ALCALDE DE MIAMI DESTINA SECTOR DEL PUERTO PARA TERMINAL DE FERRIES A CUBA

0
503
329

Idea seguiría siendo potencial mientras autoridades cubanas no den luz verde a la ruta.-Un terreno sin urbanizar en PortMiami está a punto de poner a prueba hasta qué punto la política hacia Cuba ha cambiado en Miami.

Funcionarios de la ciudad quieren transformar la propiedad junto al mar en un terminal para ferries que viajarían entre Miami y Cuba.- La iniciativa podría colocar a Miami en el primer lugar de una incipiente industria de ferries que espera brindar un servicio asequible de viajes y envíos entre ambos puntos. De igual modo, podría marcar un hito histórico para la administración del alcalde de Miami Carlos Giménez, que hasta el momento no ha buscado públicamente oportunidades económicas con Cuba.“Tenemos que estar preparados para cuando llegue la situación, cuando el negocio esté listo para despegar”, señaló el 6 de enero Juan Kuryla, director del puerto. “Desde ahora anticipamos que va a ser un negocio próspero en Miami”. PortMiami no es el único puerto del estado de Florida interesado en un servicio de ferries con Cuba en medio de la drástica distensión diplomática y la expansión del comercio entre EE.UU. y Cuba. Las compañías de ferries también han hablado de la posibilidad de tener ferries entre Florida y Cuba desde Cayo Hueso, Port Everglades y Port Manatee en la costa oeste de Florida. El terminal de ferries hacia Cuba se construiría en el extremo suroeste del puerto, un espacio sin urbanizar que queda frente al downtown de Miami y que últimamente ha sido tema de polémicas discusiones sobre bienes raíces.-El Alcalde Giménez les señaló a funcionarios de la ciudad que la ciudad no buscará más proyectos comerciales que no estén directamente vinculados con usos marítimos. “Los usos potenciales descritos en el Plan Maestro dejaron de tenerse en cuenta por la administración del alcalde Giménez”, señaló el 6 de enero Michael Hernández, portavoz de Giménez. PROYECTO POSTERGADO.-Durante años, muchos urbanizadores han tratado de llevar a cabo proyectos en el extremo suroeste, y son los 13 miembros de la Comisión del Condado quienes tienen la última palabra de lo que se puede hacer con la parcela de tierra. El año pasado, un grupo comercial que quiere construir allí un hotel, un centro de exposiciones y una marina le presentó a la comisión sus planes, lo que hizo que la junta le exigiera una solicitud formal para pujas a otras empresas urbanizadoras.-Kuryla señaló que ese proceso continuará siendo el mismo, y que su equipo buscará el terminal de ferries como una solución potencial a la disyuntiva de cómo superar los obstáculos legales que todavía. Agregó que diversas compañías de todo el mundo han llamado a PortMiami con la esperanza de inaugurar un servicio de ferries a Cuba. Genting, la compañía malaya de casinos que espera inaugurar un resort turístico en Miami, ya cuenta con un ferry entre PortMiami y Bimini. Ese tipo de transbordador, con un espacio lo suficientemente grande para transportar camiones y automóviles, es similar al que viajaría a La Habana y otras ciudades cubanas.-Los ferries necesitarían un dragado, dijo Kuryla, pero solo haría falta agregar unos seis o siete pies a aguas donde en la actualidad se puede acomodar un tipo de barco que necesita alrededor de 13 pies. SERVICIO PERMITIDO.-Las regulaciones norteamericanas vigentes permiten que haya un servicio de ferries a Cuba. El año pasado Washington le entregó su primer grupo de licencias a compañías de la industria interesadas en operar en el sur de la Florida. Sin embargo, las autoridades cubanas todavía no han dado la luz verde, aclaró Robert Muse, abogado de Washington, D.C., que se especializa en leyes comerciales con Cuba y representa a la empresa Baja Ferries USA. “EE.UU quiere que el negocio se concrete”, dijo Muse. “Pero en estos momentos la demora es por el lado cubano”.–Un problema que podrían enfrentar las empresas potenciales de ferries es una ley cubana que prohíbe que los nacidos en Cuba entren o salgan del país por vía marítima. Sosa sacó a relucir ese impedimento al tiempo que cuestionaba el interés de Miami-Dade en que los ferries partieran de PortMiami. “Tiene que ser de ambas partes”, señaló Sosa. “Si vamos a hacer algo donde las personas no puedan viajar con libertad, entonces surgirán muchas preocupaciones”. Fuente: El Nuevo Herald, EE.UU. – (Mundo Marítimo)

 

DEJA UNA RESPUESTA