El presidente de Uruguay da el visto bueno para la adquisición de los OPV de Cardama

0
249

Por Gabriel Porfilio – El ministro de Defensa de Uruguay, Armando Castaingdebat, confirmó luego de su comparecencia ante la Comision de Defensa del Senado uruguayo, que el Presidente de la República, Luis Lacalle Pou, ha aprobado los avales presentados por el astillero español.  Los buques desplazan 1.700 toneladas, 86,75 metros de eslora, 12,20 de manga y 3,60 de calado. Contarán con dos lanchas rápidas de interdicción, lanzables por rampas en la popa, así como también una lancha auxiliar y de rescate según protocolos Solas; debajo de la cubierta de vuelo, un sistema de contenedores multifuncionales proveerán el espacio para equipo específico a algunas misiones, como por ejemplo la lucha contra la contaminación. En cuanto al hangar, según el requerimiento de la Armada, las naves tienen la capacidad de alojar los Agusta Bell 412. Además de la capacidad de ser reaprovisionados en el mar y de extender al máximo sus capacidades operativas. El sistema de administración de combate es el C-Flex de Terma, empresa que también proveerá el radar Scanter 6002. Los sistemas de armas serán provistos por la empresa española Escribano, siendo el principal una Sentinel 30 de 30mm y dos secundarios Sentinel 2.0, uno por banda, de 12.7mm. La empresa española también proveerá sistemas electroópticos de vigilancia y puntería.
La compra estuvo —y aún está— marcada por una continua batalla de información y desinformación desde varios flancos, incluyendo el político y el corporativo. Continuamente se intentó afectar el proceso de adquisición con versiones de prensa, la mayoría infundadas, que hablaban de supuestos problemas financieros del astillero Cardama y potenciales errores del Gobierno en la toma de decisión. Estos ataques, que son esperables desde la oposición por obvias razones políticas, fueron reforzados por algunos intereses corporativos que buscaron aprovechar la oportunidad para mejorar la posición de sus ofertas.  Por otro lado, un cambio de ministro de Defensa al final del proceso y el aumento de los requisitos financieros requeridos por Uruguay, particularmente en lo que se refiere a los avales del astillero que ascienden a 9 millones de dólares, dilataron un poco el proceso de toma de decisión, pero finalmente y luego de que Cardama cumpliese con cada uno de los requisitos requeridos por Uruguay, se aprobó la continuación del proceso de adquisición. El contrato es por 82.3 millones de euros y se espera que el primer buque este navegando en 18 meses y el segundo un año después.   https://www.infodefensa.com/

DEJA UNA RESPUESTA