Informe de Inumet dice que Uruguay atraviesa la mayor sequía del último siglo

0
414

Por Agustín Magallanes

Director del instituto desmintió a vicepresidenta de OSE y dijo que los convocaron recién en abril. La sequía que se extiende desde hace más de tres años “es la más importante del último siglo” en Uruguay , indicó a El País el director de Meteorología y Clima del Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) Néstor Santayana. “No hay precedentes” del déficit hídrico actual, que ya “superó” a la intensa seca que transcurrió entre 1987 y 1989, de acuerdo a lo que adelantó el jerarca sobre un informe que presentará en las próximas horas el organismo.

La crítica situación, que llevó a OSE a adoptar polémicas medidas como el aumento del nivel de salinidad del agua , tiene como agravante que los pronósticos de lluvias no son alentadores, al menos hasta iniciado el invierno. Mientras, el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) avanza en cómo y cuándo se habilitará el agua embotellada, la Intendencia de Montevideo (IMM) distribuirá hoy 4.000 bidones en policlínicas para entregarlos a usuarios desde el próximo lunes. El meteorólogo indicó que la situación de sequía en febrero ya “había igualado” la que se registró entre 1987 y 1989”, pero que “a esta altura, después de tres años y medio, es la más importante en el último siglo”. Por su magnitud, acotó, están “evaluando el pedido de retorno, que es en cuántos años puede volver a repetirse este fenómeno”. El panorama no es muy auspicioso, sobre todo para el área metropolitana donde se dan los mayores perjuicios. La demanda para esta zona es de 650.000 metros cúbicos de agua por día. Un tercio proviene de Aguas Corrientes, que toma agua más salada proveniente del Río de la Plata. Y el resto lo cubren las tradicionales reservas de Paso Severino y del Santa Lucía Grande.

Si, por ejemplo, en Paso Severino, principal fuente de agua dulce en esta área, escurrieran 10 mm de agua de manera pareja en mayo, eso duplicaría la reserva actual que ronda los 8 millones de metros cúbicos. Tras superar en marzo el fenómeno de La Niña, que genera menos precipitaciones de lo normal, Inumet prevé que a partir de julio se pase al fenómeno del Niño, que implicará más lluvias. Pero hasta ahora, y según los últimos pronósticos, en mayo en la cuenca del Santa Lucía y el Río de la Plata no se llegará al 50% de las lluvias previstas para el sur y suroeste.

“Estamos previendo sobre el avance y el término del invierno, sobre todo en la primavera, una normalidad en cuanto a las precipitaciones, incluso con lluvias por encima de la media”, dijo Santayana. El meteorólogo sostuvo que “hoy la salvación” podría estar en “eventos puntuales de precipitaciones moderadas a abundantes, que se puedan dar durante el inicio del invierno”, apuntando hacia julio. De todos modos, puntualizó, no es lo mismo el volumen de lluvias que lo que escurre. Pueden llover milímetros (mm) pero si el terreno está muy seco, lo absorbería todo la tierra. Lo cierto es que en la cuenca del Santa Lucía hay menos lluvias de lo esperado desde febrero de 2022, según Inumet. Además, entre febrero y abril de este año, el instituto registró que se “mantuvo” el déficit hídrico en la región sur y suroeste del país, puntualmente sobre los departamentos de Colonia, San José, Canelones y Montevideo, según un informe de Inumet al que accedió El País. En abril el promedio de la cuenca del Santa Lucía fue de 28 mm, cuando la media se ubica en 100 mm. Mientras que en lo que va de mayo, el promedio es de 10 mm y no se esperan valores de lluvias importantes hasta el 20 de mayo. Si bien Inumet estima lluvias para este sábado, se advirtió que los acumulados “no serán significativos esperando que los valores máximos sean de 5 mm”.

Video de youtubehttps://www.youtube.com/watch?v=LyzYC9NVVmI

CRUCE

“Esta situación se está dando por el Inumet que no puede darnos más de 15 días como plazo de cómo vienen las lluvias y muchas veces cuando nos habla de las mismas no se han dado tal cual”, dijo la vicepresidenta de OSE, Susana Montaner, a FM Del Sol.

Sin embargo, para Santayana esto no es así. “Inumet ha proporcionado en los últimos tres años y medio que estamos bajo sequía, información que el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca si tomó para la emisión de la emergencia agropecuaria, así como el gobierno para adelantar el decreto de prohibición de quemas previo a cada temporada estival”. Además, puntualizó que OSE “recién” comenzó a convocar a Inumet a reuniones semanales a partir de mediados de abril, y que aún se mantienen. El instituto brinda proyecciones de 15 días a tres meses sobre la cuenca del Santa Lucía y del Río de la Plata, que son enviadas a OSE y al Ministerio de Ambiente. El País tuvo acceso a informes que señalan que “en promedio el agua disponible en los suelos sobre la cuenca del río Santa Lucía es menor al 10% del total”.

Porcentaje de agua disponible en suelo

Pese a que el déficit hídrico ha complicado el acceso al agua, sobre todo en el área metropolitana, el porcentaje de agua disponible en suelo a nivel nacional ha ido mejorando desde enero de 2023, según puede deducirse del registro elaborado por INIA-GRAS e Inumet. El registro de los primeros diez días de mayo muestra que el porcentaje de agua disponible en suelo ha llegado en algunas zonas del norte del país al 90% o 100%. Mientras tanto, en la zona del suroeste, en particular en el departamento de Colonia, aún pueden observarse tramos con 40% o 50% de agua disponible.

¿Qué pasó en los meses anteriores? Enero fue el mes en el que la falta de agua en el suelo se hizo sentir más, con grandes superficies del país con niveles iguales o menores al 10%. A partir de febrero la situación comenzó a mejorar. Pero fue en los últimos diez días de marzo cuando el cambio se notó más, zonas que estaban por debajo del 40% se recuperaron hasta acumular porcentajes por encima del 90%. Si bien en abril hubo áreas del país que oscilaron en el entorno al 40% de agua disponible en suelo, el relevamiento de los primeros días de mayo muestra una mejora en cuanto al agua acumulada. Sin embargo, desde INIA aclararon que si bien en algunas zonas del país el agua disponible en suelo ha aumentado por algunas precipitaciones, también hay que tener en cuenta el agua no retenida acumulada. Esta hace referencia al agua que cuando llueve excede el nivel y da para escurrir hacia otras zonas, como tajamares. En ese sentido, el déficit hídrico de meses hacia atrás muestra que una gran superficie del país actualmente tiene niveles de entre 0 y 10 mm. https://www.elpais.com.uy/

 

DEJA UNA RESPUESTA