Crece la actividad en el puerto de Fray Bentos: acuerdo con Bolivia y otro posible con Paraguay

0
432
DCIM164GOPRO

Los barcos bolivianos podrán usarlo como puerto libre, mientras que podría brindar servicios a una empresa paraguaya de celulosa. La Administración Nacional de Puertos (ANP) de Uruguay firmará este lunes un acuerdo con la Administración de Servicios Portuarios (ASP) de Bolivia para que pueda utilizar el puerto de Fray Bentos bajo una régimen de “puerto libre”, y así llevar a cabo sus negocios marítimos a través de él, al tiempo que analiza avanzar en otro pacto con Paraguay. La firma se llevará a cabo en la Intendencia de Fray Bentos, en Río Negro, ya que el intendente, Omar Laffluf, trabajo junto con las autoridades de la ANP para llevar a cabo el acuerdo, que estuvo basado en arreglos anteriores entre la ANP y la ASP, pero referidos a los puertos de Nueva Palmira y Montevideo. Entre las iniciativas que propone el texto están el almacenamiento de mercaderías bolivianas en los puerto uruguayos y la iniciativa “Puerto Busch- Fray Bentos”. Este se trata de hacer al puerto de Fray Bentos, un punto clave para que las mercaderías bolivianas salgan por el Océano Atlántico a través del Rio Paraguay, que es la vía de salida que tiene Bolivia hacia este lado del mundo. El acuerdo estaba basado sobre el régimen de “puerto libre”, pero con el limitante que impone el calado por los pasos, que obligan a los buques que zarpan de Fray Bentos tener una carga máxima entre 16.000 y 18.000 toneladas, para luego completar la capacidad en Montevideo o en puertos argentinos. Por esto, se utilizarán zonas de transferencia aguas abajo del puerto de Fray Bentos —por el calado insuficiente para carga plena— y allí se completarán las embarcaciones mediante 24 barcazas —las cuales también transportarán desde Bolivia hasta Fray Bentos los productos enviados por los exportadores bolivianos, en un proceso que se calcula paulatino.

La iniciativa fue impulsada por un capitán de puerto de Fray Bentos, Alberto Lasarte, quien inició las negociaciones a inicios de 2022 luego de enterarse que la mercadería boliviana era trasladada hasta La Plata, Ibicuy y Concepción del Uruguay, en Argentina. Esto se debe a que Bolivia mueve la mayor parte de sus 10 millones de toneladas de bienes a través del Pacífico, pero para llegar a ese océano debe usar transporte carretero que sube sobre Los Andes —5.000 metros— y luego transita 2.500 kilómetros. En los últimos meses, esta dinámica se vio dificultada tanto en importación como en exportación debido a los conflictos políticos y sociales en Perú. El vicepresidente del ANP comunicó que se encuentran estudiando la posibilidad de aceptar una iniciativa propuesta por la empresa paraguaya Paracel, con el objetivo de brindarle servicios de recepción, acopio y carga de celulosa. Idealmente, la empresa llevaría a cabo la construcción de un deposito de celulosa, pero también contribuiría a la mejora de los caminos interiores del puerto, como así también en la readecuación de los muelles para que operen las barcazas. https://www.ambito.com/

DEJA UNA RESPUESTA