DOLORES MOREIRA: “MEJORÉ, PERO ME FALTA MUCHÍSIMO”

0
530
530

Terminó cuarta en el Mundial Juvenil de Laser Radial en Malasia, a solo tres puntos del podio. Subió seis escalones con respecto a su participación anterior en el mismo torneo y, de yapa afrontó este nuevo desafío con el que puede catalogarse su gran enemigo teniendo en cuenta su contextura física, el viento fuerte, y le ganó con creces.

– Así se prepara Dolores Moreira pensando en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro, con un crecimiento interesante que se nota competencia tras competencia, luego de haber sobrellevado la lesión que la alejó un par de meses del agua para volver a competir con éxito en Brasil y afrontar esta cita mundialista. “No me convenció mucho el lugar. El oficial de la Comisión de Regatas nos dijo que esa fue seguramente la semana del año en la que iba a soplar más fuerte el viento, así que ligué mal”, dijo “Lola”. Pero ese “ligué mal” en realidad fue toda una prueba de fuego; y la superó con éxito.  Demás está decir que prácticamente todas las demás participantes le sacaban un par de cabezas de altura. Así que era cuestión de sacar a relucir la actitud, técnica y táctica para afrontar de la mejor manera la competencia, y hacerle frente a la adversidad.-“Estuvo fuerte el viento pero además la cancha era complicada porque el viento venía de cualquier lado. Pasaban cosas atípicas. Y sí: fue el campeonato más complicado que me ha tocado. Es parecido a Rio de Janeiro, con la locura que es esa cancha, pero en Rio podés anticipar un poco más la cosa”, afirmó.  Igual, todavía se reprocha “algunos errores tontos, de los que te das cuenta después. Tuve tres que me dejaron afuera del podio”. En ese aspecto, afirma que “la amarilla que me sacaron, la primera que recibí corriendo en Laser, me dejó afuera de la medalla. Igual, no la entendí porque había 20 nudos y decían que estaba remando con el cuerpo. Y después pasó que en una largada una competidora de Islas Caimán se metió entre mi barco y el de Gran Bretaña y me partió al medio. No fue un error mío, me chocó, nos dejó allá atrás, aunque pude recuperar 12 puestos. Igual, me arruinó todo”. Lo que quedó en claro es el crecimiento que Moreira va mostrando competencia a competencia. Esta vez, a diferencia de lo que ha sucedido en otras ocasiones, superó el gran desafío del viento. Y para eso el entrenamiento físico ha sido fundamental. “No sé si se nota el crecimiento, pero creo que mejoré bastante con viento y es cierto que el trabajo físico se está notando. Antes me cansaba al toque. ¡Ojo! Mejoré pila pero me falta muchísimo”, dijo pensando en su gran objetivo, sus primeros Juegos Olímpicos.-El 19, por lo pronto, volará a Miami para afrontar el Mundial de Mayores, la ISAF Sailing Miami 2016, donde estarán los mejores veleristas de las diferentes clases, teniendo en cuenta que será la última chance de clasificación para Rio de Janeiro. Y será para la sanducera, que ya tiene el pasaje, una experiencia imperdible.- (El Telégrafo)

 

DEJA UNA RESPUESTA