25 de Agosto “198 años de la Independencia de Uruguay

0
477

Asamblea de la Piedra Alta de la Florida.

En dicha asamblea se declaró “írritos, nulos, disueltos y de ningún valor para siempre” los lazos que pudieran unir al Uruguay “con los intrusos poderes de Portugal y Brasil” y “de cualquier otro del Universo”.

A menos de un mes de la Cruzada Libertadora, todo el territorio al sur del río Negro estaba en poder de los patriotas y los brasileños se habían refugiado en las ciudades amuralladas de Montevideo y Colonia. Frente a una casi segura reacción de los desplazados invasores, se hacía necesario nombrar autoridades que organizaran el gobierno del territorio arrebatado al enemigo. Es entonces que Lavalleja convoca a los pueblos para designar representantes que integrarían ese Gobierno Provisorio, que bajo la presidencia de Manuel Calleros, comienza a actuar el 14 de Junio de 1825 en la Florida. Este gobierno convoca a una Sala de Representantes con la presencia de todos los pueblos de la Provincia. Con la convocatoria se establecían las instrucciones para proceder a la elección de los representantes en cada pueblo. Desde los primeros días del mes de Agosto comenzaron a llegar éstos a San Fernando de la Florida. El 20 de Agosto de 1825 queda definitivamente instalada la Honorable Sala de Representantes de la Provincia de la Florida, bajo la presidencia de Juan Francisco Larrobla. De ella surgen cuatro Leyes Fundamentales que se aprueban el día 25:

** Ley de Independencia.

**  Ley de Unión.

** Ley de Pabellón

** Ley de Libertad de Vientres.

La ACEUM no puede menos que homenajear a aquellos protagonistas que se encolumnaron tras el General Artigas en 1811, iniciando un largo camino en el cual el 25 DE AGOSTO DE 1825 marca un hito Inolvidable. Asimismo es justo y necesario recordar que la historia no se detiene ni tiene fin conocido, que el ideario artiguista está vigente y es nuestra guía……cada vez más resplandece el sol de la Patria; si no somos nosotros serán nuestros descendientes los que puedan verlo iluminar en su plenitud depende de nuestra decisión, capacidad y convicción idealista.

ACEUM – UVM

 

DEJA UNA RESPUESTA