de la Fuerza Aérea no es mucho  mejor que la de la Armada  a nivel material, prácticamente sin aviones de combate y enlace, escasas unidades de transporte liviano y helicópteros disponibles, mientras el Ejército precisa con urgencia blindados sobre ruedas nuevos o seminuevos para continuar activo en diversas Misiones Operacionales de Paz. Antes de los acercamientos uruguayos a China, Estados Unidos pensaba donar unas 40 unidades. (Javier Bonilla)  https://www.defensa.com/

DEJA UNA RESPUESTA