EL FIN DEL RELATO KIRCHNERISTA EN LOS PUERTOS

0
471
1033

 

Macri derogó la disposición 1108/13 de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables. El presidente Mauricio Macri derogó una medida impulsada por su antecesora Cristina Fernández de Kirchner que impedía a las exportaciones argentinas hacer transbordo de cargas en puertos de Uruguay.

Macri le comunicó a su par uruguayo, Tabaré Vázquez -durante un almuerzo compartido el jueves último, en Colonia, Uruguay- la decisión de dar marcha atrás con la polémica disposición 1108/13 de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables argentina, que obligaba a las cargas originadas en puertos del río Paraná o del sur del país a ser transbordadas a buques oceánicos sólo en el puerto de Buenos Aires o en puertos de Brasil, pero no en Montevideo. La disposición pretendió en su momento impulsar el desarrollo de la marina mercante argentina, pero apuntó en realidad a perjudicar a Uruguay luego de que el ex presidente José Mujica decidiera permitir la ampliación de la producción de las plantas de celulosa, decisión que provocó mucho malestar en el gobierno de Cristina Kirchner. La disposición en cuestión, que descansaba en un escritorio de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables, fue propuesta como medida de retaliación e impulsada. El problema que surgió es que la logística que utilizaban las navieras establecía una recalada en Montevideo (para dejar cargas de importación para Uruguay) y varias escalas posteriores río arriba o aguas abajo para levantar cargas de exportación argentina (desde arroz entrerriano hasta cerveza o los muebles de Santa Fe, pasando por merluza marplatense o incluso langostinos y calamar patagónicos), volver a detenerse en Montevideo para cargar exportación uruguaya y seguir viaje hasta los destinos finales (Estados Unidos o Europa).

Cuando la Argentina dispuso bloquear la escala en Uruguay de las cargas argentinas, las navieras suspendieron servicios: los puertos del interior quedaron así sin transporte fluvial y marítimo. Otra opción, más cara, era la ruta vía puertos del sur brasileño.–La opción de recalar en Buenos Aires tenía un problema: por la ley de cabotaje, todo barco que vincule dos puertos argentinos debe necesariamente ser de bandera argentina. REPERCUSIONES.- La provincia de Santa Fe se encontró entre las más perjudicadas por la disposición. Carlos Raffaelli, gerente general de la Cámara de Comercio Exterior de Santa Fe, destacó: “Es una muy buena noticia; lo veníamos pidiendo”. Desde la Cámara Santafecina de la Industria Naval (Casin), celebraron la rápida decisión tomada por el gobierno de Macri para dar marcha atrás “con una medida absurda”.-El presidente la Cámara de Exportadores (CERA), Enrique Mantilla, había reclamado “fortalecer las relaciones con el Uruguay” y señaló que un “primer paso positivo para avanzar es la derogación de la disposición 1108/13 de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables (porque) viola las normas del Mercosur, al prohibir el transbordo de las cargas de exportación argentinas por puertos uruguayos”, dijo.“La medida elevó los costos logísticos a los exportadores y afectó también las inversiones logísticas para el Mercosur en Uruguay”, agregó. Por su parte, el embajador argentino en Uruguay, Guillermo Montenegro, destacó en diálogo con LA NACION la “espectacular cordialidad” de la reunión: “Se trataron otros temas, como que la Argentina compre el gas que podría regasificar Uruguay en Punta de Sayago, y usar al revés el gasoducto que está bajo el Río de la Plata”. – (LA NACIÓN)

 

DEJA UNA RESPUESTA