Tras la polémica, Argentina, Paraguay, Brasil, Bolivia y Uruguay tratarán a fin de mes el peaje en la hidrovía

0
382

La tensión se desató después de que Argentina tomara la medida de implementar un peaje a la navegación fluvial en la hidrovía Paraguay-Paraná. Paraguay y Brasil, junto con Bolivia y Uruguay, elevaron sus voces de protesta, cuestionando la legalidad del cobro y la ausencia de servicios concretos a cambio. El impasse se agravó con la retención de buques paraguayos y bolivianos en puertos argentinos debido a deudas generadas por el peaje impago.

Luego del cobro unilateral de un peaje a la navegación fluvial en la hidrovía Paraguay-Paraná por parte de Argentina, Paraguay y Brasil recurrieron al Comité Intergubernamental de Hidrovías y el tema será tratado el 30 de agosto.
Una controversia de largo alcance entre Argentina, Paraguay, Brasil, Bolivia y Uruguay por el reciente cobro unilateral de peaje a la navegación fluvial en la hidrovía Paraguay-Paraná está a punto de ser confrontada directamente. La polémica, que ha dejado en vilo las relaciones entre los países, será tratada en una reunión especial del Comité Intergubernamental de Hidrovías (CIH) programada para el 30 de agosto en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.

La retención de buques fue lo que agitó aún más la situación. Un remolcador paraguayo y otro boliviano fueron retenidos en el puerto de San Lorenzo, Santa Fe, Argentina, debido a deudas acumuladas por el impago del peaje.
El gobierno argentino autorizó el cobro de un peaje de US$ 1,47 por tonelada transportada en la hidrovía, una decisión que provocó reacciones negativas en la región. Los sectores productivos, particularmente en Mato Grosso do Sul, se ven afectados directamente, lo que llevó a la creación de programas de incentivos a la exportación por vía fluvial en algunos estados brasileños.

El gobierno brasileño había intentado inicialmente resolver la situación de manera diplomática, pero ahora se espera que las discusiones se desarrollen en el marco de los órganos establecidos por el Convenio de la Hidrovía Paraguay-Paraná. Fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil confirmaron que el tema pasó de la Comisión de Convenio, un cuerpo técnico, a la Comisión Intergubernamental de Hidrovías, de carácter político.

El Comité Intergubernamental de Hidrovías, creado como órgano político para supervisar el Acuerdo de Transporte Fluvial de la Hidrovía, firmado en 1992, es el lugar de encuentro elegido para abordar estas preocupaciones. Según el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, Argentina no logró demostrar que el peaje corresponda a servicios efectivamente prestados, lo que llevó a los países afectados a insistir en que el simple acto de navegación no debería estar sujeto a gravámenes.

En un contexto donde la competitividad y la eficiencia son esenciales para el desarrollo económico, los países involucrados se enfrentan a una encrucijada. La reunión del Comité Intergubernamental de Hidrovías el próximo 30 de agosto determinará si la hidrovía Paraguay-Paraná puede superar este desafío.

DEJA UNA RESPUESTA