ASEGURAN EQUIPOS EN PUERTO PAYSANDÚ TRASLADANDO MÁQUINAS AMENAZADAS

0
524
inundación

La magnitud de la crecida que se abate sobre Paysandú y el litoral uruguayo-argentino determinó la necesidad de trasladar a otro lugar algunos equipos que la Administración Nacional de Puertos (ANP) había depositado en principio en el sector del muelle de alto nivel, ante la eventualidad de que el río siguiera creciendo.

En tanto, una vez bajen las aguas se deberán lavar los muelles y tomar medidas de preservación de los equipos, como la grúa Liebherr, para permitir la evaporación del agua y evitar afectación de la unidad.


 

Así lo indicó a EL TELEGRAFO el encargado interino de la terminal portuaria, Fernando Díaz, quien ante consulta sobre la situación recordó que en su momento se decidió efectuar la mudanza de equipos y otros elementos ya antes de que el río llegara a los siete metros, para poder trabajar con cierto margen ante la inminencia de que las aguas superaran holgadamente esa altura, según advirtieron en su momento los técnicos de la represa de Salto Grande y el comité departamental de emergencias.-Precisamente la ANP dispuso el 20 de diciembre el traslado de máquinas, amoblamiento, equipos de informática, impresoras, archivos y otros elementos a resguardo de las aguas, en tanto también concretó desplazamiento de equipos hacía el área del exmuelle de alto nivel.

Con el río cerca de los siete metros y el puerto sin capacidad operativa, se dispuso la mudanza de las instalaciones que es posible poner a cubierto, empezando por el desarme de la balanza y el traslado al segundo piso de los muebles y elementos del salón de actos de la ANP en las instalaciones portuarias.-“Evacuamos el puerto cuando ya el agua estaba bordeando por todos los costados, nos comunicamos con la gerencia general y dispusimos el traslado”, recordó el entrevistado, al señalar que también evacuó el lugar la empresa constructora Espina, encargada de la obra de la subestación eléctrica.-En lo que refiere a los equipos y archivos de la ANP, fueron trasladados al piso superior, donde funciona interinamente esta oficina, destacó el entrevistado, que otros equipos han sido trasladados al área del muelle de alto nivel, donde la cota es de casi unos diez metros.

Los operadores, a su vez, pusieron su infraestructura a salvo de la crecida, en tanto no hay contenedores, por cuanto el buque “Provincias Unidas” se llevó los contenedores vacíos al culminar la zafra, en noviembre.-Indicó Díaz que actualmente con el río en 9,10, estacionario, y esperando que pueda iniciar el descenso, se adoptaron medidas preventivas en los depósitos cerrados ubicados sobre el muelle de cabotaje, y se llevaron elementos hacia el segundo alero, ubicado en la parte superior, donde no hay mercaderías ni equipos, sino que se han guardado equipos y útiles del personal, como heladera, mesas, cocina, a un nivel de más de 10,50 metros, pero no hay mercadería depositada ni máquinas de trabajo. NUEVO RETIRO.-  A la vez, en la víspera de Navidad hubo que hacer retiros de la zona del exmuelle de alto nivel, a través de una pala mecánica con la que se retiró el autoelevador y el generador hacia otro lugar más seguro, por cuanto ya el agua estaba rodeando el lugar y el terreno estaba fangoso.

Si bien los equipos no estaban anegados, en caso de seguir la crecida el operativo de retiro hubiera sido mucho más difícil, porque el lugar queda rodeado por las aguas, explicó Díaz.-Igualmente han quedado en el lugar, pero sin estar afectadas con esta altura del río, la cinta transportadora de la empresa Naviport, que cuenta con motor eléctrico, y la máquina movilizadora de contenedores no ha tenido problemas por cuanto tiene prácticamente un metro de ruedas.-Por otro lado, acotó que se puso en contacto con los ingenieros hidráulicos de la ANP acerca de la grúa multicargasLiebherr. Se acordó que tan pronto el río baje a seis metros se debe abrir la unidad para ventilación, durante tres o cuatro días, y efectuar el secado sobre la base de los caños, entre otros trabajos. – (El Telégrafo)

DEJA UNA RESPUESTA