A pesar de la conflictividad laboral Conaprole sigue incorporando tecnología de última generación

0
285

El conflicto entre la directiva y el sindicato de Conaprole ocasionado por la incorporación de una nueva máquina de empaquetado de leche UHT, todavía continúa a la espera de una solución. La incorporación de una máquina de última generación para el empaquetado de la leche UHT en la planta de Conaprole en Rodríguez en el departamento de San José motivó que el sindicato de los trabajadores agudizara el conflicto en los últimos días. Las medidas de fuerza utilizadas por los agremiados fueron dos horas de paro por turno, trabajo a reglamento y asambleas en todas las plantas abiertas. Esta situación mantiene muy molestos al directorio de la empresa y a los productores lecheros afectados por esta medida “irracional” según declaró a La Mañana, Daniel Laborde director y vocero de la compañía. El retiro de 130 mil litros de leche UHT de esa fábrica en San José para abastecer el mercado interno desencadenó un paro total de actividades en el lugar. Anteriormente las autoridades de la Cooperativa habían enviado un mail al sindicato anunciando tal decisión que nunca fue respondido. Este hecho provocó la alteración de la leche dispuesta en los silos y las remisiones a planta. Precisamente la planta de Rodríguez es la de mayor capacidad de producción de Conaprole con un tope de 3.200.000 litros de leche en polvo. Además se elaboran quesos y leche UHT. La tecnología incorporada para este último producto costó US$ 4,5 millones y tiene una capacidad de producción de 15 mil litros por hora. “La idea nuestra es que funcione dos turnos de nueve horas cada uno” apostando a mejorar la penetración de la leche UHT en el mercado internacional. México y Filipinas son dos destinos de este producto pero existe también interés de otros países en adquirirlo.

Los trabajadores no perderán beneficios laborales

Teniendo en cuenta que esta máquina suple a dos anteriores de menor calidad y capacidad de producción y siguiendo las recomendaciones de sus fabricantes, el directorio resolvió bajar la plantilla de trabajadores en este sector de 32 a 20. Laborde aseguró que el resto de los trabajadores serán distribuidos en otras funciones en la misma planta y que no perderán salario. “Nosotros estamos abiertos a dialogar” pero desestimó que el padrón de trabajadores que se destinarán al funcionamiento de la nueva máquina no se negocia. Como en el caso de los productores que envían la leche a la cooperativa también para sus autoridades se trata de un conflicto “irracional” donde no se le perjudica el salario ni los beneficios de los trabajadores. La empresa propuso varias instancias de negociación que no fueron aceptadas por el sindicato. Desde que se comenzaron a regir las medidas se alteró “enormemente el normal funcionamiento de las plantas” sostuvo Laborde.

Cayeron los saldos deudores

Como “una bocanada de aire”, abril rompió con las proyecciones pesimistas que se tenían sobre las remisiones de leche a Conaprole, luego de varios meses de retracción. El cuarto mes del año cerró con 3,6% de incremento con respecto a igual mes del año pasado “que fue un otoño bueno” dijo el Ing. Agr. Gabriel Oleggini, Gerente del Área Productores de la empresa. Agregó que este último mes finalizó con buen volumen de leche, excelente composición del producto, un precio de US$ 0,45 por litro para el productor y como consecuencia de este escenario auspicioso también cayeron los saldos deudores “tanto en monto como en calidad de matrícula”. Entrevistado por el colega Danilo Scirgalea en el programa Lechería en el Uruguay de Radio Oriental Oleggini reconoció que esta recuperación fue toda una sorpresa teniendo en cuenta que las lluvias llegaron tímidamente y en forma despareja sobre mediados de marzo luego de seis meses de intenso déficit hídrico. Esta mejora en los niveles de producción se vio reflejada en una disminución de los saldos deudores de los cooperativistas. Mientras en marzo en esta situación se encontraban 238 matrículas que significaba U$ 44 millones, en abril estas cifras cayeron a 178 empresas deudoras de U$ 40 millones. Oleggini reconoció que “hubo mucho corrimiento para adelante”, situación similar a la de los mismos meses del año pasado donde muchas situaciones se definieron en primavera. “Para la severidad que se tuvo en los meses precedentes (…) abril cerró muy bien” y hasta “mejor de lo que esperábamos” y auguró que esta transición continúe de la misma forma y “nos permita salir lo más rápido posible de este momento”.

Claves para una buena producción en invierno

En los primero 10 días de mayo las plantas de Conaprole recibieron entre 4% y 4,5% mayor cantidad de leche que la registrada en el mismo periodo del año pasado. De no suceder nada raro “vamos a cerrar muy bien tanto en volúmenes, sólidos, calidad y precio” señaló el profesional. Mientras hace un mes el foco está puesto en re setear toda la producción de pasturas, Oleggini planteó para este momento tres puntos clave a tener en cuenta. En primer lugar aconseja potenciar la lactancia en plena época de partos. Para obtener buenos resultados es clave la utilización de concentrados que aunque estén caros son estratégicos en este momento porque “acá lo que tenemos que hacer es no gastar menos, sino gastar bien”. En segundo lugar recomienda potenciar la producción de pastos antes de que llegue el invierno y aprovechar la relación muy conveniente “leche con nitrógenos y urea”. También sugiere focalizarse en la eficiencia de los servicios que comienzan en breve y donde se define la producción de leche del próximo año. Para ello es necesario orientar acciones para que el ganado llegue a comienzo de los servicios con buena condición corporal.

Conaprole mantiene parámetros hasta finales de julio

El Directorio de Conaprole definió mantener hasta el cierre del ejercicio el próximo 31 de julio los parámetros de valorización de la leche remitida a planta. Al cierre de la liquidación de abril la valorización respondió a 4,04% promedio de grasa, 3,59% proteína y $ 229,094 por kilo de sólido lo que determinó $ 17,480 por litro o US$ 0,451. Con 100% de aporte de capital lácteo y 20% de calidad el promedio es de $ 17,635 por litro o US$ 0,455. Hay que tener en cuenta que el precio que recibe cada productor responde al promedio de sólidos, aporte de capital lácteo y porcentaje de calidad. https://www.xn--lamaana-7za.uy/

DEJA UNA RESPUESTA