ANP licitará más áreas en el puerto de Montevideo que utiliza Montecon para contenedores

0
493

El llamado público es para dos áreas de más de 4 mil metros cuadrados.  La Administración Nacional de Puertos (ANP) realizará una licitación pública para otorgar un permiso para brindar servicio de depósito para contenedores en dos áreas públicas de 4.414 metros cuadrados. Es la segunda vez en lo que va del año que las autoridades licitan espacios dentro del puerto de Montevideo en los que opera la empresa Montecon. El pliego de condiciones indica que la ANP se reserva el derecho de otorgar, con la aprobación del Poder Ejecutivo, nuevas concesiones o permisos con similar o idéntico objeto, en otros terrenos de su propiedad. Las áreas elegidas en esta oportunidad son las denominadas A8 y A9 que son utilizadas por Montecon para movilizar contenedores desde hace más de una década. A principio de año, la ANP licitó las áreas 3, 4 y 5 que totalizaban 10.000 metros cuadrados y también eran operadas por la empresa desde hacia el mismo tiempo que las anteriores. 

En febrero, la empresa ganó la licitación para continuar movilizando contenedores en esa zona. Ahora la ANP efectúa el llamado público para otras dos áreas que son cercanas a los muelles. La licitación actual señala que dentro del área, el permisario no podrá, en ningún caso, efectuar otras operaciones y actividades que sean ajenas al llamado, ni destinarla a otros usos o actividades distintas a las autorizadas por la ANP. Tampoco podrá realizar servicio de limpieza de contenedores, operaciones con vehículos, graneles y equipamiento y mercadería de gran porte, consolidados y desconsolidado de contendores, ni otorgar servicio de frío a contenedores.Añade que el permisario deberá prestar el servicio en igualdad de condiciones a todos los que lo soliciten, sobre bases justas y razonables, libre de cualquier discriminación, manteniendo y asegurando su continuidad y regularidad. 

La oferta de los interesados deberán indicar el precio máximo por los servicios a prestar. Esos valores serán evaluados y aceptados por la ANP.  Todos los precios máximos serán publicados en un tarifario que recopilará la ANP y que pondrá en conocimiento de los distintos usuarios del puerto para lo cual el permisario estará obligado a entregar un listos con ellos. El oferente cotizará el canon mensual que se obliga a pagar a la autoridad portuaria, el que no podrá ser menor a US$ 10 por metro cuadrado y por mes.  Excepto por razones de fuerza mayor debidamente acreditada y aceptada por la ANP, el permisario no podrá reclamar ninguna deducción sobre el canon establecido, alegando cualquier inconveniente, interrupción, cese o pérdida de negocios u otras pérdidas causadas, directa o indirectamente, por cualquier razón. El atraso en el pago del canon por el permisario devengará el interés por mora vigente en ese momento y un retraso superior a los 30 días calendario será considerado causa de caducidad del permiso. El pliego expresa que el plazo del permiso será de dos años computándose desde el día siguiente a la fecha que se otorgue el acta de entrega sin perjuicio de la facultad de la ANP de revocarlo en cualquier momento por razones de interés público y sin derecho a indemnización alguna en virtud de su carácter precario. Establece que el permiso no podrá ser objeto de ulteriores prórrogas salvo que se cumplan dos condiciones. Ellas son que la ANP no necesite el predio otorgado o que quede desierto un llamado público a interesados, en las nuevas condiciones que defina la administración. Otra condición que marca el pliego de licitación es que en las actividades de giro del oferente se deberá alcanzar en al menos uno de los dos últimos años una facturación bruta anual de US$ 500.000. 

https://www.elobservador.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA