Ferrocarril Central: una transformación logística para el Uruguay

0
198

El proyecto Ferrocarril Central podría considerarse la obra de infraestructura vial más significativa de los años recientes. Inaugurado oficialmente el 2 de abril de 2024, el proyecto incorpora un modo de transporte complementario, competitivo y sustentable. Incluye 273 kilómetros de vías férreas reconstruidas y nuevas entre el puerto de Montevideo y la planta de UPM 2, a 12 kilómetros al sur de Paso de los Toros, permitiendo la circulación de trenes de carga a 80 kilómetros por hora y 22,5 toneladas por eje. La moderna red ferroviaria, construida bajo estándares europeos avanzados, incluye rieles soldados, durmientes de hormigón y un sistema de señalización de alta seguridad que puede detener automáticamente un tren si no se cumplen las velocidades establecidas. Tiene además el potencial de, en un futuro, transportar pasajeros entre Montevideo y la localidad de 25 de Agosto en Florida. El Ferrocarril Central permitirá el transporte de hasta cuatro millones de toneladas de carga al año, atravesando los departamentos de Montevideo, Canelones, Florida, Durazno y Tacuarembó. El primer tren, procedente de la planta de UPM 2, transportó 832 toneladas de pasta de celulosa hasta el puerto de Montevideo, marcando una nueva etapa en la logística y tecnología de transporte en Uruguay. Además de mejorar la conexión entre Montevideo y el interior, este proyecto potencia el desarrollo económico y logístico de la región al reducir el tráfico de camiones, disminuir costos de transporte y emisiones de CO2. Dado esto, aumenta la competitividad de la celulosa uruguaya en los mercados internacionales y se abre la red ferroviaria a otras empresas interesadas.

El Centro de Control de Tránsito Ferroviario del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), ubicado cerca de la Torre de las Comunicaciones en Montevideo, es el cerebro operativo del Ferrocarril Central. Gestiona los movimientos de los trenes, planifica horarios y adjudica itinerarios, con una frecuencia de hasta siete viajes diarios de ida y vuelta entre Montevideo y Paso de los Toros. El proyecto incluye la construcción de un tramo de vía doble inicial de 26 kilómetros, una docena de vías secundarias, un tramo de vía para acceso industrial y más de 40 puentes ferroviarios. Contempla la modalidad de bypass en varios centros poblados, la rectificación de curvas para mayor seguridad y la instalación de sistemas de barreras automatizadas en cruces a nivel para garantizar la seguridad vial. Además, se construyeron trincheras viales, puentes, pasajes superiores e inferiores, y caminería rural. Más de 3.500 personas trabajaron directamente en el proyecto, con un 90% de mano de obra uruguaya. El consorcio encargado, Grupo Vía Central, está compuesto por las empresas uruguayas Saceem y Berkes, la española Sacyr y la francesa NGE. Saceem, fundada en 1951, es una empresa uruguaya de ingeniería y construcción con experiencia en infraestructura, transporte, logística, energía y más. Berkes, fundada en 1939, es otra empresa uruguaya consolidada en ingeniería y construcción con proyectos en varios países. Sacyr es un grupo global presente en más de 20 países, enfocado en infraestructuras sostenibles. NGE, empresa francesa de ingeniería y construcción, opera en más de 14 países con un volumen de negocios anual superior a 2.500 millones de euros. El consorcio trabajó a través de un proyecto de participación público-privada (PPP) supervisado por el MTOP, y se encargará del mantenimiento de la obra durante 15 años. En Canelones, se realizó un desvío para el Grupo Ras, que inauguró en 2020 el Polo Logístico Ruta 5, con ramales ferroviarios y una terminal de contenedores. Otros operadores también han mostrado interés en utilizar la infraestructura ferroviaria.

José Luis Falero, ministro de Transporte y Obras Públicas, destacó en el foro “Encuentro de Protagonistas” el interés de operadores privados en usar el tren para transportar carga entre los tramos Chamberlain-Tres Árboles y Queguay-Salto, por lo que se están evaluando licitaciones para ampliar la red en esas áreas. Además, casi se ha finalizado un contrato con Ancap para utilizar el Ferrocarril Central y transportar pórtland y combustibles mediante una conexión Durazno-Paysandú. Falero también informó sobre el interés de operadores privados del noreste del país en utilizar el tramo ferroviario inconcluso entre Salto y Chamberlain, para complementar con el transporte fluvial y carretero y transportar mercaderías procedentes de Paraguay, entre otros países de la región. El MTOP espera tener una hoja de ruta con alternativas financieras para finalizar la construcción de la vía férrea entre Paso de los Toros y Salto antes de que termine la actual administración de gobierno. Luis Ceiter, asesor de la cartera, analizó la “revolución del sistema ferroviario” y su relación con el sistema portuario. Destacó que el ferrocarril es mucho más eficiente comparado con las 400.000 toneladas anuales anteriores. Asimismo, mencionó la necesidad de compatibilizar sistemas de control de tráfico, rehabilitar otras líneas ferroviarias, capacitar al personal y abordar el transporte de pasajeros.

https://www.cronicas.com.uy/

DEJA UNA RESPUESTA