ANCAP PREOCUPADA POR POSIBLE POSTERGACIÓN DE LA REGASIFICADORA

0
632
991

Economía podría sugerir demorar su ejecución como ya lo hizo con otros proyectos.-La continuidad de las obras de la planta regasificadora debería definirse en el correr de los próximos días, una vez que Gas Sayago (la sociedad anónima que crearon UTE y ANCAP para gestionar el proyecto) culmine una propuesta técnica para determinar cuál es la mejor opción para convocar a otro privado que se haga cargo de la construcción.

Sin embargo, en las últimas horas comenzaron a circular versiones sobre un “posible rezago” en la ejecución del plan, producto del estricto seguimiento y control que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) está realizando sobre las inversiones de las empresas públicas. Esa política ya obligó a ANTEL a acotar la ejecución del tendido de fibra óptica al hogar, mientras que UTE debió reducir su plan de inversiones con recursos propios y deberá apelar a instrumentos con privados para completar las obras previstas para el quinquenio. – Fuentes de ANCAP comentaron a El Observador que sería un “profundo error” postergar la puesta en marcha de la regasificadora porque iría a contrapelo del plan de diversificación de la matriz energética que incluye el gas como un actor fundamental.- El informante precisó que a nivel del Poder Ejecutivo se deberá tomar una primera definición “político-económico” sobre si aprueba el planteo que hará Gas Sayago para continuar con la obra. Cuando la ministra de Industria, Carolina Cosse, fue interpelada por el Parlamento defendió la continuidad de la obra.

Asimismo, reveló que el costo del nuevo proyecto “será bastante menor” a lo que se había estimado inicialmente (unos US$ 800 millones) pero no ofreció mayores detalles. Las autoridades de Industria y Gas Sayago esperan que la planta quede lista para mediados de 2017, es decir seis meses después de lo que se había previsto.  Según el gobierno, el costo de la obra civil se estima en US$ 600 millones, de los cuales hasta 2014 se ejecutaron US$ 210 millones, por lo que restan ejecutar otros US$ 390 millones para el actual período, de acuerdo a lo expresado en el proyecto de ley de Presupuesto enviado al Parlamento. Lo concreto es que, hasta ahora, Gas Sayago cuenta con US$ 100 millones del cobro de la garantía por incumplimiento de contrato por parte de GNLS. Según la fuente de ANCAP, así como ocurrió con el proyecto que estaba ejecutando GNLS, el Estado podría apelar al diseño de un instrumento financiero similar. Es decir, el privado que se haga cargo de la obra civil y la operación de la planta debería ser el responsable de obtener el financiamiento del proyecto, y luego Gas Sayago pagaría un canon mensual para amortizar la obra.    El semanario Búsqueda informó en su última edición que el presidente Tabaré Vázquez comenzó a evaluar hace dos semanas la posible continuidad de la planta regasificadora. La ministra Cosse elevó un informe el lunes 19, defendiendo la continuidad del proyecto. Según Búsqueda, el ministro de Economía, Danilo Astori, argumentó que en el contexto económico actual “es diferente y debe pesar” a la hora de tomar la decisión final. –Fuente: El Observador.- (UVM)

 

DEJA UNA RESPUESTA