MÉXICO: PUERTOS, NO TAN VERDES

0
472
6543

La meta del Gobierno Federal es que para 2030 todos los puertos de México obtengan la certificación de “Puerto Verde”, la cual ostenta únicamente Ensenada. Sin embargo, una investigación realizada por T21 revela que actualmente no se realizan esfuerzos extraordinarios en la materia. México no es el único país que desatiende la situación.-La emisión de gases de efecto invernadero y la eficiencia energética de los modos de transporte en la cadena de suministro son temas cada vez más amplios de debate. La huella de carbono en el transporte marítimo se ha puesto a discusión permanente en entidades como la Organización Marítima Internacional (OMI) desde hace algunos años, pero los puertos no se han incorporado. No obstante, aunque su alcance es regional, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) volcó su atención hacia los puertos y publicó en 2014 un estudio relacionado con el consumo de energía y eficiencia energética en terminales de contenedores, en el que develó la falta de atención que se tiene en dichos rubros. El estudio analiza la relevancia del consumo de energía como base para descubrir el potencial de eficiencia energética y calcular las huellas de carbono de los puertos y terminales de Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay, dado que aproximadamente el 95% del comercio exterior de Sudamérica se realiza a través de los puertos, por lo que la Cepal buscaba en su análisis examinar el consumo energético en relación con la infraestructura y el desempeño de los puertos, con el objetivo de lograr que el sector transporte y la logística sean cada vez más sustentables.-Algo parecido a la situación que se presenta en los cuatro países que incluye el estudio ocurre en México, donde una investigación realizada por T21 revela que, con excepción de Veracruz y Manzanillo, los otros 14 puertos federales tienen un total desconocimiento acerca de sus emisiones contaminantes, e incluso algunos niegan ser emisores.-Hasta ahora la única Administración Portuaria Integral (API) en México que ha puesto atención en sus emisiones contaminantes es Manzanillo, la cual, en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), realizó un estudio en 2014 que contabilizó los gases de efecto invernadero emitidos por el puerto en 2013, las cuales ascendieron a más de 154 mil 548 toneladas de dióxido de carbono (CO2) equivalente. Por otro lado, la investigación de T21 da cuenta de una segunda API que tiene medida la huella de carbono del puerto en general, incluyendo terminales e instalaciones portuarias, y todos los actores involucrados en los procesos: Veracruz, aunque presentando una diferencia distante de lo obtenido por Manzanillo. Si quieres conocer el tipo de energía más utilizada en los puertos mexicanos y sus inversiones en materia ambiental, así como los resultados arrojados por la API Manzanillo, puedes descargar sin costo la edición de enero de la Revista T21, disponible sin costo aquí. Por: Luis Alberto Zanela.- (t21.com.mx)

 

DEJA UNA RESPUESTA