Exportadores plantean situación a los precandidatos

0
138

La Unión de Exportadores del Uruguay (UEU) hizo llegar un extenso documento a los precandidatos a la Presidencia de la República de todos los partidos, exponiendo lo que considera debería ser una agenda prioritaria para atender y desarrollar el sector. Para el estudio se contó con la participación de empresas exportadoras de diferentes sectores y tamaños, desde la Unión de Exportadores del Uruguay (UEU), y según la gremial, el documento contiene los temas considerados más relevantes para el desarrollo exportador, para ofrecer un aporte constructivo para el diálogo, para la política pública y para el análisis del sistema político e integrantes de la cadena exportadora. “Entendemos que el país requiere de avances en aspectos clave, algunos puntuales y de corto plazo, otros que implican consensos y políticas de Estado, que permitan cambios estructurales hacia el futuro”, expresa. Indica que a su vez, Uruguay viene avanzando en materia de sostenibilidad, enfoque que cada vez tiene mayor presencia en los mercados internacionales. “El cuidado del medio ambiente, la generación de energías limpias y la afianzada normativa en aspectos sociales e institucionales, representan un diferencial que puede transformarse en una ventaja competitiva”, sostiene.

“Sin embargo, hay indicadores que requieren de especial atención, a modo ejemplo, mejorar los niveles educativos y reducir la pobreza. Para lograr avances sustantivos en el nivel de vida de la población, es necesario superar el histórico crecimiento promedio anual de 2%. Desde la UEU consideramos que la exportación es fundamental para alcanzar los niveles de crecimiento requeridos, porque no está limitada a un mercado interno pequeño, da impulso a la inversión –que se instala mayoritariamente para exportar– y genera empleo de calidad. Para lograr un desarrollo exportador sostenible, se hace primordial mejorar las condiciones de competitividad y de inserción internacional del país. En el presente documento proponemos algunos aspectos que creemos relevantes para lograr un aumento sustancial y sostenible de la exportación, que impulse a la economía en su conjunto”, expresa la gremial. Entre otros puntos plantea mejorar la inserción internacional del país, avanzar en acuerdos comerciales preferenciales, modernizar el Mercosur y facilitar el comercio intrabloque, fortalecer o reformular la institucionalidad vigente, mantener, mejorar y facilitar el uso de instrumentos que potencian el comercio exterior, mejorar la medición de la exportación de servicios. Reducir costos logísticos y mejorar la conectividad, implementar Unidad Reguladora de Servicios Portuarios, evitar interrupciones en los servicios portuarios, reducir los costos de la terminal aérea, mejorar la conectividad aérea y mejorar la conectividad e infraestructura terrestre.

REVERTIR EL ATRASO CAMBIARIO

Otro punto clave que transmiten los exportadores es “bajar costos de producción y promover la competencia, para lo cual es vital lograr un tipo de cambio real competitivo, fomentar la formación de mercados de cobertura profundos y transparentes, mantener y/o mejorar mecanismos que alivian cargas tributarias, reducir cargas tributarias y tarifas públicas, prepararse para la implementación del impuesto mínimo global y trabajar en reformas que fomenten la competencia. Cuidar la estabilidad macroeconómica y consolidar mejoras, potenciar la nueva institucionalidad fiscal y cuidar las cuentas públicas, consolidar la reforma de la seguridad social, consolidar una tasa de inflación reducida, gobernanza e independencia del BCU (Banco Central del Uruguay)”. Incluye además promover un desarrollo sostenible para empresas y personas, apoyar e incentivar la sostenibilidad en empresas, apoyar a las PYME en su internacionalización y supervivencia, continuar la reforma educativa, fomentar la innovación y la productividad, definir una estrategia clara y participativa para el desarrollo.

COMPETITIVIDAD

En el ítem respecto a bajar costos de producción y promover la competencia, el planteo de la UEU indica que Uruguay acumula varios años de pérdidas de competitividad. “El alto costo de producir y agregar valor incidió en el recorte de procesos productivos que antes se realizaban en Uruguay, condicionó inversiones y contratación de personal y la permanencia en la actividad de algunas empresas. La competitividad es un concepto complejo con varias aristas, lo que determina la dificultad para medirlo. En este apartado comentamos aspectos vinculados al tipo de cambio real (TCR), tributos, tarifas públicas y otros costos. Lograr un tipo de cambio real alineado a los fundamentos. Una de las mediciones más sencillas y prácticas para evaluar la competitividad de precios de un país es el tipo de cambio real (TCR). Uruguay viene mostrando un TCR por debajo de los niveles que debería tener dadas otras variables económicas”, considera. Apuntan los exportadores que “el desalineamiento del TCR, reconocido por parte del BCU en su Informe de Política Monetaria, es de 12%. Ese desalineamiento se generó en buena medida en el año 2022, cuando el tipo de cambio nominal (dólar) bajó en el mercado local, mientras que el dólar se fortaleció frente a la mayoría de las monedas. En 2023 y 2024 la brecha se profundizó. En términos prácticos, significa que el exportador recibió menos pesos por cada dólar exportado, para pagar impuestos, sueldos y tarifas públicas. La reducción de la tasa de inflación hasta niveles inferiores a 5%, lograda a partir de 2023, es una buena noticia para la estabilidad macroeconómica. Sin embargo, a ese guarismo se llegó en buena medida a partir de un tipo de cambio deprimido. El TCR compara los precios de Uruguay medidos en dólares, con los de países competidores o socios comerciales. Un TCR bajo indica el encarecimiento relativo de Uruguay frente a los otros países, un TCR alto indica el abaratamiento relativo de Uruguay frente a esos países. Los fundamentos considerados por el BCU son los términos de intercambio (precio relativo de las exportaciones con relación a las importaciones), el gasto público y privado en relación al producto de la economía y la productividad relativa de Uruguay respecto al resto del mundo”. Entre otros conceptos, la UEU agrega que “estimamos necesario definir mecanismos para gestionar el ingreso masivo de dólares, ya sea por inversión extranjera directa o por colocaciones de títulos públicos, para que no deprima el mercado cambiario. Esto no significa de ninguna manera aplicar una política de control de cambios o de movimiento de capitales, sino buscar referencias internacionales para evitar que movimientos bruscos aparten al tipo de cambio de su valor de fundamentos de largo plazo”. https://www.eltelegrafo.com/

DEJA UNA RESPUESTA