Aumentan las exportaciones y baja el precio del langostino

0
313
langostinos

El informe elaborado por CAPECA muestra un aumento del 35% en las ventas pesqueras al exterior, con aumento de precio en los filets de merluza y el calamar illex pero una profundización en la curva descendente del valor del langostino entero y la colas, siendo España y China sus principales mercados. El informe que mensualmente elabora la cámara de buques congeladores CAPECA da un panorama del primer mes del año comparado con enero de 2023. Señalan que las exportaciones totales argentinas de Productos Primarios y Manufacturas de Origen Agropecuario totalizaron los 3.495 millones de dólares durante el mes de enero, representando el sector pesquero el 3,9%. Estas cifras reflejan un aumento de las exportaciones de productos primarios del 50,4% y del 3,1% de los manufacturados. Para la pesca también marcan cifras positivas, revelando un aumento de 35,3% con 26.041 toneladas, por un valor total de 138 millones de dólares. De ese total, 45 millones corresponden al mercado asiático y 36 millones al europeo, principales destinos de los productos pesqueros argentinos. En cuanto a volumen, aumentaron las ventas de filetes de merluza, de calamar y de langostino, aunque en este último caso se siguió profundizando la caída del precio para su dos principales productos, entero y colas.

Merluza hubbsi (Merluccius Hubbsi)

Las ventas de filetes de merluza común crecieron un 12,6% en volumen y un 13,9 en divisas como consecuencia del aumento en el precio del 1,2% en enero comparando con el mismo período del año pasado, quedando el precio promedio en 3.326 dólares la tonelada. El aumento en las exportaciones a Brasil del 34% lo mantiene como el principal mercado al recibir casi el 50% del total exportado. En segundo lugar se ubica España, con un aumento en la demanda del 11,6%, pagando el precio más bajo, por debajo incluso del precio promedio; y en tercer lugar se encuentra Polonia, que requirió un 7% más que el año pasado, siendo de los tres el que mejor precio ha pagado, a razón de 3.561 dólares la tonelada. En el caso de la merluza congelada en productos que no incluyen el filet, las exportaciones aumentaron un 84% con un volumen total de 1.838 toneladas que cotizaron a un precio promedio de 1.535 dólares la tonelada, esto es casi 6 puntos por debajo del precio de venta que alcanzaron en enero de 2023. El principal mercado es Rusia, que aumentando la demanda en un 169% y se llevó el 34% del total exportado, pero a un precio 8% más bajo que el año pasado, aunque por encima del precio promedio. Por debajo se encuentran dos mercados que en 2023 no registran demanda, Belarús y Argelia; y en cuarto lugar España, que ha requerido solo 141 toneladas y así y todo aumentó la demanda en 8% comparado con enero del año pasado.

Langostino (Pleoticus Muelleri)

El langostino entero ha tenido un aumento en la demanda del 58% exportándose en total 4.263 toneladas a un precio promedio de 5.186 dólares; esto implica una baja del 2% en una curva descendente que no encuentra piso desde hace años. Este aumento en la demanda se debe a que España compró 2.402 toneladas, lo que implica un aumento del 639% en comparación a lo exportado en enero de 2023, cuando requirieron apenas 325 toneladas. Pero el precio fue el más bajo del mercado, a razón de 5.039 dólares la tonelada. Tímidamente se ha despertado el mercado chino requiriendo 442 toneladas, ocupando el segundo lugar en el ranking; Japón demandó 409 toneladas y Estados Unidos 257 toneladas, cuando en los tres casos el año pasado no había comprado ni una sola tonelada. El mejor precio lo pagó el mercado estadounidense a razón de 5.866 dólares la tonelada. En Italia la demanda cayó, al igual que en Rusia y Sudáfrica. En el caso de las colas de langostino las exportaciones aumentaron un 47% pero el precio cayó un 3,6% colocando el precio promedio en 7.323 dólares, manteniéndose también en una curva descendente al igual que el entero. Esta curva, si no fuera por el valor que logran las colas procesadas que van a Estados Unidos, sería más marcada aún. En el mercado de las colas de langostino el gran aumento de las ventas lo tuvo China, requiriendo un 146% más que el año pasado con 3.096 toneladas compradas a un precio 6% más bajo que en 2023 y muy por debajo del precio promedio: pagaron 6.754 dólares la tonelada. Detrás, y con la mitad de volumen que China, se encuentra España que aumentó su demanda en un 27% y pagó el precio más bajo del mercado, a razón de 6.616 dólares la tonelada.  Como siempre y por tratarse de un producto con mayor valor agregado, el mercado de Estados Unidos fue el que pagó el mejor precio, 10.980 dólares la tonelada; pero solo requirió 840 toneladas. Perú, que es un mercado para el reprocesado, pagó 7.286 dólares la tonelada, más cerca de precio promedio y requirió un 31% más de producto que el año pasado. En Tailandia, otro mercado que reprocesa, las ventas cayeron un 51% a pesar de que el precio estuvo muy cercano a los bajos valores que pagó China.

Calamar illex

Con un mejor arranque de temporada que el año pasado, las ventas de calamar crecieron un 143% en comparación con enero de 2023 cuando se exportaron solo 898 toneladas contra las 2.182 toneladas de este año. Pero el aumento no fue solo de volumen sino también de precios, con un alza del 22% que colocó el valor promedio de la tonelada en 2.438 dólares. El principal comprador ha sido China que se llevó 836 toneladas aumentado su demanda en un 194% y pagando un 45% más caro que el año pasado, por encima del precio promedio. Entre otros mercados figuran Japón y España con volúmenes considerablemente más bajos, pero en el caso del mercado español el precio se ubicó en 3 mil dólares, por tratarse generalmente de productos con algún tipo de procesamiento.

Merluza negra (Dissostichus eleginoides) y centolla (Lithodes santolla)

En enero de 2023 la merluza negra no había registrado exportaciones, pero este año ya se han vendido 264 toneladas a un precio promedio de 25.202 dólares. A diferencia de lo que ocurrió en los últimos dos años ya no figura Estados Unidos, al menos por ahora, como principal comprador; sino uno no identificado. En el caso de la centolla, ocurre algo similar. Estados Unidos, que era su único comprador, este enero no ha comprado; el demandante fue China, que requirió 185 toneladas, el total exportado, por un valor de 19.043 dólares la tonelada, un precio 9,4% más bajo del que pagó el mercado estadounidense el año pasado. Fuente: Revista Puerto  https://seafood.media/

DEJA UNA RESPUESTA