La draga “Amerigo Vespucci” está preparando la hidrovía

0
2628

El río Uruguay será navegable por embarcaciones de entre 23 y 17 pies de calado entre el kilómetro cero –frente a la desembocadura del Paraná, donde nace el Río de la Plata– y el 207, frente a Paysandú, cuando en octubre termine el trabajo que comenzó en marzo por parte de la draga de succión “Amerigo Vespucci”, que ahora está operando en la zona frente al arroyo Negro, límite entre Paysandú y Río Negro, y casi frente a la ciudad entrerriana de Concepción del Uruguay. Allí está llevando el cauce a una profundidad de 25 pies (7,6 metros). Luego, la draga continuará su trabajo hasta el puerto de Paysandú, que dejará a una profundidad mínima de 19 pies (5,8 metros).
Con este trabajo, que además incluye otros tres años de mantenimiento de la profundidad, se facilita a otro tipo de embarcaciones el transporte fluvial, incluyendo buques de ultramar hasta Fray Bentos y Concepción del Uruguay de hasta 23 pies (siete metros) y buques de hasta 17 pies de calado (unos 5,2 metros) en Paysandú, lo que podrá duplicar la capacidad de carga y por ende abarataría los fletes de la materia prima o industrializada que puede salir del puerto sanducero.

Una vieja conocida del río

La draga es de la empresa belga Jan de Nul, la misma que operó en la zona con la Kaerius hasta el año pasado, y su trabajo comprende el dragado de apertura, su mantenimiento y el balizamiento del río Uruguay entre el kilómetro cero y el Km 187,1 a 23 pies de navegación (más dos pies de seguridad: 25 pies de profundidad), incluyendo el canal de acceso al Puerto de Concepción del Uruguay. Asimismo, los canales entre el km 187,1 y el km 206,8, Puerto de Paysandú, a 17 pies de navegación (más dos pies de seguridad: 19 pies de profundidad), en un total de unos 20 pasos en total.
Al norte de Fray Bentos, ya se han dragado los pasos Abrigo, Ñandubaizal y Tres Cruces. Hasta ahora estuvo trabajando en el Paso Altos y Bajos hasta el 15 de julio, según se estima.
La obra tiene un plazo estimado de realización de ocho meses, por lo que a fines de octubre –si no hay inconvenientes– los pasos estarán dragados y el río Uruguay se convertirá en una hidrovía pronta para navegar comercialmente y con menores costos.
https://eltelegrafo.com

DEJA UNA RESPUESTA