Alerta por la fuga de talento argentino a Uruguay

0
288

El país vecino creció un 53,6% en ventas al exterior gracias a recursos importados y el principal proveedor es la Argentina Las exportaciones argentinas de servicios basados en el conocimiento tuvieron un fuerte crecimiento interanual en 2022, ya que totalizaron los US$7834 millones, lo que implica un alza del 19,4% respecto de 2021. Sin embargo, desde Argencon, la entidad que nuclea a empresas prestadoras de servicios, advirtieron por la fuga de talento a Uruguay, que aumentó sus ventas al exterior un 53,6% -en el rubro- por encima del comportamiento de la región (Latinoamérica creció 19,3%). “En la Argentina hay una fuga de talentos a países donde la economía es más estable. Uruguay cosecha esa fuga con crecimientos muy significativos. Se basa, en parte, en recursos importados y el principal proveedor de esos recursos es la Argentina. El país hoy no retiene el valor que produce”, afirmó Luis Galeazzi, director ejecutivo de Argencon, durante la presentación del último informe Argenconomics, que se nutre de datos de exportaciones que provee el Indec, actualizados hasta diciembre de 2022, y datos de empleo del Ministerio de Trabajo, a septiembre del mismo año. Según Galeazzi, el Gobierno uruguayo tiene programas oficiales de captación de talento del exterior, de atracción de empresas y de conocimiento. “Tiene una estrategia constante desde hace más de una década y su principal fuente son las empresas argentinas, que son invitadas a radicarse. No es solo la fuga individual del freelance que trabaja y escapa de la legislación argentina”, agregó. Consultado por la fuga de talentos en general, Galeazzi dijo que el estimado de pérdida para la Argentina es cercano a los US$2000 millones por año. Es decir, que las exportaciones formales podrían ser mayores. En los últimos años, el cepo cambiario afectó mucho al sector. Es muy común que los trabajadores se pasen al freelancismo cobrando en negro en criptomonedas o vía cuevas porque así acceden a sueldos mayores en moneda dura. En este sentido, Galeazzi dijo que la Comunicación “A” 7518 del Banco Central, que permitía a los freelancers ingresar hasta US$12.000 por año, y el proyecto de monotech, no ayudaron a la situación y que el régimen que permitía acceder hasta un 50% del incremental de exportaciones en dólares de libre disponibilidad por trimestre para pagar sueldos no pudo ser aprovechado por las empresas por su complejidad.

“Las condiciones geopolíticas globales abren una importante ventana de oportunidad a la oferta exportadora argentina en todos los rubros de la economía del conocimiento. Las barreras que dificultan un mayor aprovechamiento de esta oportunidad siguen siendo internas”, cerró Galeazzi y apuntó a la enorme turbulencia económica y política y los cambios normativos coyunturales. Si se mira el desagregado de las exportaciones, el primer lugar fue para servicios empresariales, profesionales y técnicos, con US$4585 millones de exportaciones; seguido de servicios de informática (US$2609 millones); servicios personales, culturales y recreativos (US$414 millones); y cargos por uso de propiedad intelectual (US$226 millones). En cuanto a los puestos de trabajo, en 2022, el sector de la economía del conocimiento tuvo un aumento de 23.000 empleos. Así, alcanzó los 481.000 y la variación salarial fue del 120%, por encima de la inflación del período. (Por: María Julieta Rumi(  Fuente: https://www.lanacion.com.ar/

DEJA UNA RESPUESTA